Archivo de la etiqueta: Poesía

“La Saeta”


¡Oh, la saeta, el cantar
al Cristo de los gitanos,
siempre con sangre en las manos,
siempre por desenclavar!
¡Cantar del pueblo andaluz,
que todas las primaveras
anda pidiendo escaleras
para subir a la cruz!

Seguir leyendo “La Saeta”

Anuncios

Francisco Marín “De Cañas con Juan Eladio” en Mr. Witt


“De Cañas con Juan Eladio” en Mr. Witt, Presenta Francisco Marín  – Presentación de la Novela “Blanca de Guerra” Publicada por la asociación de Memoria Histórica de Cartagena“Blanca de Guerra” – Un relato histórico con personajes auténticos, magistralmente novelado por Palmis. “Blanca de Guerra”, una novela con dolor no resuelto, arriesgada, que arroja luz sobre la iniquidad de unos trágicos y espeluznantes episodios “nacionales” desconocidos para la mayoría de los españoles. Seguir leyendo Francisco Marín “De Cañas con Juan Eladio” en Mr. Witt

“Clepsidra”


water-clock-edited abeja

“Clepsidra”

Cobayas purpúreas
en la clepsidra de cera.

Cosecha de nubes rojas
en la estación obsoleta.

El tren pasó,
solo un fotograma,
hace tanto…

Sendero (in)concluyente
en la muralla de bocas.

Del otro lado,
un naranjo amargo:
tragicomedia.

Ni soy, ni fui, ni seré.
En verdad,
ser de ausencia,
sombra de fuego,
una playa que se aleja.

‘Ben’ el grande, impertérrito,
entrañado en quimera,
adelanta y retrasa
el latido de afuera.

Solo un fotograma
de cera ardiente,
miel disidente,
lengua tal aguijón.

Tregua en la colmena…

Cobayas purpúreas
en el hexágono lunar.

‘Cuis’ hipnotizado
en la clepsidra de las abejas…

reloj arena libro 3

Texto bajo licencia Creative Commons (c) – Juan Sánchez – 19/7/20145

by-nc.eu_petit

“Ley-endo…”


Azohía Redono
Imagen: autor y edición: Juan Sánchez- Bajo licencia creative commons (c) 2015

“Ley-endo…”

Lector,
contracto, trazos del alma,
-o lo que sea-
empacado el renglón
-quizás torcido-
verso dolido, interlinea-dos,
paraíso imparasitado,
nacido tan, tan, tan viejo.

Lector,
dar distancia al tiempo
-es lo cierto-
mil años y un minuto
descarnado, de raso estrellado.
No era cadáver,
solo un verbo durmiente.

Lector? ya no!,
ahora lo entiendo:
caos fertilizado,
tela de arañas, vibrante
estría del sueño, si, ya, ¡pero no!

El ánima en carne viva,
entonces; ahora
deviene la negación, rabia,
indiferencia, y un perdón?
El alma, -o lo qué sea-
enmudeció desde allá;
está mucho mejor.

De allí los renglones
tuertos de aquí.
De allí el intersticio urgido,
un crujido casi crepuscular;
solo un acaso trastabillado.

En el ojo de la aguja
un perro mínimo ladra
tormentas de pega,
el reloj ruge, y ya partimos…
De azul pajizo pintaré riberas,
en verde –celosía- aquel mar, cejudo
océano sin lecho;
al final solo era eso.

Y ahora tú, así,
laurisilva hechicera
de agua y aire fresco,
de armisticio en el labio;
Bluemoon adormidera.
Disipa la niebla, aviva
el sol, y la hoguera;
del alma imprevista -¡o lo que sea!-
eclípsalo todo, y por lo demás…

Relacionado: “Y llegó la niebla”

Juan Sánchez – 11/7/2015

– Texto e imagen bajo licencia Creative Commons – (c) 2015 –

by-nc.eu_petit

Eduardo Galeano en 14 frases para la historia


Utopía Galeano

El escritor uruguayo, que murió ayer a los 74 años, dejó definiciones que quedarán en la historia

Eduardo Galeano, muerto a los 74 años en su Uruguay natal, tomó el pulso a América Latina y al mundo en su larga carrera como periodista, escritor y dibujante.

Pero el autor también reflexionó sobre el amor, la religión y el fútbol de su club, el Nacional de Montevideo, que tanto le apasionaba.

BBC Mundo recupera algunas de las frases más célebres de uno de los intelectuales más reconocidos del mundo hispanoparlante. Seguir leyendo Eduardo Galeano en 14 frases para la historia

EL Vacío” (La nada) (Actualizado 31/3/2015)


vacio

“El Vacío” (La nada)

El vacío es la mirada sin ánima,
perdida, estéril.
Una lágrima sin horizonte,
hermética, desalinizada.

El vacío son los pasos
que se niegan,
una lucha de esqueletos,
el coraje desteñido, ¡prisionero!

El vacío es el ego
que no cesa, ¡acorralado!
monstruo que devora,
del corazón, la aurora.

Porque todos llevamos razón
¡pero nos equivocamos!
Brindando al sol, desesperación,
nos inmolamos.

El vacío es voluntad
de no ser, virtud de no dar (se)
vicio de (In) diferenciarse.

El vacío es susurro
de garganta en llamas,
gorgorito hacia dentro;
veneno, losa y guadaña.

El vacío es un telón
de cera, una mano
que se aparta,
un abrazo del invierno (Infierno).

Porque somos lo que negamos:
mentiras de madrugada,
las horas más bajas
de carnaval y alba extinta.

El vacío es sucesión
de puntos y a-partes, de paréntesis;
elipsis hacia la nada,
esporas de una máscara.

El vacío: un cometa sin vela:
reguero de luz petrificada.
Una gavina errante
varada en la arena.

Porque el Fénix
no quiere renacer (se),
las cenizas y las sombras se erizan
en esa ausencia reactiva
que, obviamente, nos reclama…

Juan Sánchez – 31/3/2015

“Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo”       – Julio Cortazar –

– Una sugerencia final: pon en marcha el vídeo y vuelve a leer el poema –

“Palabras nunca dichas”


PALABRAS NO DICHAS

No sabía decirlas, no podía;
porque jamás las pronunciará antes,
juntas así.
La angustia la mataba,
imposible aguantar aquel anhelo
que era dolor cruel
de tan agudo.
Y las palabras nunca dichas
fueran el único remedio
en aquel trance
que alteraba su cuerpo:
de la piel, hasta lo más profundo.
Con voz rota ella pide:
¡oh tú, por caridad ayúdame
a decirte que… Palabras…

J.A.Goytisolo

“Perfecta sincronía de las Gymnopédies de Erik Satie con unas imágenes

que parecen jugar, danzar y vibrar en ritmo, color

y sentimiento al compás de esta música escrita para soñar…

¡Una maravilla! Merece la pena verlo hasta el final…”

(Juan Sánchez)