LA CABRA (EL PUERTO) TIRA AL MONTE (AMICHIS) – J.E. Palmis

…Y EL AYUNTAMIENTO DE CARTAGENA PELANDO AVELLANAS

Juan Eladio Palmis | Opinión | Cartagena | Para empezar, quiero informar a nuestros queridos y admirados políticos, que el puerto de Cartagena, dentro de los veintiocho (28) puertos de Interés General que tiene España, Cartagena, su puerto, es uno de ellos. Y la ley, hecha en el Parlamento Español, establece que las competencias de los Puertos de Interés General (caso de Cartagena) son del ESTADO (no Puertos del Estado, nido de los mejores sueldos del país); y tiene las competencias en EXCLUSIVA de ellos (caso de Cartagena).

Y los veintiocho (28) puertos de Interés General (Caso del puerto de Cartagena), forman parte del Dominio Público Marítimo Terrestre Español.

Y dentro del Dominio Público Portuario, solamente se podrán llevar a cabo actividades, INSTALACIONES Y CONSTRUCCIONES, acorde con los Usos Portuarios y Señalizaciones Marítimas. Estando prohibidas todas las obras destinadas a residencia o habitaciones, modificación de vías de transporte interurbano, o las de intensidad de tráfico (caso del paseo de Alfonso XII).

Y los Usos Portuarios tienen competencia en la Organización de Operaciones del tráfico Marítimo y Portuario.

Y los USOS COMERCIALES, EMPRESAS INDUSTRIALES O COMERCIALES cuya localización sea en el Puerto, tendrá que estar justificado en relación al tráfico portuario, o Servicios que preste a los usuarios del puerto (nada dice de turistas ni de poner un puticlub).

Pues bien; la ley es clara y concisa. Y las obras del Puerto de Cartagena (la autoridad, como la honestidad, no la da ningún decreto), obras innecesarias, despilfarro, sueldazos, presupuestos incontrolados, construyendo Plazas Públicas, rompiendo y volviendo a poner pavimentos carísimos sin usar, y un sinfín de regalos y prebendas con dinero público exclusivamente para el postureo y la compra encubierta de incondicionales y beneficios de amichis, actúa con toda impunidad ante una autoridad democrática cartaginesa que, o la ley no se ha hecho para Cartagena, o están aprovechándose del despilfarro económico.

Acabamos de comprobar que la basura murciana está premiada por la maquina de matar y asolar que es la Otan. Acabamos de comprobar, respecto al Mar Menor, que Europa denuncia los males que lo están afectando, pero para poner remedio culpa al propio Mar Menor por dejarse que le tiren las cloacas a sus aguas, y que el dinero que desde años se viene presupuestando, manejado por el Lorzas y un equipo de tránsfugas en fase terminal política que solo tienen en vigor los ganchos, para evitar que le llegue toda la mierda a sus aguas, esté, probablemente, cambiando los pavimentos y los mostradores de los bancos de los paraísos fiscales.

La Cortijá murciana, última tierra española en cuantía de sueldos para los obreros, última tierra española en respetar el medio ambiente; ultima tierra en respetar las leyes en vigor, y última en número mayor de beatos denunciados por abusos a menores y demás irregularidades inmorales y de apropiaciones indebidas, tiene todos los síntomas de que esto va a durar por muchos años, supuesto que aquel dicho de “Mata el Rey y vete a Murcia” que empezó a tener vigor con Fernando III El Santo en el siglo XIII, y, once reyes más tarde, hasta llegar al siglo XV, que puede que Isabel I de Castilla muriera de muerte natural, se mantuvo vigente rey a rey y guerra civil (religiosa) a guerra civil (religiosa) al canto, fue un dicho incompleto.

Porque lo completo del dicho tenía que ser: “Mata al Rey, vete a Murcia, y después que te den un cargo político en Cartagena”.

Salud y Felicidad sin Otan. Juan Eladio Palmis.