CANO VERA CON LOS ANCIANOS DEL SAHARA

REDACCIÓN | Coincidiendo con la Jornada de homenaje a los mayores y abuelos, promocionada por el Papa Francisco, celebrada este pasado domingo, nuestro compañero José Juan Cano Vera, coordinador de Opinión, está tratando de montar una ONG con el objetivo de ayudar a miles de ancianos saharauis que sufren las consecuencias de una guerra con Marruecos, y acampan en Tinduf, una ciudad en pleno desierto argelino, en una situación de extrema gravedad, donde la ayuda exterior llega a cuentagotas.

Cano Vera mantendrá el miércoles una reunión en Torrevieja con miembros de otras oenegés dedicadas a la atención de mayores, especialmente en el campo sanitario y de la alimentación, así como de la iglesia, diócesis de Cartagena-Murcia y Alicante.

Nuestro colega se propone viajar a la ciudad de Orán, una vez tenga cubiertos algunos objetivos positivos, algo complicado en un mundo cada vez más alejado de una realidad genocida. Ayer que se celebró la Jornada de los mayores y abuelos, ningún medio de comunicación oficial o privado se hizo eco de la petición del Papa, salvo un suplemento ALFA-OMEGA que se encarta los jueves en un diario de tirada nacional de Madrid, ABC.

Una pista de una falta de sensibilidad que hace crecer el miedo a escala global. Miles de ancianos mueren en los rincones más podridos del planeta, victimas del hambre, el abandono y especialmente de la frialdad política, que en cambio en otros aspectos frívolos, tienen grandes cantidades de dinero para montar espectáculos decadentes e incultos, hasta en las televisiones utilizadas como arma de guerra psicológica.

En Tinduf se aglomeran aproximadamente unas DOSCIENTAS MIL PERSONAS, casi el cuarenta por ciento cumplen los sesenta años, en situación infrahumana. Si llegaba hasta hace un año ayuda para atender a los niños, a cargo de del pueblo español, sobre todo en verano, una labor humanitaria digna que en la región murciana tiene solera y sentido de la dignidad, pero el problema es una drama total, hasta el gobierno feminista incumple y se vuelca con Marruecos.

Portada: Campamento de refugiados saharauis en Tinduf, Argelia.