Alemania sube al nivel máximo la alerta ante cortes de gas

  • Pide racionar la luz y no usar el coche

Redacción | Externas | Alemania pasó el 23 de junio a la etapa 2 de su plan de gas de emergencia nacional de tres niveles, y ahora comienza su nivel 3, ahora que Rusia ha cerrado su gasoducto Nord Stream 1, por labores de mantenimiento.

Rusia interrumpe el flujo de gas a Alemania durante diez días por mantenimiento en el Nord Stream 1 y ha estallado el pánico en el país.

En este nivel, se incluyen medidas como: racionar la electricidad, que los ciudadanos acorten el tiempo de la ducha, bajar 2ºC la calefacción y el aire acondicionado, apagar los electrodomésticos durante la noche, no mover el coche cuando sea prescindible o haya alternativa, y volver al carbón.

Toda Europa aguanta la respiración por si Putin decidiera cortar definitivamente el flujo de gas a Alemania, lo que podría suponer una grave crisis energética, incluso antes del verano. Habrá que ver si se pone en marcha dentro de 10 días o no. No solo es Alemania, la Comisión Europea ha pedido a todos los países miembro que preparen sus planes de contingencia en caso de falta de suministro energético.

Por eso, Alemania está trabajando para prepararse para una posible reducción permanente o interrupciones o paros causados por las tensiones entre el este y el oeste por la guerra en Ucrania, las sanciones y las contraamenazas.

Estas son las tres etapas, establecidas por el Ministerio de Economía de Alemania, como contexto para un posible paso a la etapa tres en cualquier momento en el futuro.

1. FASE DE ALERTA TEMPRANA

– Esta etapa se activó el 30 de marzo. La condición era que existieran «indicios concretos, serios y fehacientes de que puede ocurrir un evento que probablemente lleve a un deterioro significativo de la situación del suministro de gas y probablemente al nivel de alarma o emergencia».

– Los operadores de sistemas de transmisión de gas (TSO), que administran las redes, comenzaron a actualizar al Ministerio de Economía de Alemania sobre la situación del suministro.

– Los TSO de electricidad también comenzaron a coordinarse para mantener las redes estables en caso de que el gas a las centrales eléctricas caiga y corte su producción.

– El gobierno comenzó a informar a la Comisión Europea sobre posibles medidas adicionales o su retirada.

2. FASE DE ALARMA

– Esta etapa se activó el 23 de junio después de que los volúmenes de Nord Stream 1 cayeron un 60 % debido a un problema de reparación de la turbina.

– El texto oficial decía que «hay una interrupción en el suministro de gas o una demanda excepcionalmente alta de gas que conduce a un deterioro significativo de la situación del suministro de gas, pero el mercado aún puede hacer frente a esta interrupción o demanda sin la necesidad de adoptar medidas no basadas en el mercado».

– El Ministerio de Economía de Alemania no llegó a activar una cláusula que podría haber permitido a las empresas de servicios públicos transferir los elevados costos de la compra de gas en el mercado spot para cumplir con las obligaciones de suministro a los hogares y la industria.

– Una ley aprobada por la cámara baja del parlamento el 7 de julio y aprobada por la cámara alta el 8 de julio incluía opciones para lanzar un mecanismo de precios compartidos para atraer a todos los consumidores en lugar de permitir que los precios más altos afecten a sectores individuales y partes de la cadena de valor. de manera descoordinada y dañina.

3. FASE DE EMERGENCIA

– Esta etapa se activará cuando «exista una demanda de gas excepcionalmente alta, una interrupción significativa en el suministro de gas u otra situación de suministro importante y se hayan implementado todas las medidas de mercado pertinentes, pero el suministro de gas sea insuficiente para satisfacer la demanda de gas restante». por lo que es necesario tomar medidas adicionales no basadas en el mercado, en particular para garantizar el suministro de gas a clientes protegidos».

– La intervención estatal entra en acción porque los fundamentos del mercado ya no funcionan, lo que significa que los suministros de gas deben racionarse.

– Esto lo hace el regulador de la red alemán, el Bundesnetzagentur, que tiene la tarea de asegurar la «demanda vital de gas con especial consideración de los clientes protegidos y minimizando los daños indirectos».

– En términos generales, primero se restringe el suministro a la industria, mientras que los hogares y las instituciones críticas, como los hospitales, continúan recibiendo el gas disponible.

El Español