HIDROGEA: “DUDAS RAZONABLES” – J. Sánchez

Cartagena: ¡¡Hidrogea nos roba!!… los políticos lo saben y, en complicidad, consienten.

Juan Sánchez | Opinión | Corrupción | Cartagena | Estamos preparando un extenso informe donde, a priori, se verán reflejadas las actuaciones, incluso judiciales, que la asociación ciudadana ASEPUCAR viene ejerciendo desde la década de los 90, encaminadas a ‘iluminar’ los turbios ‘tejemanejes’ de la comercial HIDROGEA, anteriormente AQUAGEST.

Una empresa señalada judicialmente en la operación anticorrupción “Pokemon”, instruida por la magistrada del nº 1 de Lugo, Pilar de Lara, como “organización ilícita”. Señalamiento, investigación e imputación de diversos responsables de Hidrogea, entonces Aquagest, más los necesarios cómplices políticos, a lo ancho de nuestra geografía nacional, incluida la ex-alcaldesa de Cartagena Pilar Barreiro, que fueron resueltos con un duro castigo hacia dicha magistrada, apartándola de su juzgado por la vía del “no te metas donde no te llaman”.

Sucia maniobra desde poderosas influencias económicas, que consiguió tiempo para desmembrar la operación judicial, Caso Pokemon, en diversas piezas separadas, repartidas por diferentes juzgados de competencia territorial, hasta lograr la desestimación de alguno de los procesos; unos por falta de ‘pruebas’, otros por obsolescencia programada –caducidad a la carta–, en esta nuestra nación con ciertos magistrados de cuestionable honorabilidad, en casos tan flagrantes como señalados por corrupción político-empresarial.

Será un decálogo con nuestras “dudas razonadas, razonables”, en la firme sospecha de que algo se cuece que apesta en los salones del palacio consistorial de Cartagena, y no son michirones precisamente. Algo huele a podrido de puertas adentro en el ayuntamiento portuario cuando nadie quiere meter mano a las cuentas de Hidrogea, eternizando su monitorización –Algo tan simple como tender un cable de datos informáticos–, aplazando sine die la fiscalización de sus gestiones on-line. Cosa que pareciese lógica en un municipio tan relevante como el nuestro, con una facturación anual de 72 millones de euros por los servicios del agua. Pero, al parecer, los haberes de los sufridos cartageneros son el botín pactado –corporación tras corporación–, con esos corsarios patentados por estos politicuchos al mando de la nada, o ¿a cambio de qué?.

Precisamente, desde esas dudas razonables, y haciendo valer la máxima de transparencia legal repetidamente violada, tanto por el consistorio como por la empresa, nos legitimamos en la certeza de que las cuentas no deben estar muy claras cuando se empecinan en ocultarlas. Es por ello que afirmamos razonablemente:

Cartagena: ¡¡Hidrogea nos roba!! y los políticos lo saben y, en complicidad, consienten. De no ser así, que pongan a disposición de los cartageneros absolutamente todas sus cuentas. Pero no en una comisión municipal de investigación para aburrirnos y no investigar na de na, que ya nos conocemos y tan ‘cortitos’ no somos, y a la hemeroteca nos remitimos, ¡asqueros@s!... Está claro, verdad.

HEMEROTECA. SELECCIÓN:

Juan Sánchez, editor.