«A LA SOMBRA DEL MIRAL» – J.L. Sánchez

Esta interesante, intrigante e indispensable novela con datos históricos sorprendentes y desconocidos, «A LA SOMBRA DEL MIRAL», será presentada por el propio autor: José Luis Sánchez, el próximo viernes 27 a las 19.30 en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Cartagena.

José Luis Sánchez | Cultura | Cartagena | Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid”. Al escribir esta novela, me empleo en desempolvar y reivindicar el conocimiento de una serie de cosas que han formado el paisaje cultural de la Comarca Natural del Campo de Cartagena: la sabina mora, la jara de Cartagena o la manzanilla de Escombreras. También los trovos, el Asiatico o el Espín, tan mortífero y letal como fantástico y falso. Las labores de la lluvia, el mal de ojo o las tostadas de ajo “restregao”.

En ese ánimo de recuperar la Historia, el lector advertirá, por ejemplo, que a la Sierra Minera de Cartagena y La Unión la cito como Sierra de San Ginés, que es el nombre que tuvo durante siglos hasta que en el XIX Starico se hizo con el Monasterio y sus tierras y empezó a diluir la figura y las tradiciones del santo, hasta que casi desaparecieron. ¿Quizá no quería Starico gente en sus propiedades? Lo cierto es que desapareciendo primero la Feria, luego la Romería y por último el nombre, tanto de la Sierra cómo de la Dehesa que hoy llaman Novo Cartago, en honor a cierto “desarrollo” urbanístico.

Otro topónimo que también reivindico y que advierto, cuando lo leáis, no es una errata en el texto, se trata del de la Isla del Siervo, tal y como se encuentra en antiguos mapa de nuestro Mar Menor y no Isla del Ciervo. Quizá, nuestra isla haya sido víctima de ese ceceo tan particular de nuestra zona, pero al revés. En el que una cerveza fresca se convierte en una servesica.

Esta novela también quiere ser una llamada de atención para colocar al Monasterio y el Miral en el mapa, impedir que el olvido por un lado y la desidia por otro, acabe por dejar desaparecer una de las joyas más preciadas de nuestros últimos veinte siglos de historia. Darle visibilidad y apuntar que en esas paredes vacías y destartaladas hoy, se puede colgar mucha historia, no solo de Cartagena, sino de España.

He hablado mucho de Historia, pero quiero recordar que se trata de una novela, no de un libro de Historia, por lo que el lector no debe esperar un total rigor histórico. Sí que garantizo que tiene más rigor histórico que por ejemplo, los libros de Historia que el Gobierno regional aprueba para las aulas de nuestros hijos.

Pero la novela que presentaré el próximo viernes 27 a las 19.30 en la Real Sociedad Económica de Amigos del País tiene mucho más, y más historias, tal como podréis comprobar en la sinopsis de portada de A LA SOMBRA DEL MIRAL.

Siguiendo las pistas de antiguos manuscritos medievales sobre un santo de leyenda, un arqueólogo del tercer Reich cree adivinar detrás de esta figura creada a través de los siglos, el camino seguido por el Santo Grial hasta desaparecer bajo el polvo de los siglos.

Semanas antes del comienzo de la Guerra Civil española su búsqueda le lleva a los pies del Monte Miral para una campaña de pocas semanas que acabaran convirtiéndose en casi tres años. Los que dure la Guerra de España.

Vividos estos tres años en parte, en la principal base naval de la República y en parte, a orillas de una gran albufera junto al monasterio, casa del santo al que persigue. Conocerá no solo a aristócratas, intelectuales, criminales, espías, personajes pintorescos o borrachos irredentos, sino la verdad que busca y al amor de su vida.

En paralelo, el comisario Sánchez Montes y su familia compartirán el destino del arqueólogo, al menos en el tiempo, cruzando sus vidas en momentos puntuales con el alemán, ya fuese unas veces en Cartagena u otras en Los Nietos.

Mientras uno vive en la nebulosa de la leyenda y el misterio, los otros lo hacen en la niebla y el humo de la guerra. Testigos de un tiempo de muerte y horror, pero también de hambre y privaciones que agudizan el ingenio de unos zagalicos que viven su largo verano del 36 a orillas del Mar Menor.

Transitando por esta novela, el lector será testigo de asesinatos, fusilamientos, bombardeos, sabotajes y conspiraciones en la convulsa Cartagena de nuestra guerra. Pero además se sumergirá en las leyendas del patrón de la ciudad y el misterio del monte mágico que se eleva majestuoso junto al monasterio de San Ginés de la Jara.

A la espera de veros disfrutar con la lectura de “A la sombra del Miral” Salud y Felicidad desde Cartagena de Levante