EDITORIAL: INFANCIA  ROTA

EDITORIAL | Los documentales ALL THE SOULS  que hemos conocidos coincidiendo con el DIA UNIVERSAL DE LA INFANCIA denuncian los rotos derechos de los niños, nos acercan, no del todo, a la cruda realidad, la violencia animal del corte del clítoris femenino, a los brutales abusos sexuales a niños/as que se producen en el ámbito familiar, la mitad, cuyos efectos sicológicos y físicos explicaba recientemente una menor, Sara, a la ONG global SAVE THE CHILDREN. Sara es la voz trémula de los entre 800000 y 1600000 pequeños victimas de algún tipo de violencia total, entre un 10% y un 20% general en España.

El director general de la ONG Andrés Conde, ha manifestado que los abusos sexuales hacia la infancia  se han analizado 400 sentencias judiciales de casos de violencia sexual, física y mental, a menores. Deja datos nada alentadores, un 45% se producen entre los 12 y los15 años, pero la edad media en la que los niños o niñas comienzan a ser víctimas es cada vez menor y el dato más duro, crispante,  casi el 70%  son niñas y adolescentes, y solo el 15% denuncian.

Algo no marcha bien en esta nación cada vez mas violenta y permisiva, gobernada por 14 ministras de una coalición que al parecer solo se ocupa del feminismo radical y la violencia de género en los que los varones somos todos sospechosos, abriendo en canal a una sociedad en las que las familias rompen rápidamente. Y tomen nota, la presidente del Congreso de los Diputados también es mujer y feminista radical, así como la presidenta del Senado, ambas de populistas. Es un pésimo síntoma que los abusos sexuales, en la iglesia también, más en el sector masculino, se practiquen en el ambito familiar, unas  3000 denuncias de un total de 5685, otros miles se silencian por miedo o falta de medios y recursos que debieran  generar las autoridades políticas y legislativas. Algunos dirigentes opinan que es fruto de la pandemia, la culpable de todos nuestros males, de ayer y hoy. Y otro dato duro, 2.000.000 de niños viven en plena pobreza, marginados, 600.000 en circunstancias de hambre. Todo un mundo que en ocasiones excesivas derivan a las drogas, el alcohol, la delincuencia impuesta, la prostitución sumergida para salir de la ruina y la enfermedad mental. Eso sí oyes campanas de victoria la propaganda vacía que nos toma por ignorantes, el pueblo desarmado de promesas. Pero todos iguales, se acumula de siglos, no se avanza a velocidad de crucero, sino de nave al garete.

EPÍLOGO.- Y queja. El daño supuestamente calculado de algunas televisiones, es denunciable, los horarios para nuestros hijos y nietos no se respetan, y la frivolidad y el sexismo vulgar que escupen las pantallas hacen un daño preocupante. Y las redes sociales sin escrúpulos. Se entra fácilmente en Google y otras operadoras, se teclea PORNO y la brutalidad sexual agita las mentes de los menores. Tengo, tenemos pruebas, y se  sabe. Un nieto lo  aprendió en su cole. Me lo contó en su ingenuidad asombrado por el tamaño de un pene y los revolcones homosexuales en grupo. Permisividad, y disparar, como las cadenas VIAJAR,DMAX, ODISEA etc. que dedican cientos de horas  sobre los horrores del fascismo europeo, pero ni un minuto al comunismo asesino. Nada de Venezuela, Rusia, Nicaragua. Bolivia, Corea del Norte, Bielorrusia, y regímenes salvajes del mundo árabe, eso sí, horas enteras informando de la NUEVA CHINA, países en los que los niños son explotados en trabajos inhumanos, duros, y mujeres de jornada de sol a sol. Los socios de Movistar tendremos que protestar o darnos de baja. Nos manipulan colectivamente. Huelen a dictaduras.

  • SURESTE PRESS / VEGA MEDIA PRESS