«Crónicas de Tudmir (IV)» – Mar Menor

“Platicando en la Trinchera” -9 de noviembre 2021-

Soledad Garaizábal | Redacción | En una nueva cita con la actualidad de Cartagena y fieles a su intención de abordar sin censura temas importantes para nuestra ciudad, este martes 9 de noviembre se celebró en el Café Mister Witt ( C/ Tolosa Latour, 4), la cuarta de las tertulias “Crónicas de Tudmir. Platicando en la trinchera”, que  giraba en torno al problema del estado del Mar Menor.

Dispuestos a desenmarañar el hilo de las acusaciones, se sentaron a la mesa de debate Aureliano Rodríguez y José Luis Sánchez, investigadores de la historia de Cartagena, Diego Conesa, un pionero de la agricultura ecológica que aporta sin censuras su particular visión de los problemas regionales,  Juan Sánchez, director de Sureste Press e impulsor de las Crónicas de Tudmir, Juan Eladio Palmis, con su personalísimo y enriquecedor punto de vista y la periodista Soledad Garaizábal, que moderó y presentó el acto.

El deficiente funcionamiento de las depuradoras, una red de saneamiento y alcantarillado que no que no es capaz de aliviar las demandas que, en periodos vacacionales, crece exponencialmente, las escorrentías procedentes de la minería, las filtraciones de la agricultura y la ganadería, planes urbanísticos desarrollados sin pensar más que en el beneficio inmediato y una inoperativa clase política, han terminado por escribir una sentencia a muerte para una de las mayores joyas de nuestra Región, inigualable en toda España.

Desde Tudmir se defendió a los agricultores, a los que desde los medios de comunicación se viene criminalizando como únicos causantes del mal estado del Mar Menor y a los que una manipulada opinión pública acusa como únicos culpables. Somos conscientes de que ninguna actividad humana es inocua, así como de los altos niveles de eficiencia y compromiso medioambiental de las empresas de nuestro sector primario.

Aprovechamos el debate para hacer frente a algunas de las falsedades que, con frecuencia, se repiten, como la sobreexplotación de los terrenos por los ciclos constantes de la rotación de cultivos o el uso excesivo de fertilizantes, que en el campo de Cartagena se sitúa muy por debajo de la media nacional. Además, se hizo hincapié en los altos niveles de fósforo hallados en el análisis de las aguas, recordando que este elemento químico no procede de las explotaciones agrarias sino de las heces humanas y las aguas negras que un saneamiento urbano deficitario acaba por volcar sobre la podrida perla  regional.

El problema tiene un origen muy diverso y las soluciones pasan por decir las verdades pese a quien le pese, incluidos los miles de murcianos que acuden a las manifestaciones con sus pancartas pero no renuncian a poder seguir tirando de la cadena el próximo verano.

Las Tertulias están abiertas a quien quiera participar, se buscará la pluralidad ideológica, se respetarán todas las opiniones y se garantizará la libertad de expresión. Además,  se aceptan sugerencias con respecto a los temas a debatir, para lo que habrá que ponerse previamente en contacto con Sureste Press, para que podamos programar los debates con la calidad  que el público merece.

  • Sureste Press.