LLEGAN AUTORES AL CONCURSO DE POESÍA

Cultura | Literatura | Ha tenido impacto informativo y cultural este PRIMER CONCURSO NACIONAL DE POESÍA «JOSÉ MARÍA CANO», que será fallado a finales de enero, lo demuestra el hecho fehaciente de que nos  llegado una decena de trabajos de autores de varias provincias españolas como Andalucía, Región murciana, Valencia, Madrid, Extremadura y Galicia y uno desde  la ciudad francesa de Perpiñan. Previa selección de las obras iremos insertando algunas de ellas, como  hacemos hoy…

"Envuelta en pétalos y sal"

Resistí, con angustia misionera,

una brecha insondable; relegada,

en mi pecho de esclava atormentada

hoy maldigo esa etapa prisionera.


Entre pétalos, sobria primavera,

ternuras de jardín a la alborada,

añicos de cristal, aunque amparada;

postergo las mortajas de aquella era.


Encerrado el futuro en un pañuelo,

estremecen anhelos e ilusiones:

incansable esperanza sin consuelo


deseos de vivir sin mil perdones,

deseos de vereda en terciopelo,

ser libre, orgullo para las naciones.

Autora: María T. F.
"CAVERNA"

De tantos versos

escritos por doquier

ninguno alcanza siquiera

a esclarecer el pesado sentir

de mi alma ajada

en búsqueda inocua,

ansiada enmienda.


Mi yo más profundo

persigue la vida

perdido en la incógnita,

en la tenue salida

de la cueva de la que tanto se habló

cuando tantos buscaban dar

paz a cada respuesta.


Desato nubes torcidas

en nudos de incomprensión,

alegorías platónicas donde

rayos de sol perfilan sombras

de enormes vacíos altivos que,

en aspavientos

rasgan bellas costuras

que jamás fueron a medida,

más bien disfraces desatinados y mates.


Entre tantos versos henchidos

por ajenas glorias contrahechas,

apenas uno es filamento

ilusorio en utopía;

lo repito y lo desdoblo,

me desdigo en la impresión,

recompongo la impostura,

desalojo la oración, …


En años de compañía puedo

al fin casi exhalar tres palabras

al salir del escondrijo

con el doloroso sol de frente:


“Vida 

en 

calma”.  


Las tres vibraciones quedan

en el viento mientras yo,

agotado,

retorno a mi caverna.

Autor: Emilio S. P.

"Los que sobran"

Una plaza de la ciudad
en una ciudad cualquiera.
Santiago.
Pisé tus calles ensangrentadas por la revuelta.
Viví la lucha por la dignidad.
Vi sangre manar de tus ojos,
muertos en esquinas,
desaparecidos que volvieron quebrados,
otros, que perduran
solo en el recuerdo de los vivos
aguardando, sin esperanza,
el cruce de una puerta que les regrese.
Gente torturada que, lejos de huir,
florece entre los sueños
que no pudieron aplastar
las botas militares ni la culata del fusil.
El guanaco empapando las calles
arrasando a su paso
cuerpos en madejas desmadejadas.
Vi manifestaciones
de padres e hijos marchando en paz
y la represión del poder temeroso al cambio.
Viví en lucha desigual,
pobres hermanados pidiendo justicia
y acceso al pan. Ollas comunes
que alimentan barriadas
olvidadas por el político de turno
que sólo aparece en campaña electoral.
Veo el miedo que destella
en la pupila del inmigrante
ante el futuro que ofrecen las urnas.
Me veo a mi misma,
extranjera de nacionalidad ambigua
en un país que rezuma rencor
a todo lo que huele a conquista.
Se impone el nazismo con fuerza,
avanza con furia desmedida
enalteciendo la pureza de la patria
en forma de odio a todo aquello
que cruza las fronteras de los hombres,
jamás las del misterio.
Yo pisé las calles por segunda vez ensangrentadas.
Creo en la lucha del pueblo,
pueblo soy, del pueblo vengo,
Cantaré el baile de los que sobran
sabiendo que no sobra nadie.
Seré parte de esos ilusos que dan la vida
por la utopía de la libertad.

Autora: Dolores L. P.