NUNCA DEJARÁ DE SER CATEDRAL

José Luis Sánchez | Opinión | Cartagena | Cuando nuestros visitantes vean en el graderío de nuestro Teatro Romano las ruinas de la Catedral, no podemos ser simplistas y decirles que se destruyó en la Guerra Civil. Porque no es cierto.

Sí, es cierto que se vio dañada por las bombas ítalo germanas al servicio del nacional catolicismo sublevado contra la República, pero los daños no fueron devastadores; afectaron a la parte superior del muro norte y a una cuarta parte de la cubierta.

También es cierto que una semana después de aquel 18 de julio del 36, la inmensa mayoría de los imbéciles de la región se dieron cita en Cartagena para asistir al entierro del primer miliciano muerto en la toma de Albacete y, de paso, quemar todo el patrimonio religioso de Cartagena que pudieron. De la Catedral, se salvaron los Cuatro Santos de Salzillo a hombros de militantes de las Juventudes Socialistas que consiguieron ponerlos a salvo en el Ayuntamiento y la Virgen del Rosell que pasó la guerra en casa del cronista de la ciudad don Federico Casal, director de la operación de rescate.

Pero la auténtica destrucción de la Catedral no es obra de nazis ni fascistas italianos, ni de imbéciles exaltados de toda región. El auténtico responsable de la destrucción del templo es el Obispado de la diócesis de Cartagena huido a Murcia.

Recuerdo de crio,  al final de los años 60, haber ido algunas veces a recoger a mi hermana pequeña a la guardería que tenía su sede en la Catedral. Me acuerdo de subir las escaleras de la sacristía, de la que hoy solo queda el arco de entrada, para desembocar en el patio de recreo de los críos. Un espacio grande de grandes losas en damero de mármol blanco y negro. Los críos correteaban por todos sitios, subían a un púlpito de mármol blanco, hoy desaparecido.  Jugaban a la “Pilla” teniendo como “casa” el famoso brocal del pozo de San Leandro, hoy roto, o se acunaban en la pila bautismal donde el “deán” de la catedral, Paco el “Nabo” último morador del templo, hacía la colada, hecha pedazos a día de hoy.

Pocos años después volví a la Catedral, esta vez los domingos, para asistir a las “intimas” eucaristías que allí de celebraban. Pero un buen día, la Catedral se cerró y el Obispado puso en manos del Ayuntamiento el edificio. Se hicieron excavaciones, para las que se retiraron del suelo aquellas grandes losas blancas y negras, de las que se decía que bajo cada losa blanca descansaban cuatro cuerpos, también se retiró el púlpito que sería lógico imaginar, que sería trasladado al depósito municipal. Aunque desgraciadamente, en esta ciudad, lo lógico sea pensar que desapareció.

En los años 50 del pasado siglo, mi padre se aficionó a la fotografía y además de inmortalizar a su familia, sacó la cámara a pasear por Cartagena. De ahí estas dos fotos de la cabecera, inéditas, de nuestra catedral, en las que vemos el estado de la torre del campanario, convertida hoy, como le gusta decir a nuestra alcaldesa, en “ruina bella” Yel famoso púlpito desaparecido. Pero también hay algo curioso en estas fotos ¿podría ser un intento de restauración del templo? Resultan curiosos esos “encofrados” en donde estaban los arcos que hoy descansan en lo alto del Castillo de La Concepción. ¿Sería posible que esos encofrados correspondan a un intento de restauración que nunca se hizo?

Resulta raro que al acabar la Guerra Civil se reconstruyeran todas las catedrales del país. ¿Todas?  ¡No! En una ciudad poblada de irreductibles españoles que resiste todavía y siempre al opresor, con la verdad y la razón como armas, aun no se ha reconstruido su catedral, 82 años después. ¿Por qué?

¿Por no querer reconocer sus obispos la casa de la Sancta Mater Ecclesia Carthaginensis in Hispania? ¿Para poder el obispado regularizar como catedral una iglesia grande que no se conforma con ser lo que es; la concatedral de la diócesis de Cartagena?

Se ha despreciado demasiado tiempo a nuestra catedral y su histórico pasado. Se ha despreciado demasiado tiempo el deseo de muchos cartageneros de volver a  rezar entre sus muros. Se ha despreciado demasiado a los cartageneros y se les sigue despreciando.

Pero es mucha la fuerza de un grupo de cartageneros: la Plataforma Virgen de la Caridad. Gente que no se amilana y a la que le gusta llamar las cosas por su nombre. ¿Qué habría sido de nuestra catedral de no ser por ellos?

Sería una “ruina bella”, otra sala del Museo del Teatro Romano, un simple “mirador” sobre las gradas del teatro. Y contra eso, con lágrimas de impotencia, intentaba Pepita explicar a la entonces consejera de Cultura y ahora alcaldesa de Cartagena que nunca lo aceptaría y menos después de más de 20 años luchando por volver a entrar en la catedral de Cartagena tal y como era, tal como debe ser.

 No nos vale a los cartageneros chapuzas ni apaños en este tema. Trampantojos ni pegatinas. No queremos ser innovadores, porque en ninguna parte del  mundo  se ponen vinilos. ¿Que hacer una réplica del altar de la capilla del concejo sería un “falso histórico?

Pues que sea un “falso histórico”. Cultura no los permite en Cartagena, como vimos con el proyecto de construcción de las Puertas de Madrid que nunca llegó a ejecutarse, pero en Murcia sí, no hay más que ver el Palacete Ponce en el Malecón; una réplica del antiguo edifico con algunos elementos originales del desaparecido edificio original.

Mientras todos cumplen con sus obligaciones y empiezan a respetar el sentimiento y los deseos de los cartageneros. Salud y Felicidad desde Cartagena de Levante.

  • – Imágenes Inéditas de la Catedral de Cartagena.
  • – Foto edición: Juan Sánchez.

___________________________

“A diferencia de otros medios, en SURESTE PRESS mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 2 euros al mes, apoya a SURESTE PRESS”. ¡Suscríbete!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s