EL  DOMINGO, JORNADA MUNDIAL DE LOS ABUELOS

INFORME

ROMA | SURESTE PRESS | Mayores cum laude, el Papa Francisco nos alienta a compartir sus vivencias, sus duros problemas económicos, sociales, personales y familiares en una creciente soledad que en los países europeos es una epidemia, lo hemos notado en nuestras carnes, aquí en España, aquí en nuestra comunidad −sin residencias suficientes para atender las 8.000 peticiones de ingreso− y hasta en los pueblos en donde el relativismo, el pasotismo, y el egoísmo no abundaba. Algo duro nos fustiga, un error, porque sin mayores no hay futuro, pues con sus experiencias han de “cuidar las raíces, las buenas tradiciones, transmitir fe en los jóvenes y cuidar a los pequeños”, ha manifestado en obispo de Roma.

Este domingo que llega, 25 de julio se celebra la PRIMERA JORNADA MUNDIAL DE LOS ABUELOS Y LAS PERSONAS MAYORES, instituida por el sumo pontífice cerca de la memoria litúrgica de san Joaquín y Santa Ana, abuelos de Jesucristo. Se trata de algo clave para cimentar un mundo más humano y justo, un presente y un futuro en el que cada uno de nosotros no vaya por su lado y al final nos perdamos todos en una sociedad cada vez más permisiva en el ataque permanente a la paz, a los principios y derechos  humanos.

En España, durante las cinco oleadas de virus, las personas mayores han ido cayendo, defenestradas, sin que los famosos “escudos sociales” hayan funcionado, porque no se han creado y los negocios asistenciales sean investigados a fondo. Y es más, están levantando las sepulturas y los recuerdos ignominiosos de la pasada guerra civil, de los abuelos, como arma política, cuando lo que esperan los españoles es paz, concordia y diálogo. Hemos entrado en la dinámica repugnante del TU MÁS QUE YO.