OBISPOS REBELDES Y LA IGLESIA DE LOS INDULTOS

EL SERMÓN

Colectivo Opinión Pública | Palabra de pensadores honrados  que en SURESTE PRESS fuimos los primeros a escala nacional en mencionar ese dogma total , eclesial, de que los pecados se deben confesar, pedir perdón, cumplir la penitencia y propósito de la enmienda para que no sea un chanchullo, como los indultos. Pues nos  deben leer en las altas esferas −este es un diario digital todavía virgen− porque en días distintos dos diarios han calcado la frase, claro que en otros colegas habrá gente versada. No lo dudamos.

Por ejemplo, en el periódico de las tres grandes letras del abecedario con el título “LA IGLESIA DEL LOS INDULTOS” escriben que el presidente del PP coincidió hace tres días con Carlos Oson, en el Congreso Mundial de la Justicia presidido por el rey, y que allí el  arzobispo madrileño se despachó diplomáticamente coincidiendo con los que creen en la doctrina de al César  lo que es del César y al dios lo que es de dios. También sobre la doctrina de pecadores.

Pero la cosa no ha quedado así como así, el nuevo arzobispo de Sevilla, Ángel Saiz Meneses ha largado con mucha mano izquierda con otra frase divina tal como “A la Iglesia no le corresponde aportar soluciones técnicas a problemas económicos o políticos, sino ofrecer principios inspirados en los Evangelios −como, decimos nosotros, la Constitución de todos los cristianos− que es nuestro campo”. Advertimos que monseñor hasta hace pocos meses tenía su rebaño en Tarrasa, lo que le da más valor a sus palabras.

Este digital tan respetuoso con todas las ideas, espirituales o no, nos gustaría que nuestro querido prelado se pronunciara sobre el tema, ya que cerca de un millón de catalanes son originarios de la región murciana, y sus herederos. No es  que pretendamos introducir el virus  catalán en la diócesis, es simple curiosidad sin guardar colas .Damos la idea, regalada, a  los colegas de misa dominical. O que los hijos de la UCAM den un paso al frente, los vemos como amortiguados, ya los kikos son los que fueron, una delegación de la Roma financiera.