LA  LUDOPATÍA AZOTA A LA REGIÓN

Redacción | Parece imparable, la ludopatía  azota a la Región fuertemente, hasta el punto de que en zonas de EL PALMAR se practica con mayor intensidad que en la misma ciudad de Barcelona, según fuentes consultas por  SURESTE PRESS, la mayoría profesionales del mundo de la sicología. El problema, tal como una droga, vicio o enfermedad, no termina de atajarse porque además cuenta con fuerte apoyo económico y financiero no solo nacional sino internacional.

La ludopatía o adicción al juego está clasificada dentro de la adicción sin sustancias, sin embargo tanto a nivel cerebral como emocional son tratados como una adicción con sustancias farmacológicas con apoyo de profesionales de la sicología. La situación en la comunidad autónoma empieza a preocupar seriamente a las autoridades locales y regionales.

La ludopatía termina generando problemas muy graves, como económicos, financieros, familiares, ansiedad, trastornos depresivos, estado emocional intenso y permanente, cambios de personalidad y conductas laborales negativas.

En estos momentos estos garitos donde se juegan millones de euros, apuestas y máquinas, están sin controlar debidamente, férreamente. Recientemente se ha abierto un debate parlamentario, y en este sentido ha sido IZQUIERDA UNIDA, su portavoz, el ministro Garzón,  quien ha planteado, en dos ocasiones, unas medidas concretas para evitar abusos de las casas de juego, legales y otras ilegales escasamente conocidas, frecuentadas incluso por gente joven. En el ranking nacional, nos informan, la región murciana figura entre las tres más afectadas, como el consumo de droga dura en la ciudad de Molina de Segura.