PENE O CLÍTORIS – “Todas, todos, todes”

PIE DE FOTO | Ya podemos elegir, hasta las criaturas de doce años, y sin prescripción médica que para eso  están los jueces fatigados de trabajo, hasta las cejas, aquí en Murcia. La Ley Trans es ya podemita con el apoyo de la Moncloa, es la tira padre, el avance social más urgente de este país alegre y confiado, puedes cambiar pene por clítoris, sin echarlo a suertes. Enhorabuena españoles!!

El maestro HUGHES escribe un artículo antológico, mejorando lo presente en ese digital que opina que avanzamos en las jubilaciones: “Esta ley de Irene Montero supera el condicionamiento biológico de ser hombre y mujer, que para eso eran una CONDICION, naturalezas, formas de ser… Hombre y mujer, por tanto  serán casillas de los  formularios, nada más. Este “avance” parece que deja al varón  a solas con su ser, con su “identidad”, como la BIO vacía de una APP que exige ser llamada, pero hay, sobre la biología y sobre la cultura una categoría inderrocable que es solidísima, más de lo que dan las células o los roles, ser socialista.”

Otro si. Las feministas de la vicepresidenta Calvo, y las que lo son de verdad, se han llevado un  chasco, no se habían percatado que la élite podemita vive el sexo como con cierta carga de patología que ya sentenció la ministra Irene con una frase legendaria en el Parlamento, atentos al parche: “ME VOY A LA CAMA CON QUIEN ME DA LA REAL GANA”. Ser trans, homo, macho alfa o virtuoso manual, naturalmente puede elegir. El gobierno español ha iniciado una revolución humana, el pene es  cercenable y soslayable, y el mítico clítoris ha  decaído, como en ciertas naciones árabes. Dicho con mucho cariño.

La pregunta que nos hacemos es el número de tratamientos de los divinos órganos humanos, quien ganará en el futuro hogar hispano. No es ironía sino estadística, apostamos por el crecimiento machista.

  • SURESTE PRESS.