UNA TV POPULISTA

PIE DE FOTO | Uno de los programas más visto del Reino  Unido, de la tele famosa y cultivada que es la BBC -de proyección mundial- es el que protagoniza SIMON REEVE, algo así como el Jordi Évole, pero sin politizar y sin partidismo, suele ser un análisis generalmente de contenido social, cultural y ameno con dosis ligera de críticas, siempre con un mensaje cargado de una emotividad justa.

Acabamos de seguir un amplio reportaje sobre la región inglesa de Cornualles, una zona deprimida por el  virus de origen chino que en esta nación ha afectado brutalmente a la gente joven , pero que ha contado con apoyo no solo político, sino basado en los emprendedores en un terreno inhóspito pero que ha inventado un turismo sorprendente.

No sabemos si las cadenas de TV españolas es el reflejo de nuestra sociedad o es distinto, las teles son producto de una sociedad atormentada que ha perdido la sonrisa y se ha refugiado en un populismo  vulgar, intoxicador, frívolo y vacío de contenido, apenas una sonrisa, que debe de influir negativamente en las jóvenes generaciones españolas. Se nos cae el alma de vergüenza cuando nos ofrecen mañana, tarde, noche y madrugada una serie de espectáculos que desde luego nos castiga  al aburrimiento solmene o a la mala folla conceptual. No se trata de cultivarnos sino de informar, formar objetivamente y entretener sin recurrir a las pasiones más bajas. Ni un solo programa didáctico que nos  sea útil, práctico y enriquecedor. Basta seguir los informativos, salvo ANTE 3 en la noche, quizás demasiado corto, para darnos cuenta a donde nos conducen, y a donde hemos llegado durante 18 meses encerrados en una caja tonta que tan caro nos cuesta, y una publicidad apabullante como la oficial, esa que derrocha  los ayuntamientos de Murcia y Cartagena, sin control. Sí, quizás habrá que inventar el DIA SIN TV, con la colaboración de las redes sociales, la prensa de papel si puede y los digitales alquilados a los partidos, como en la región murciana.-

  • SURESTE  PRESS