REFORMAS EN EL DERECHO CANONICO, NORMATIVA PENAL EN ABUSOS SEXUALES

Redacción | El CÓDIGO DE DERECHO CANÓNICO DE LA IGLESIA, se renueva por decisión del Papa Francisco. La semana pasada el Vaticano presentó la reforma del Libro VI referido a la normativa penal, con la incorporación de nuevos tipos delictivos, entre ellos, cambios que afectan a NIÑOS, MENORES Y PERSONAS  que requieren la misma protección. El sumo pontífice, que asumió los trabajos iniciados por su antecesor Benedicto XVI, subraya que los pastores deben velar por la observancia de la disciplina penal como “concreta la irrenunciable exigencia de caridad ante la Iglesia, ante la Comunidad cristiana y las eventuales víctimas, y también en relación con quien ha cometido un delito, que tiene necesidad, al mismo tiempo, de la misericordia y de la corrección de la Iglesia”, según ha informado el secretario del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, el español don Juan Ignacio Arrieta, que además ha valorado el esfuerzo de clarificación que desgrana las principales claves de la reforma que aplicará  más  disciplina penal  en los graves casos que se han dado y   den a nivel universal. Y ha añadido en unas declaraciones a los medios de comunicación social: “Se han determinado mejor las penas y los comportamientos que debe seguir la autoridad cuando recibe una denuncia o se entera de comportamientos delictivos por parte de clérigos, religiosos o laicos  a estos por primera vez  cuando cometan delitos de abusos sexuales. Todas las diócesis tienen hasta el 8 de diciembre para prepararse. La reforma incorpora un canon específico sobre el abuso a menores dentro del título referido a delitos contra la vida, la dignidad y la libertad del hombre y de la mujer. También se contempla el delito en materia económica, que, además de las penas, incluye la OBLIGACIÓN DE REPARAR EL DAÑO”.