PEDRO SANCHEZ SE LA JUEGA EN ANDALUCIA – Cano Vera

MARBELLA.

Crónica de José Juan Cano Vera | He viajado a mi pueblo de nacimiento para ultimar detalles del libro de poesías de mi padre cantando , entre pensiles andaluces, a veces  trasfondos en cardos espinosos a lomos de la injusticia social que un día brilló en la obra del mejor equipo de poetas españoles. Y en este punto porque me subyuga la lucha subterránea política que se ofrece en el  que ha sido granero de votos del socialismo real, y auscultar el pálpito rápido del endeble corazón del PSOE que pronto elegirán, las bases, al nuevo Secretario General de la bella  región, la más importante del país y sus islas adyacentes.

Un pulso endiablado entre SUSANA DIAZ y el pretendiente JUAN ESPADAS, alcalde de Sevilla, que sostiene el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, una ayuda matizada hasta el pasado martes 4 de mayo cuando se produjo el AYUSON madrileño con el arma de aquel abrazo infame de la Moncloa entre Pedro y Pablo Iglesias líder de un partido, Podemos, que  reparte abra-zos con separatistas catalanes y herederos de los terroristas vascos y del buenazo de Otegi que no se arrepiente de nada. Una fotografía histórica que se intenta comparar con la concentración de Colón, pero sin resultados electorales.

Aquí en Marbella, centro del turismo mundial y de los grandes negocios, limpios y menos limpios, se sigue atentamente el combate entre Susana y Pedro Sánchez que tiene distintos escenarios a nivel nacional como el catalán, donde viven, desde montón de años, un millón largo de andaluces, hijos y nietos, y murcian@s que trabajaron como esclavos victimas del capitalismo más logrero.

Pedro Sánchez, ayer, ha prorrogado el indulto a los golpistas, para evitar el efecto bumerán en Andalucía, en el corazón sevillano. Aquí las redes sociales ya han iniciado su labor destructiva, y algunos digitales, andaluces o no. Hay como un complot para el juego sucio en momentos muy delicados, con o sin  pandemia, con paro o sin paro, si corrupción o no. Lógico, el PP y Cs que gobiernan esta gran comunidad autónoma, opera en la sombra, buscando arruinar el futuro político del sanchismo y por elevación dividir a un PSOE achantado, a la espera de la última palabra del gran buda de la izquierda andaluza, me refiero, claro a ALFONSO GUERRA, hasta hoy, cuando escribo, martes, silencioso y taimado.

En fin otro espectáculo destructivo en menoscabo del socialismo, que durante dos años ha tenido dentro un topo al servicio de las dictaduras  populistas hispanas y sus aliados los ayatolas iraníes y rusos del dictador Putin, látigo del periodismo libre, y financiero de organizaciones clandestinas que matan y participan en elecciones nacionales como en Estados Unidos, Cataluña y en nuestro país, porque el feo caso de las balas,  sin resolver a fecha de hoy, seguro que tiene visos muy definidos, nada de lobos solitarios, sino de equipos encubiertos para herir a la Unión Europea, en el punto vulnerable de España.

Empieza la película andaluza o del perro andaluz.-En perro flaco todo son pulgas, cuando el camino sería un pacto de estado. Se me cae el alma a los pies. El reciente libro, hace una semana, de Leguina, titulado HISTORIA DE UNA AMBICION, supone más litros de gasolina para meter fuego a una nación desequilibrada, aumentar el caos de la izquierda rota por Pablo Iglesias y un golpe al hígado de Pedro Sánchez a la espera de que las vacunas les  salve en el último minuto y convoque elecciones generales en otoño. O caiga, atropellado en Sevilla. Antes fue en Murcia.

Si los socialistas perdieran unas elecciones regionales, aquí en Andalucía, la opinión general es que el PP y VOX, diluido Ciudadanos, las  ganaría por mayoría absoluta, y seguidamente López Miras  haría igual y habría triunfo, porque ya se sabe que el electorado murciano  ha dado mayorías absolutas hasta a Ramón Luis Valcárcel y a su socio Miguel Angel Cámara, en pleno desmadre ético. Já.

EPÍLOGO.- Hablando de Murcia, me entero que la murciana totanera BARBARA REY anda de hospital aquí en la capital de la Costa del Sol. Ingresó en abril afectada del virus, mejoró notablemente y se quedó en su casa marbellí, sin embargo ha vuelto al centro hospitalario acompañada de su hija Sofía, muy preocupada por la salud de la actriz y domadora. Trataré de acercarme, si puedo, a desearle lo mejor.

Imagen: Marbella, casco antiguo.