SOY UN REDOMADO FASCISTA – Cano Vera

“PABLO IGLESIAS DEJA LA POLÍTICA Y DIMITE DE TODOS SUS CARGOS EN PODEMOS”

  • EXCLUSIVA. “SURESTE PRESS”.

José Juan Cano Vera | REFLEXIÓN | Papá, quién es fascista? Preguntaba el ingenuo zagal a su progenitor masculino −que existen− que tierno e irónico le respondía, en una viñeta del genial Mingote: Aquel hispano que no piensa como nosotros, hijo mío”. Así que según ese veredicto cargado de humor blanco, millones de españoles que no pensamos como Pablo Iglesias e Iván Redondo, asesor de Pedro Sánchez, somos unos redomados fachas excepto sus socios como Bildu, cuyos antepasados asesinaban civiles, militares, policías, guardias y periodistas, hechos que olvidan colegas de la mafia mercenaria  alquilados según la pasta que marcan sus vidas ebrias en  redes de desinformación y opinión.

Llaman fascistas desde la  derrota ética , moral y política, como cuando hace cuatro años nos llamaban a los que habíamos colaborado en levantar un país libre, en paz y socialmente aún avanzado a medias, algunos con elevado riesgo de ser sepultados, y con la  aviesa intención de enterrar viva a la izquierda decente y ejecutar al resto. Se retrataban sin mascarillas e hirieron emocionalmente a millones de sus votantes nadando en la abundancia con sueldos de cine y hasta se refugiaron en chalets y pisos de lujos, ofendiendo la dignidad de casi 18 millones de ciudadan@s en riesgo de pobreza. Ellos no son fascistas coño !! sino demócratas con carnet adquiridos en la caverna populista que les permiten ofrecer  una dictadura como la boliviana o la venezolana donde los altos mandos militares cobran una pasta gansa al frente del negocio sucio del petróleo, y su policía represora y sanguinaria, obligando a millones de seres humanos a huir de la quema totalitaria, como pasó en el País Vasco, y en Cataluña con el éxodo de miles de  empresarios , y creciendo el paro y la delincuencia, donde Barcelona, gobernada por una secuaz populista ha instalado el cuartel general del anarquismo que en un manifiesto publicado recientemente en Murcia, invita al pueblo a cazar fascistas por las calles, no en los  juzgados, no, entre los contenedores del  miedo-.Eso, destruir para ellos construir un campo de concentración cuajado de gulags  llenos de ultras, los que no pensamos como ellos, los que amamos las libertades y rendimos homenaje  al Estado del Derecho, y al de Bienestar, no al Estado de  miseria para todos, corrupto y   genocida. Tan similar al nazi como chorrea exterminio de un pueblo.

En este envilecimiento del país ha jugado un papel patógeno el demagogo terminal que lo ha puesto todo perdido por su resentimiento. Ha tiznado la vida española de nostalgias fanáticas, de sectarismo urgente, de brujas de un feminismo oscuro sin alma criminalizando a todo varón per sé. Todo ha  ido a peor desde que fue fundado Podemos, que no es P.I. un partido traicionado por su propio líder, desde Galapagar, la playa de Benidorm y la CAIXA. Todos los demás somos sospechosos y minuciosamente clasificados,  excepto  los separatistas  cuando ardía media Cataluña y Europa se llevaba las manos a la cabeza. Llegaron las balas  misteriosas de origen desconocido, hasta las urnas. Nosotros en esta columna hemos apostado que han llegado de lejos, porque en las elecciones más incendiarias en otros países, se notó una mano negra rusa, quizás de una organización denominada  WAGNER GROUP, el ejército secreto de PUTIN −aunque lógicamente lo niega− pero existen pruebas irrefutables que funciona como un reloj suizo. Recientemente la revista EL SEMANAL publicaba un amplio reportaje sobre el oscuro negocio pocos días antes de este martes electoral. Lo tengo aquí en Fortuna desde donde escribo escasamente asombrado siguiendo el calentón político y humano  del Madrid asolado por el maniqueísmo histórico. Más letal que la pandemia de las autonomías.

A la vista de los resultados electorales de ayer, la  mayoría de los madrileñ@s son unos fascistas por votar a la señora Ayuso, VOX y compañía, según el recto y ecuánime  criterio del matrimonio millonario Pablo Iglesias versus Irene Montero, aunque otros opinamos que la extrema izquierda está fuera de la realidad  de una sociedad moderna que cree en la libertad, la democracia y el consenso, una democracia en la que no  creen los radicales y ultras, y a la   vez han arrastrado a Pedro Sánchez y al viejo PSOE con un bajón preocupante, si bien es verdad que los jóvenes valores de MAS PAIS pueden ocupar ese vacío de liquidación de un socialismo endémico que gobierna con la ayuda de un separatismo peligroso, y en crisis .Un separatismo que Ciudadanos no supo limitar abandonando el terreno de juego catalán y luego montó el SHOW MURCIANO de la mano del compañero Conesa, casero de los inquilinos de un periodismo desnudo que se ha refugiado en el periódico LA OPINION con sus tres mil lectores que recibe publicidad oficial sin control. Pero esa es otra historia desvergonzada más de una región corrompida-.Un show en el que Podemos no  fue neutral, ni en Cartagena ni en Murcia ciudad.

A la  vista de los resultados, doce de la noche, podemos pronosticar, siguiendo la pauta de los electoreros, que han ganado los fascistas y han perdido los comunistas, aunque en realidad es que sumando votos Madrid está dividida en dos bandos, algo así como un  bipartidismo real, pero mimetizado. Me lo apunta cautamente mi cuidadora C., metro setenta y cinco , vozarrón panocho y roja perdida. Cuando por las mañanas  entra en mi dacha rusa me saluda puño en alto. Tiene los días contados, soy un facha peligroso y racista, machista de toda la vida, que adora a las mujeres, inteligentes, soy muy selectivo.

Y voto a VOX  defensor de la Patria, nada que ver con Monedero, un cordero, perdón por la cacofonía, un demócrata ejemplar íntimo de Maduro el padre del proletariado  y de los parias del mundo.

EPÍLOGO.- Se despidió llamando fascistas a los periodistas , a la prensa en general, y luego anunció su dimisión y abandono de la actividad política, un Pablo Iglesias responsable de la caída en picado de una izquierda sanchista que ha pactado con el separatismo radical y con los que son herederos de ETA. Eliminó y compró al partido comunista y a Izquierda Unida, acosó al PSOE  y ahora vende la historia de un drama  en la que el pueblo español es la gran victima-.Sánchez lo deberá pagar. Ahora se  abre paso una nueva izquierda representada por MAS PAIS, con una Mónica García, de familia acomodada, con nuevas ideas que haga resurgida una nueva izquierda con futuro.

EXCLUSIVA. “SURESTE PRESS” DIGITAL INDEPENDIENTE.