LA FUERZA DE SAN GINÉS DE LA JARA

José Luis Sánchez | Opinión | Patrimonio | No me gusta tener protagonismo de nada, y en el caso de San Ginés de la Jara, aún menos. Pero por nombrar a unos amigos, hoy me voy a saltar la norma. Aunque, como digo, tan solo debe haber dos protagonistas en esta historia: el Monasterio y la Sociedad civil. Los políticos deben ser herramientas, nada más.

Va para 10 años que junto a Valentín Sarabia, un murciano enamorado de San Ginés de la Jara, mi hijo Alan y yo, colocamos en el campanario de la iglesia una pancarta con el S.O.S. que desde hace lustros viene gritando el cenobio. Y organizamos una concentración en la puerta del complejo monástico que fue todo un éxito. No ya por la asistencia de unas 100 personas, sino por la asistencia de algunas personas, claves a la hora de recuperar el monumento. Y que a día de hoy siguen apuntando al camino correcto a seguir, y que no se sigue.

Podría hablar de Pedro, de Javier, de Valentín y Mariló, de Pablo, Miguel Ángel o de Nany, o incluso de un sabio que se unió a esa lucha por darle brillo a una joya rota, don Santiago. Pero hoy quiero hablar de alguien a quien conocí en la fundación de un grupo de defensa de la identidad cartagenera que, a la postre ha resultado vital para la reconstrucción del Anfiteatro Romano. Me refiero a Convergencia Cívica de Cartagena.

No la volví a ver hasta aquel 25 de agosto de 2011 a las puertas del Monasterio. Al Día siguiente, junto a Javier, en una mesa de un bar en la plaza del Ayuntamiento, Los tres decidimos fundar una asociación para reclamar la restauración del Monasterio, y así se hizo.

Pasados unos meses y tras unas diferencias de criterios, la vi marchar de la Asociación. Algunos meses más tarde fui yo quien se fue.

Volvimos a coincidir. Las  ganas de hacer cosas estaban intactas y la disposición; total. Esta vez ella, con Juan Eladio, Milagros, Pedro y yo, fundamos DAPHNE. Esta vez el criterio era el suyo, apoyado por todos: atacar a la Administración de cara y con todas las armas disponibles que el Estado de Derecho otorga a los ciudadanos.

De su trabajo, pues tan solo hemos sido meros escuderos de un gran “caballero”, se obtuvo la resolución para restaurar el Fuerte caballero de San José hace 5 años y aún estamos como estamos. Se le empezó a dotar de entorno de BIC a los 192 molinos censados, en 192 denuncias diferentes. Esto sirvió para constatar que no hay 192 molinos en pie, alguno se fue cayendo por el camino. Pero a cambio “aparecieron” otros, hasta superar los 200 molinos de viento en la Comarca natural del Campo de Cartagena.

Castillo de los Moros, batería de Santa Florentina, Torre de Navidad, Muralla de Carlos III, entorno de todos los castillos, fueron algunos de los expedientes que se abrieron en la Dirección General de Bienes Culturales. Sin olvidar el Cine Central, Villa Calamari o la Casa del Tío Lobo en Portman.

Si en estos años, estos monumentos han sido noticia, si en estos años se ha conseguido algo, poco para la insistencia y vehemencia con que se ha trabajado, ha sido por ella.

Pero lo que se lleva la palma, donde es difícil de imaginar la cantidad de tiempo y trabajo invertido por ella, es en San Ginés de la Jara y las ermitas del Monte Miral.

Los expedientes que tiene la DGBC de la CARM sobre San Ginés y las ermitas del Miral se pueden contar por kilos. No, las cosas no pasan por casualidad, más bien por causualidad, fruto del mucho y bien hecho trabajo de una persona que aquel 25 de agosto de 2011 quedó cautivada y cautiva de San Ginés.

No le bastaba dar pelea con la DGBC de CARM, con el Ayuntamiento de Cartagena, con el defensor del Pueblo o con el Ministerio de Cultura, ella necesitaba más fuerza para ser más efectiva. Y así la vimos marchar de DAPHNE para tomar un acta de concejal. Pero no de un concejal cualquiera, de esos que no sabemos ni su nombre y cobran más de 50.000 al año. No, de una concejala que se lo curra, que no hay pleno que no presente dos, tres o cuatro mociones y otras tantas preguntas, que se patea el municipio para acabar cobrando poco más de 1.000 euros.

Por eso dije al principio que el éxito de aquella concentración fue la gente que vino y especialmente tú. María Dolores.

Un beso grande, Salud y Felicidad desde Cartagena de Levante.

Un comentario en “LA FUERZA DE SAN GINÉS DE LA JARA”

  1. suscribo lo que dices al merecido reconocimiento de Maria Dolores .Hechos son amores y avanzando y poco a poco se llegará.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.