El presidente de Amayt sufre el robo de documentación sensible sobre corrupción política

Imagen: El presidente de Amayt, Francisco Sánchez del Águila, en el Parlamento de Andalucía.

Redacción | Agencias | Política | Fue el pasado miércoles, día 21 de abril, alrededor de las 17:00 horas en la Estación de Santa Justa de Sevilla. Según ha podido saber EL LIBRE.es, en un momento de descuido, el ladrón sustrajo la mochila del presidente de la Asociación Mediterránea Anticorrupción y por la Transparencia (Amayt), Francisco Sánchez del Águila, que contenía un ordenador portátil, dos discos duros y 12 lápices de memoria repletos de documentación acerca de investigaciones sobre corrupción en Andalucía.

Francisco Sánchez del Águila estaba satisfecho, porque el lunes, día 19 de abril, pudo explayarse en el Parlamento de Andalucía sobre el tema que domina y sobre el que quiere concienciar a la ciudadanía y a los dirigentes políticosjunto con la voluntad férrea de Roberto Macías y Jaime González: la corrupción late fuerte bajo la apariencia del poder. Aportó su valiosa visión sobre las ilegalidades en Andalucía, cogió el camino y se fue.

El miércoles 21, mientras esperaba su tren de vuelta a Granada en la Estación de Santa Justa, sobre las 17:00 horas, dejó su mochila negra de piel en el suelo un momento y, cuando quiso darse cuenta, se la habían robado. En su interior había información crucial acerca de distintos casos de corrupción: Operación Poniente de El Ejido, Caso Cursos de Formación de UGT… «En la mochila había audios y videos comprometidos y mucha documentación de políticos de ayuntamientos de Almería y Granada, de la Junta de Andalucía (consejerías, fundaciones…), pruebas de corrupción de fiscales y jueces nacionales, documentación sobre Abengoa, casos de corrupción notarial y corrupción empresarial de grandes centros comerciales implantados en Andalucía, etcétera», revela Sánchez del Águila.

Además, en el macuto de Sánchez había cientos de archivos de denunciantes de corrupción pertenecientes a la Alianza Anticorrupción.

Vídeo en youtube:

En concreto, en la mochila había un ordenador portátil, dos discos duros, 12 lápices de memoria de diferentes marcas y capacidad y varios efectos personales, entre otras cosas. De algunos documentos tenía copia. De otros no. Otro varapalo para estos denunciantes de corrupción que ponen su vida al servicio de una causa justa que, en lo personal, les supone un coste muy alto: amenazas, vejaciones, ninguneo, aislamiento social…

Tras poner la denuncia correspondiente en una comisaría de la Policía Nacional, la esperanza del presidente de Amayt es que las cámaras de seguridad de la Estación de Santa Justa puedan ser clave para que la policía pueda capturar al ladrón y recuperar su mochila repleta de información crucial para poner cerco a la corrupción en Andalucía.

Antecedentes

Pero, ¿por qué Sánchez llevaba consigo tanta documentación valiosa? La respuesta es clara: «Ya me robaron en mi despacho una vez. No me fío de nadie».

Efectivamente, en noviembre de 2019, la sede jurídica más importante de la Asociación Mediterránea Anticorrupción por la Transparencia, radicada en la calle Natalio Rivas de la localidad de Adra (Almería), fue asaltada y robaron un número indeterminado de expedientes y archivos documentales con abundante información sensible. Como publicó el director de Confidencial Andaluz, Pepe Fernández, en su día: «La impresión que se hace constar ante la Guardia Civil es que los asaltantes sabían lo que buscaban y en qué parte de las instalaciones encontrar lo que finalmente se llevaron sin forzar cajones ni buscar en otros despachos. Fundamentalmente, carpetas del archivo de la asociación donde, entre otras cosas, figuraban «denuncias enviadas por personas que no querían dar su nombre, solo información sobre la que ya se estaba trabajando», indicaron fuentes de Amayt. En aquella ocasión, también se llevaron documentos sonoros (grabaciones), alguno de ellos clave para determinadas diligencias en procesos contra la corrupción.

Fuente: El Libre.es