TENEMOS UN SUBMARINO, Y MEDIO – Cano Vera

Palma de Mallorca ha decidido retirar del callejero los nombres de tres grandes almirantes, héroes e históricos, españoles, GRAVINA, CHURRUCA Y CERVERA, que vivieron en el Siglo XIX.

REFLEXIONES EN CALIENTE.

José Juan Cano  Vera | Fuimos, primero, la décima potencia mundial, después de los Pactos de la Moncloa, la quinta. Hoy nos vamos hundiendo  en el barro de la crisis social, económica, sanitaria y política. Llevamos un mes con tiros en las rodillas de una democracia al borde del diván de los promotores de mociones de censura y con  miedo en el cuerpo porque las vacunas se retrasan calculando el momento del bombardeo electoral de mayo y el nuclear de unas elecciones legislativas cuando convengan a los amos, no al pueblo. Más muertos y otra ola, la cuarta del mar bronco de la pandemia. Ya ni nos besamos, ni nos damos las manos ni las utilizamos para aplaudir, el perfecto escenario inspirado por el filósofo de la angustia, Soren Kierkegaard, viviendo una existencia  desgarrada con grandes dilemas, autor de  TEMOR Y  TEMBLOR, sensaciones  que  saltan agitadas porque no comprendemos entre la sobreactuación y el terrible trastorno mental de una clase dirigente cuya cabeza  pensante es Pablo  Pa-blo Iglesias, sobrepasando la extrema izquierda, desde que  apareció escalando los cielos.

Esta nación nuestra está sumergida en el disparate porque la racionalidad, la sensatez y las libertades tienden a desaparecer. Acabo de leer un largo informe sobre nuestras Fuerzas Armadas, preocupante, un informe imposible que se dé en cualquier pais del mundo occidental, de la NATO, de la Unión Europea o de Oriente Medio y probablemente en nuestros vecinos del norte de África. El informe pudiera titularse arrancado de la Marina, que fue una potencia, hoy tiene un solo submarino para todo, y medio en reparaciones.

Leo textualmente: “Como es natural el  disponer en este momento de un SOLO SUBMARINO operativo impide atender las actividades operativas y de adiestramiento que se realizarían en otra situación más favorable”. Palabras de militares que se expresan con cautela, prudencia y vigilando la retaguardia política siempre dispuesta a controlar la libertad de expresión.

La situación es mucho peor, porque los ejércitos de  Tierra y Aire pasan por momentos de carencias peligrosas, con blindados anticuados e inmovilizados, aviones en desusos, por antiguos, y cientos de vehículos que no pasarían por una ITV normal, y ochenta mil soldados cobrando menos que un policía local, incluida la UME con material insuficiente.

Nadie, ningún partido, ningún medio  relata la otra crisis, la de un país con unas fuerzas armadas en franco deterioro salvo las unidades desplegadas en el extranjero. No más de siete mil hombres y mujeres.

Me consta que la ministra de  Defensa, Margarita Robles del excelente equipo femenino del Gobierno, es consciente de la delicada situación, tener un ejército solo aparente en los desfiles. Y cuando estalla la pandemia o una catástrofe, funcionando  el factor humano de lo que se quejan los impresentables populistas y el ministro Marlaksa, la mano tierna de los etarras encarcelados. Sí, estamos en manos de los enemigos del pueblo español, hasta en Cataluña y País Vasco levantan trincheras y campos de minas asesorados por cubanos y venezolanos que en sus naciones los ejércitos apoyan las dictaduras. Aqui, se quejan.

EPILOGO.- Memez, incultura y agravio son los atributos mínimos de un alcalde sectario, socialista tirando a separatista, el de Palma de Mallorca, reina del mar, que ha decidido retirar del callejero los nombres de tres grandes almirantes, héroes e históricos, españoles, GRAVINA, CHURRUCA Y CERVERA, que vivieron en el pasado Siglo XIX argumentando nada  menos que SIMBOLOGÍA FRANQUISTA.

Que  las islas tengan un alcalde  analfabeto  chirria, pero que destile odio  es procesable. No da más la mata, la mata que mata principios y trata de borrar parte de nuestra historia. En otras naciones cultas es imposible, tenemos a Nelson que en Inglaterra es padre de la patria. España no se merece tal ofensa, y en nuestra región granero de marinos ilustres, menos. Lo peor es que el supuesto delito, se ha silenciado. Vivimos horas en un reloj parado en el 36. Si fuera posible , que no lo creo, el ayuntamiento cartagenero debía hacer justicia, tres ilustres unidos en una misma calle. Los que somos patrones deportivos seguimos en la estela de nuestros mares donde no se ponía el sol y vertíamos sangre.

  • VMPRESS – SURESTE PRESS

Un comentario en “TENEMOS UN SUBMARINO, Y MEDIO – Cano Vera”

Los comentarios están cerrados.