La ONU urge a todos los países del mundo a declarar el estado de emergencia climática

Redacción | Agencias | Medio Ambiente | La Cumbre de Ambición Climática que celebra este sábado la ONU poco tiene que ver con las citas que convoca cada año el organismo para intentar limitar el calentamiento global a 1,5ºC. Sin embargo, hay algo que ni la pandemia ni el encuentro virtual han cambiado: los llamamientos del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, a que los países actúen ya para recortar sus gases de efecto invernadero. Este sábado, en su discurso inaugural, Guterres ha pedido a todos los líderes mundiales que «declaren un estado de emergencia climática» en sus países «hasta que se logre la neutralidad de carbono».

Se suponía que 2020 sería un «superaño» para el medio ambiente. Todos los países firmantes del Acuerdo de París debían presentar nuevos planes para recortar sus emisiones y así evitar que el planeta se encamine a un calentamiento global por encima del «límite de seguridad climática», donde sequías, inundaciones y olas de calor se multipliquen. Pero la pandemia lo ha alterado todo. Con la Cumbre del Clima de Glasgow retrasada un año (ahora, a noviembre de 2021), la ONU convocó para este sábado una Cumbre de Ambición Climática virtual en un intento por relanzar la lucha contra el cambio climático. Solo se daría voz a aquellos países que anunciaran algún progreso concreto en sus metas de recortes de emisiones. Pero de las 197 partes que conforman el acuerdo, se prevé que apenas unos 70 tomen hoy la palabra.

«Seguimos sin avanzar en la dirección correcta», ha dicho hoy Guterres, ya que según los últimos informes el ritmo de emisiones encaminan al planeta hacia los 3ºC de calentamiento. El responsable de la ONU quiere que los países empiecen a tomar medidas de inmediato, aprovechando la ventana de oportunidad que brinda la reconstrucción tras la pandemia, para encauzar las políticas hacia las economías bajas en emisiones. «Se necesitan esfuerzos significativos ahora para reducir las emisiones globales en un 45% para 2030 desde los niveles de 2010», ha dicho.

«Llamo a todos los líderes de todo el mundo a declarar un estado de emergencia climática en sus países hasta que se alcance la neutralidad de carbono», ha dicho, recordando que ya unos 38 países lo han hecho. Una neutralidad en CO2 que supone reducir los gases de efecto invernadero al mínimo posible y que lo poco que se emita, pueda ser compensado gracias a políticas como la reforestación.

Compromisos

Con la Unión Europea, que el viernes in extremis logró acordar un aumento del recorte de emisiones para 2030 del 40% previsto al 55%, hoy las miradas se centran en grandes emisores como China, India y Japón. Estados Unidos, aún fuera del Acuerdo de París por decisión de Donald Trump, no participa.

Pero el cambio en la presidencia de Estados Unidos, con Joe Biden adelantando que el país volverá al pacto, y el reciente anuncio de China de ser neutra en carbono en 2060, han devuelto las esperanzas en el éxito de la lucha climática. Hoy, el presidente chino Xi Jinpin ha adelantado nuevas metas: de cara a 2030 duplicará la capacidad existente en el país de energía eólica y solar y aumentará la participación de los combustibles no fósiles en el consumo de energía primaria a alrededor del 25% durante el mismo período.

Fuente: ABC