¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? ¿Los corruptos o los corruptores?

RELACIONADO:

Marcelo Correa | Opinión | Asepucar | En la administración municipal hay relaciones económicas en las que se mueve mucho dinero. Entre otros podemos destacar los contratos del agua, basuras y limpieza, jardines, etc.

El dinero y la ambición está en el origen de la corrupción. Las empresas, para mejorar sus resultados económicos necesitan contratos. Los partidos, para mejorar sus resultados electorales y conseguir más poder necesitan dinero para sus campañas electorales. Los políticos que manejan estos dineros, ya que se mojan, pues… no les viene mal una parte de la mordida para mejorar sus bienes materiales, los funcionarios pueden haber de tres clases: los que miran para otro lado para no comprometer su situación y vivir tranquilos, los que aprovechan para mejorar su estatus en la administración, aún a costa de servir de chivo expiatorio cuando los políticos se vean amenazados y los que no admiten chanchullos. Estos últimos se complican la vida, porque no son cómodos para los políticos y rápidamente son destituidos de sus puestos, enviados a puestos de trabajo muy inferiores o incluso amenazados.

Resulta que unos necesitan a los otros. Si el funcionario cumple con su obligación y controla el contrato, la empresa no puede ganar el dinero a repartir a los políticos y se corta la corrupción. La solución está en que la empresa comunica al político los funcionarios que le molestan, este los destituye y nombra otros funcionarios más cómodos, para lo que se promociona no a los más capaces, sino a los que están dispuestos a ser cabeza de turco, firmar lo que les digan y a cambio, se les sube el nivel de su puesto de trabajo y los complementos, son muy bien tratados por la empresa y si las cosas se tuercen, ellos ya han conseguido mejorar su nivel y eso queda.

Si la empresa no unta, pues no consigue contratos, si el político es incómodo para su partido, pues se le bloquea y en las siguientes elecciones no entra en las listas.

Y la justicia… de eso se encargan los políticos, restringiendo los medios a los jueces incómodos para alargar los casosy haciendo que los jueces incómodos tengan difícil progresar en su carrera.En algún caso que tienen difícil interferir con el juez incómodo, se le asciende, con lo que evitan que siga investigando. A esto, se suma la legislación, haciendo interminables los trámites y permitiendo que cuando está todo claramente demostrado, no se pueda condenar a los culpables porque… han prescito los delitos.

Y quién estaba primero, el político que le ordena al funcionario que cambie las condiciones del concurso, el contratista que habla con el político para que le apañen el concurso, el funcionario que modifica las condiciones del concurso de acuerdo con el contratista o bien valorando las distintas opciones a su manera para conseguir adjudicar el contrato a quien de otro modo no sería considerado válido.

Y cuáles son las contrapartidas:

El funcionario obtiene un mejor puesto de trabajo, una mayor remuneración, unas consideraciones por parte del contratista…

El político obtiene unos ingresos para el partido y una consideración dentro del mismo al haber colaborado con los objetivos y posiblemente unos ingresos para él, que le pueden servir para cambiar de coche, para hacerse una casa o para hacer unas obras… de todo un poco.

El contratista consigue primeramente el contrato y después tiene que compensar lo que ha repartido y como para eso no hay facturas, pues tiene que apañar la contabilidad y claro, ya puestos, ¿porqué se va a limitar a ganar lo justo? La solución dependerá del tipo de contrato, pero puede ser poniendo menos personal del contratado, otros materiales más económicos o a través de modificados, añadiendo gastos extraordinarios.

Si vamos al detalle y empezando hace muchos años, tenemos el caso de las basuras y limpieza de Cartagena. En el acta del pleno de 27 de junio de 1994 podemos leer:

El pasado día 22 en Junta de Portavoces se acordó constituir, tal y como habíamos solicitado, una comisión de investigación e iniciar los trabajos conducentes a esclarecer las presuntas irregularidades que desde el año 1.986 hasta el actual haya podido estar cometiendo la empresa Fomento de Construcciones y Contratas en la prestación del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras en el Ayuntamiento de Cartagena, una vez que nuestro Grupo Municipal puso a disposición tanto del Equipo de Gobierno como del resto de la oposición una amplia y exhaustiva documentación: 742 folios numerados.

De dicha documentación parece desprenderse que la citada empresa, la misma que ha resultado elegida recientemente para constituir una nueva sociedad mixta que se encargue de gestionar el servicio durante los próximos 15 años, (hasta 2009) puede haber estado cometiendo graves infracciones del pliego de condiciones por cuanto ha podido estar utilizando continuada y regularmente medios materiales y humanos adscritos en exclusiva a la contrata de Cartagena en otros Ayuntamientos (Fuente Álamo, La Unión, San Javier, …) así como a realizar actividades privadas ajenas a la contrata municipal (Repsol, Térmica de Escombreras, Guardia Civil, etc.)

Por ello, podría haber estado vulnerando gravemente el derecho a la exclusividad municipal en lo que se refiere a máquinas, útiles e instalaciones, además de no haber prestado con los medios adecuados el servicio de barridos.

… Añade el Sr. Sánchez Espejo que el tema que se trae a colación es un tema gravísimo, es un feo asunto que se tiene ahora mismo entre manos; un feísimo asunto que puede esconder negligencia municipal a la hora de no haber estado controlando unos servicios por los que se han estado pagando unas cuantiosas sumas, que puede esconder quizá complicidad entre la empresa y el Ayuntamiento. Por eso les gustaría que se aclarara, un feo tema de corrupción, un escándalo público de enorme magnitud.

… y que se debe de romper la dinámica de sumisión que este Ayuntamiento ha venido manteniendo con la empresa.

  • Marcelo Correa, Presidente de ASEPUCAR