“Los Cantonales: La Tricolor”

José Luis Sánchez | Opinión | Cartagena | Es difícil, o se  ha hecho difícil,saber cuáles el origen de la bandera de la Segunda República, incluso a veces parece que nació casi espontáneamente aquel 14 de abril de 1931, sin embargo no fue así. La cosa venía de lejos.“El alzamiento nacional contra la tiranía, victorioso desde el 14 de abril, ha enarbolado una enseña investida por el sentir del pueblo con la doble representación de una esperanza de libertad y de su triunfo irrevocable. Durante más de medio siglo la enseña tricolor ha designado la idea de la emancipación española mediante la República.”

La aspiración del sector liberal más radical de ser representada España por un pabellón tricolor ya venía de lejos, aunque aún no todos los colores estaban en su sitio ni definidos.

Después del pronunciamiento de Setiembre de 1840, que acabó con el exilio de la reina regente María Cristina y la posterior regencia de Espartero, se distinguió a los implicados con una cruz laureada con la que“se quiso hacer un alarde de republicanismo, ordenando que los ocho brazos dé la cruz estuviesen esmaltados de los colores nacionales, y que la cinta fuese verde, amarilla y encarnada, en tres divisiones iguales”No era la primera vez que se combinaba el verde y rojo: ya en 1820 con el triunfo del levantamiento de Riego, los sombreros y pechos se adornaron con una escarapela roja y verde.La liberal granadina Mariana Pineda en 1831 borda una bandera morada, con un triángulo verde en el centro y la leyenda en rojo “Libertad, Igualdad y Ley” Aquello le costaría la vida.

Durmió esta aspiración republicanistade verse representada la nación por la tricolor hasta la llegada de la Primera República.

En Madrid, el 12 de febrero de 1873. “Inmediatamente que en el ayuntamiento sé tuvo conocimiento de la votación de las Cortes, respecto a la proclamación de la República española, se izó la bandera tricolor, encarnada, amarilla y roja” la franja encarnada era un rojo pálido.

Sin embargo los federales en Barcelona, 15 días después tenían otros planes para la bandera, así, el club republicano democrático federal de la Barceloneta, paseó por las calles de la ciudad condal una bandera encarnada, morada y azul.

Se apostó por sustituir la franja roja superior por una morada en honor de los Comuneros y su hazaña, idolatrada desde tiempos del Trienio liberal, allá por 1820. De hecho, como veremos más adelante, esta bandera fue izada en varias ocasiones y lugares. Ademásexiste una caricatura de Figueras envuelto en esta bandera que atestigua su existencia y uso.

Pero no era ninguna de estas banderas la que abrazó la Primera República al principio de su andadura, como se puede ver en un retrato de su primer presidente, Figueras, siendo esta bandera tricolor morada, blanca y roja.

Y llegamos a Cartagena y al castillo de Galeras aquel 12 de julio de 1873, queda claro que no  fue la bandera turca la que se izó aquella mañana, según testimonio de Manuel Cárceles, autor de aquel levantamiento, la bandera que se izó fue la roja, sin embargo la comunicación con el ministerio habla de que el Castillo ha enarbolado la Tricolor. Y muy posiblemente la que ilustra la cabecera de este artículo. Se trata de un grabado de junio de 1873 en el que alguien porta una bandera roja con la leyenda “Viva la República Federal” mientras la “República” levanta  en su mano derecha unas ramas de laurel como símbolo de victoria y con la otra enarbola su bandera es decir roja arriba, blanca y morada abajo. La bandera de la República democrática federal española que tuvo su gobierno y su sede en Cartagena durante seis meses.

La prensa de Madrid nos da otra pista:

“Cartagena, 14 de julio. Ayer tarde Guzman entregó el parque y los castillos y se marchó con la guarnición. En todas partes ondea la bandera tricolor.” Pero… ¿Qué bandera tricolor era esta? No, no era la que imaginamos. Se pudiera decir que se trata de la bandera de la República Democrática Federal española. Esa que defendiera Castelar en Las Cortes, al tiempo que defendía la República Federal y, fue derrotado en cuanto a lo de la bandera, por la rojigualda. Y en cuanto a la Republica Federal, ya se encargó el mismo de quemarla en el fuego de Cartagena.

En La Iberia del 3 de septiembre de 1873 leemos “Otros, más republicanos sin duda, quitaron la faja amarilla del centro, sustituyéndola con blanco; es decir, con la bandera cartaginesa que pidió Castelar fuese la enseña de la república española.”

De Puerto Rico nos llegan noticias de que “al compás de un himno de Riego nos presentan, con vivas y otras muestras de entusiasmo, la bandera tricolor, de abajo morada , blanca al medio y encarnada arriba , y la pusieron fija en el lugar de costumbre”

No acabó con el fin del Cantón el ansia republicanista en Cartagena ni el amor a su bandera. En 1886, tras el fallido levantamiento, segundo de aquel año, en el que se hicieron los insurrectos con el castillo de San Julián y en el que el general Fajardo resultó herido y tras larga agonía, acabó falleciendo, nos llega esta noticia:

“Las noticias de Cartagena que á última hora se han recibido, participan que sigue notándose ligero alivio en la grave dolencia que aflige al bizarro general Fajardo. La bandera tricolor que ondeó en el fuerte de San Julián, ha sido reclamada por el hijo del bizarro militar.”

En 1894, la tricolor y el deseo de una república para España no han desaparecido de las mentes.

“se había construido una tribuna destinada, á la presidencia, y en la que se veía un cuadro representando á la República. A los pies de este cuadro había, una espada, y á los lados dos banderas,’ Una tricolor y otra roja, con la inscripción «¡Viva la República!»  Presidió el Sr. Pí y Margall acompañado de la junta organizadora del meeting.

Que la bandera de la Segunda república no nació de forma espontánea aquel 14 de abril de 1931 ha quedado claro y la también su relación con la “Bandera cartaginesa” y una historia que nadie, desde el último día del Cantón hasta hoy, quiere que se conozca. Nos fabricaron a partir del 13 de enero de 1874 una historia ridiculizada y absurda, carente de símbolos, para que no se volviera a repetir.

No lo consiguieron, la Tricolor y la República volvieron, lástima que no se aprendió del pasado y, esta segunda vez, también fue unitaria. En palabras del “último ministro del Cantón” el Doctor Cárceles, fallecido en 1933 “la república unitaria está llamada a desaparecer a manos de sus enemigos. Solo la federal garantiza la libertad”

Mientras vuelve o no vuelve la Tricolor…

Salud y felicidad desde Cartagena de Levante.

PINCHA IMAGEN E INFÓRMATE…