El calentamiento global tiene ya un mar muerto en Murcia, pero sin turismo político

EDITORIAL | Sigue creciendo el paro, la bestia negra del pueblo español, más de veinte mil en el pasado mes de noviembre. Sigue la berrea de los machos y las hembras en la selva política. Sigue Pedro Sánchez como único árbitro de la vida nacional. Sigue el socialismo tomando somníferos para aguantar el insomnio que genera la extrema izquierda podemita. Siguen los catalanes separatistas, los beatos de la derecha y los sordos de la izquierda, unidos para hundir a los llamados constitucionalistas de mil leches. Sigue el centenar largo de medios de comunicación cumpliendo las consignas sanchistas, como en aquellos años del franquismo, buscando un cambio de régimen pero manteniéndose en el Sistema, la cama redonda donde yace la corrupción.

Sigue la REGION DE MURCIA azotada por las gotas frias pero sin embargo los pantanos estan vacíos, y llenos los juzgados de procedimientos escandalosos. Vivimos los españoles de rodillas adorando el becerro de oro. El hecho de que a la mayoría de los viejos y nuevos problemas no se les haya encontrado soluciones es una dura derrota de unos partidos con lideres intocables.La mecánica de ACCION-REACCION que venía rigiendo la política española ya no dura años, meses, semanas, días, sino segundos con una base relativista en casi todas las actividades humanas, incluso cuando votamos enmedio de tormentas mediáticas que confunden a una sociedad anestesiada. Resulta chocante o brujería que cuando en Madrid se celebra la cumbre del clima, Murcia sufre otra riada, la tercera en dos meses, sin que nadie mueva un músculo para traer a algunas delegaciones extranjeras para que sean testigos del espectáculo, como finamente apuntaba ayer la cadena de 13 TV cuando finiquitaba la 13 Legislatura de las Cortes y en martes, fecha gafe que nos merecemos.

Efectivamente, el calentamiento global tiene ya un mar muerto en nuestra comunidad autónoma, pero sin turismo político.

Si los delicados rostros de los negociadores de la democracia parlamentaria son los Rufián, el guardaespaldas de Junqueras, y el barbado Abalos, el ideólogo del nuevo socialismo, mejor es cerrar los televisores, dan pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s