¡CÍÑESE , SEÑORA RUIZ, CÍÑESE!

María Dolores Ruiz | Opinión | Cartagena | Que conste que hablo por mi experiencia personal y que las opiniones que aquí vierto no tienen, necesariamente, que ser compartidas con el grupo municipal del que formo parte. Sirva esto para explicar la situación que viví en el pasado pleno municipal, dónde la libertad de expresión se reduce al mínimo dado que la Señora Castejón tiene la piel muy fina.

  • El día 2 de Octubre sufrí dos ataques desproporcionados de la presidente del pleno municipal, Ana Belén Castejón…

Mi primera moción, sobre el estado de abandono del monasterio de San Ginés de la Jara. He de decir que , por más que el gobierno  la interpretase así, la situación del monasterio no es consecuencia de la DANA, aunque tras el paso de ésta se hayan desplomado cuatro tramos del perímetro de la tapia que lo rodea, si bien pudiera haber agravado el estado de las viviendas auxiliares que en él se apoyan al carecer de cubierta.  Instaba al Ayuntamiento a que impulsase la intervención de la Dirección General de Cultura para que obligase a la mercantil a finalizar las obras de consolidación de la iglesia y las casas de labradores. Añadir que el consistorio en 2007 condicionó la licencia de obras a una segunda intervención en el monasterio de San Ginés (casas de labranza, garitas, huerto, etc) tras la finalización de la primera fase (el inmueble en sí). Tras varias décadas de abandono y a causa de la decisión unilateral (ahora tripartita) del gobierno, Hansa Urbana abandonó  las obras de rehabilitación por la negativa del Ayuntamiento a realizar los actos de trámite a pesar de la Sentencia del TSJ.

Me respondió Alejandra Gutiérrez, daba voz a los tres partidos que conforman el gobierno. La moción se desestimaba porque ellos habían inspeccionado el BIC, inspección que debió ser superficial, puesto que  que sólo visualizaron uno de los cuatro tramos de muro desplomado y nos hizo saber que su estado de conservación era el mismo que tenía antes de la devastadora DANA.  ¡Interpretando lo que quieren y les conviene! Expliqué el sentido de mi moción y se me ocurrió decir que carecía de comprensión lectora porque no era eso lo que se pedía en el cuerpo de la moción. La comprensión lectora no es un insulto , es una descripción de lo que allí se vivió. La falta de ésta puede deberse a que el interlocutor no tome interés por lo que se plantea o carezca de los conocimientos suficientes para su comprensión.  Como cuando lees el informe del médico y no lo puedes descifrar hasta que es el propio médico el que te lo aclara. Me inclino por ambas dos acepciones de la frase, cosa que la Sra. Alejandra Gutíerrez aclaró cuando dijo que no conocía la Legislación de Patrimonio porque tenia vida propia. ¡ Lo que tendrá que ver la vida propia con el interés por aprender y tratar de ayudar a solventar los problemas de Cartagena que es para lo que le pagan!

La segunda moción fue con el Sr. Piñana. Defendía en este caso dos mociones, que llevó al pleno el Partido Socialista, y que fueron aprobadas por unanimidad en 2002 y 2018  sobre la obra mural de Enrique Navarro y Ramón Alonso Luzzy.  ¡Denegada ¡y esta vez con la peregrina excusa de que en 17 años no habían tenido tiempo de hablar con la familia. Cómo si ésta viviera en Groenlandia en un territorio agreste y sin cobertura móvil. Esta moción iba encaminada a que los políticos ejercieran su actividad política sin más esfuerzo. Habla con uno, habla con otro, llega a un acuerdo, contrata un oficial primera y coloca el mosaico que hace unas décadas adornaba la popa del Submarino Peral. ¡Y no habían podido hablar con los herederos en 16 años mientras el mosaico que está restaurado (gasto mayor) se encuentra  guardado en unas cajas en el Palacio Molina, sin que se haya procedido a su colocación (gasto menor)!. En esa ocasión dije que la propuesta de la moción no requería de su parte capacidades intelectuales altas y lo sigo pensando. Cualquier persona normal que se dedica a la política y está en cargos de gobierno tienen acceso, tanto a la Autoridad portuaria como al Director del Museo Naval para llevar la propuesta. No digo que se consiguiera, pero hubiera sido más ético actuar de forma racional o proponer alternativas de solución. Transcurridos unos segundos y, sin dejarme acabar, irrumpió de nuevo Castejón vociferando sobre mi mala educación y los insultos que profería a los concejales de su gobierno, amenazando con aplicar el reglamento y expulsarme del Pleno.

Desde mi corta experiencia en política entiendo que, ni tras 17 años la respuesta puede ser “no hemos hablado con la familia”, ni “el Monasterio está igual tras la DANA”. No se trata de problemas de cobertura o accesibilidad, ni de problemas de temporales destructivos, se trata de que en cada pleno vivimos el espectáculo de un gran teatro dónde predomina el trabajo de unos pocos, el histrionismo de otros y eso, de lo que presumieron otros, tener vida propia y desconocer las leyes de patrimonio mientras defienden la desestimación de una moción que versa de eso.


En el salón de plenos municipal aún resuenan los alaridos de la Presidente del Pleno… “Cíñese al Reglamento, Sra. Ruiz, Cíñese!

  • María Dolores Ruíz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s