“Cataluña”

  • LA COLLEJA

El Zorro | Opinión | No entendemos , pero nada, cómo los socialistas catalanes que lidera el cómico y bailarín  Iceta, tengan firmados CUARENTA PACTOS O ACUERDOS de gobiernos municipales y con diputaciones  seguidores de Torra, Puigdemont y Junqueras,  los jefes separatistas que llevan cuatro años acosando al estado y al pueblo español, con una fuerte erosión de una Constitución democrática que han convertido en papel mojado, con el consiguiente desprestigio internacional , invitando a otras comunidades autónomas, al menos a tres, a seguir el camino de la rebelión y hasta el golpismo poniendo en peligro la unidad del país y levantando inquietudes en el resto de la Unión Europea ya contaminada por el populismo y el nacionalismo ultra.

El escándalo del jueves en  Parlamento catalán es un  hecho de suma gravedad que ha superando otros registrados en el gobierno de Rajoy, y desde muy lejos allá por los años de la república, que sí supo utilizar, cuando era tarde, la energía, insuficiente y timorata.

La presión, la guerra fría y callejera crecen, desafiando la legalidad y al Gobierno de Sánchez, en una maniobra de violencia que nos pone de cara a la pared o entre la espada y la pared, y el  ridículo, en tanto el  desprestigio del ministro blando de Interior se desinfla anunciando que va a enviar a 700 antidisturbios como  medida ejemplar o la emprende contra la guardia civil que ha destapado los preparativos de comandos terroristas en el mayor secreto para evitar filtraciones oscuras, como cuando lo de Eta, chivatazo de un cargo político vasco y socialista que alertó al estado mayor de los terroristas que logró escapar.

Esta insurrección, encabezada por el presidente de la GENERALIDAD Y DEL PARLAMENTO CATALÁN  no sería factible en ninguna  nación democrática de cualquier parte del mundo. La cámara rebelde ha avalado la DESOBEDIENCIA CIVIL E INSTITUCIONAL, LO QUE SUPONE UN PASO MAS AL ESTALLIDO QUE HAN ORGANIZADO a cuenta del fallo del Tribunal Supremo que ha juzgado a los golpistas, lo que supone una elevada presión a los jueces y la ignorancia del estado del derecho.

En este contexto y actitud fascista de Torra y sus socios, supone un apoyo claro a los activistas de los CDR, y una forma de blanquear la violencia para alcanzar objetivos  políticos por lo que queda claro que la Generalidad continua instalada en el rupturismo sin que el Gobierno replique con medidas contundentes que se recogen en la Constitución, ni que en el Congreso de los Diputados, la Oposición, se ofrezcan o sugieran medidas, consensuadas, para frenar lo que tiene visos de terminar en un derramamiento de sangre previa provocación de una banda de locos, que manejan sin sutilezas a gran parte de los Mossos de Escuadra, una fuerza policial de 17.238 hombres y mujeres, igual que ocurre en el País Vasco. Un problema que urge resolver con inmediatez. Más que un problema que quema y puede arder, pero parece que nadie se atreve.

THE END.- Se ha silenciado durante algo más de un mes, una encuesta sobre el grado de desconfianza y cabreo de los españoles con sus políticos nacionales, regionales y locales, así como con los principales partidos. Casi el CUARENTA Y SEIS POR CIENTO  trinamos con una clase política y unos gobiernos que han sido incapaces de ponerse de acuerdo en momentos  delicados para el país y sus habitantes, así como la falta de atención de cara a la crisis económica y social que se anuncia para este año próximo. El primer problema, según la opinión pública sigue siendo el paro, sobre todo en el segmento de la juventud y mayores de cincuenta y tres años arrumbados en la soledad y el  olvido. LA DECLARACIÓN INSTITUCIONAL de ayer viernes del gobierno de la nación, plagado de lugares comunes y un lenguaje  apagado ante los extremistas catalanes, llamado conflicto, someramente, apunta a nuevos errores de estrategia política ante un conflicto que se agrava día a día que pudiera tensionar la seguridad nacional.

  • EL ZORRO