“El Pacto”

María Dolores Ruíz | Opinión | Cartagena | Tras la derrota de Aníbal por Escipión el Africano, en la Segunda Guerra Púnica, Cartago entrega su flota y sus territorios en Hispania, comprometiéndose a pagar un tributo de guerra durante 50 años y a no librar ninguna batalla sin autorización de Roma.

Los romanos nunca perdonaron a Cartago haber llegado tan cerca de Roma y, como nuevamente vivían un auge económico, decidieron atacarlos. Así pues, en el año 149 a. C., Roma exigió que la ciudad de Cartago fuese demolida y trasladada a un punto del interior. Las condiciones que Roma trataba de imponer a los africanos eran tan inaceptables que la población tomó parte activa en la defensa de la ciudad. Tres años después Cartago sucumbía y fue demolida hasta sus cimientos.

Esta breve introducción histórica viene al hilo de lo ocurrido hoy en la constitución del pleno municipal del Excmo. Ayuntamiento de Cartagena, dónde hemos sido testigos de un pacto gestado de forma rocambolesca. Pacto cuyos orígenes se remontan  a la misma noche del pasado 26 de mayo, con el recuento de papeletas aún caliente,  y el ofrecimiento de Noelia Arroyo de un pacto a “tres” para alejar el municipio de Cartagena de la “amenaza” del partido ganador de las elecciones y pasó, en su desarrollo,  por el ofrecimiento “altruista” ,con tan sólo dos concejales  de  Manuel Padín  para ser el próximo Alcalde de Cartagena.

Aclarar que no estoy en contra de los pactos post electorales. En su momento me posicioné contra esa vía “democrática” que ofreció el Partido Popular, cuando aún le quedaba resuello, al proponer que por ley se evitase cualquier tipo de pactos pasando a gobernar  la “lista más votada”. Defiendo que es tan  democrático  gobernar con la confianza mayoritaria de los electores,  como pactar con quien compartes ideas afines. Lo que llama la atención es que, como los números mandan, el pacto en este caso haya  tenido que llegar de la mano de los dos grandes partidos que durante décadas han vendido programáticamente ideas tan diferentes que condujeron a España hacia el degenerado bipartidismo.  Eso sí, con la inestimable colaboración de Ciudadanos, partido que a estas alturas nadie sabe realmente qué defiende y , con tal de colocar a los suyos, va de la izquierda a la derecha sin pudor alguno.

El PSRM ha renegado inmediatamente de la flamante alcaldesa y sus cinco palmeros, por pactar con el PP a pesar de la prohibición expresa del partido socialista. El Partido Popular permanece en silencio frotándose las manos mientras coloca a sus peones de nuevo en la corrupta región de Murcia.  Francamente no puedo ponerme en la piel de su fiel votante al que, ante la posibilidad de “tragarse el sapo”, dieron la sutil explicación de que se trataba de un pacto  para “salvar Cartagena” y con el interés puesto en los ciudadanos.  Los otros dos partidos, que formaran en 2019 parte de la corporación municipal, VOX y Unidas Podemos, quedaron automáticamente descartados por innecesarios en un pacto de “moderación”

Lo escandaloso es que su preocupación por el “bienestar “de los cartageneros les ha llevado a decir, que si gobernaba MC no llegarían infraestructuras y subvenciones  a Cartagena  por parte del gobierno central y autonómico. Tratan de hacernos olvidar que ese escenario de confluencia de intereses políticos municipales, autonómicos y estatales se ha dado durante décadas dejando a su paso terrenos contaminados, un mar menor agonizante,  la carencia de infraestructuras, la desolación del casco histórico, el desmoronamiento de nuestro patrimonio monumental, la tergiversación de la historia, innumerables deficiencias sanitarias, la corrupción política, el deterioro de nuestros barrios y diputaciones, el reparto desigual de los presupuestos, el oscurantismo….

Si desde la proclamación del Estatuto de Autonomía Cartagena está siendo objeto de un proceso de absorción hacia el interior, la visión apocalíptica en la que hoy se han escudado para justificar un pacto anti natural nos hace ser más conscientes del engaño. Cartagena  figura hoy en el mapa, claramente,  gracias a personas alejadas de ideologías de izquierdas y derechas pero  que  luchan por evitar las desigualdades en su tierra. Personas, que como los africanos en el año 149 a.C han decidido tomar partido en la defensa de los intereses de su tierra. ¡Tranquilos! , no está en marcha  la Cuarta Guerra Púnica.  Somos un partido pequeño que ha ganado las elecciones contra las tres bestias nacionales y nuestro interés va mucho más allá de calentar un sillón, llenarnos los bolsillos de pasta o el ego de poder,  nosotros  tenemos sangre en las venas y la mostraremos en cada uno de los plenos. Vamos a destapar sus incongruencias y eso se verá con claridad a lo largo de la legislatura. Capta Carthago, capta Hispania, pero aún no nos han rendido.

Imagen: Toma de posesión de la concejala electa por MC Cartagena, María Dolores Ruíz Álvarez.

3 comentarios en ““El Pacto””

  1. Pobre insulsa. De dónde has salido? Vosotros qué sois de izquierda radical? Por eso pactasteis con psoe y podemos hace 4 años. Y lo mejor, jurasteis por la gracia De Dios

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s