Cloacas Mediáticas


Redacción | VegaMediaPress | Sureste Press | Hace  un par de meses publicamos en VMPRESS un columna autocrítica porque estaba escrita como a modo de una conveniente catarsis que servía para todos los medios de comunicación –la volvemos a insertar a continuación de este OJO PUBLICO—  porque se veía venir la catástrofe de ese periodismo salvaje del que hacen  elogios inquietantes sus promotores, profesionales del periodismo sensacionalista, púnicos y mercenarios, y distinguiéndose como buitres los propietarios de empresas de la información y sus secuaces, los que con ansias avaras de ganar dinero fácil utilizan procedimientos equívocos buscando hacerse ricos con el  morbo, la violencia, la incultura y la permisividad total, que ha copado la vida de este país en las fronteras de la  corrupción ética, acogiéndose al todo vale en el campo de los sucesos escabrosos, sexuales,mafiosos, tráfico de seres humanos, violencia de género, narcotráfico, acoso sexual a menores con acompañamiento de imágenes hipócritamente difuminadas que regalan más morbo para acaparar audiencia, lectores, personas, gentes y desequilibrados mentales, nada que ver con el ejercicio de la crítica al amparo de la libertad de expresión que es o debe ser el amparo que nos permita decir la verdad frente a los poderes fácticos, algunos de ellos instigadores financieros de tanta mierda, que en los medios de las cadenas de televisión han llegado hasta en un estercolero.
El daño que  hacen a la opinión pública es deformación y el peor maniqueísmo tradicional de buenos y malos, de siglos. Que sepamos, en la mayoría de los países civilizados, NINGÚN TELEDIARIO, noticiario de radio, digitales con clase y periódicos de papel, arrancan con noticias tan degradantes e impresentables como vemos los españoles todos los días, destacando la violencia de género, totalmente condenable, pero falsamente relatada y dando detalles descabellados por ignorantes, como si se tratara de cine negro americano o documentales  pornos en la publicidad sexista que inducen a los que lo ven, oyen o leen a ser uno más en desatar sus pasiones, odios, rencores, venganzas, crímenes que dinamitan familias, las enfrentan para terminar en una locura en que mueren brutalmente padres, madres e hijos. No basta con leyes, sino resolver problemas y educar, desde el campo incendiado de la política ¡¡que espectáculos tan bochornosos en tertulias de fieras humanas, y hasta en los 18 parlamentos con telediarios que no te dejan comer bocado y en horarios no aptos para menores!! La audiencia millonaria ,la audiencia, más, más sangre, que atrae morbosamente los bajos instintos de lobos solitarios y ratas hambrientas.

Escribimos este comentario porque esta semana, avergonzados, fuimos mudos testigos, asombrados y hasta indignados, de un masivo espectáculo desagradable de periodistas, policías, gente y hasta niños, a raíz de un dramático suceso como fue la muerte de una madre joven y su pequeño, estampados en el suelo desde una altura de seis pisos, todas estas imágenes acompañadas de gritos, voces desagradables, lloros, cámaras filmando imágenes tremendas o fotógrafos amontonados para tener la primicia o el “pisotón” a la competencia.

Hacían su trabajo que se le había ordenado, pero lo que se ofrezca a los castigados ciudadanos, es responsabilidad exclusiva de la empresa o del director del medio obligado a aumentar la tirada. O de unos programadores que han diseñado la estrategia basada en los deseos sórdidos de una sociedad enferma, que termina provocando el efecto dominó y el embrutecimiento mental de  la gente y aumentar el peligro de los que mentalmente tienen graves problemas. Por lo que estamos viendo en los últimos años, y más que viendo, sintiendo, es que hemos entrado en otro “proces”  de calamidad humana de incalculables consecuencias, cuyo impacto más duro lo está recibiendo una sociedad en crisis, en la que la gente joven se agarra al suicidio, como solución. En nuestra región ha roto barreras. Sí, así de crudo. Habrá que tomar decisiones responsables si es que las castas políticas son sólidas en sus ideologías, poseen capacidad de reacción, dan ejemplo mejorando  conductas a veces amasadas en las cloacas del  poder económico y  resucitamos diálogo y  consenso. NO nos mueven intereses materiales ni religiosos, nos mueven en este digital en crecida, valores deontológicos y la axiología profesional al servicio del bien común deteriorado rudamente golpeado. Nuestras críticas es nuestro modo de colaborar por un mundo solidario, en paz e igualitario de la mano de la libertad de expresión que empieza y termina en la verdad.

EPILOGO. Hace años, en plena transición, un joven periodista hoy octogenario, fue requerido por el maestro de periodistas Emilio Romero para que escribiera una columna sobre Portmán –Región de Murcia– y sus graves problemas de contaminación. Media hora después el casto e inexperto colega entregó el original a Emilio Romero, quien en cinco minutos  le aconsejaría al zagal.  Mira, José, aunque ya estemos democratizándonos, cuando desees escribir un editorial fiel a tus ideas, mejor es que te compres un periódico. Pasado mañana, también. Comentamos esta anécdota porque los periodistos y las periodistas siempre somos rehenes de las empresas y estas… del dinero que entra en caja, sea por la vía de la publicidad, de la política, del Estado, de las comunidades autónomas y hasta del ayuntamiento más cercano. Y sobre todo, de los bancos, las multinacionales y el sistema, el que sea. Y no es raro que una gran empresa o almacenes de origen británico lleguen a amenazar al director del medio de retirar la publicidad, decenas y hasta millones de euros. O la vicepresidenta de un Gobierno  que colaboró en el lanzamiento de la Secta TV, para “ir a por el PSOE”, pero le salió rana el asunto, hoy podemizada esa tele capaz de relatar brillantemente lo cabrones que fueron los nazis, pero silencia los genocidios en serie del comunismo de Stalin o el de hoy, con un total de cincuenta millones de cadáveres. Ferreras sufre de amnesia periodística sectaria, un mal, porque así se escribe la historia en este país nuestro.
Continuará…
VegaMediaPress | Sureste Press
Anuncios

Un comentario en “Cloacas Mediáticas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s