«Carta Abierta a los Compañeros Presidente, Secretarios y Palmeros del FREMM»

Juan E. Palmis | Opinión | Cartagena |  Me expreso en estos términos un tanto al clásico estilo entre ‘tovarish’, porque me ha emocionado tremendamente que estemos en la cortijá murciana, nada más ni nada menos, ante la 4ª Revolución Industrial, sin que nada sepan, gente como un servidor, en dónde coño estuvo la primera, la segunda y la tercera revolución industrial, salvo que en el argot moderno, el cierre de empresas, la huida del empresario que pudo buscando jornales más baratos en China, se considere ahora como una Revolución Industrial.

Un servidor, de los decanos que sigue todavía dándole al teclado en la cortijá, no tiene ni puñetera noticia, salvo de una destrucción constantes y sistemática de la industria que se heredó de uno pocos años de antes, de revolución industrial alguna. Y si el asunto no fuera tan grave, hasta me podría permitir el lujo de enunciar algún chascarrillo al respeto; pero como da la casualidad que a la poderosa Federación del Metal de la cortijá murciana con su silencio histórico, a lo más de aplauso, en temas graves, de puros y putos caprichos políticos, por no enumerarlos con otras etiquetas, no se vio frente a la chapuza millonaria de la Autopasta de Pillaje Cartagena-Vera (80.006 empleados enunciados a bombo y platillo, de los cuales 6 fueron los que en realidad trincaron, los 80.000 a verlas pasar); El aeropuerto para volar cometas de cola papel seda con lebeche fuerte de Corvera (otro proyecto de éxito de la cortijá); Y, sólo, con nombrar estos dos grandes proyectos más miles de casas vacías, y miles y miles de millones desaparecidos en préstamos a desconocidos-conocidos, fueron asuntos palmeados en los que la cortijá se zampó enterita sus Cajas de Ahorros, seguramente lo más social que teníamos.

Está claro que la poderosa Federación de Empresas del Metal, simplemente se limita a estar dentro del tremendo entramado empresarial español, que dobla en puestos de trabajo su estructura interna al más que saturado de personal entramado sindical, (R.I.P), pero si les ruego encarecidamente en la condición dicha de viejo que le sigue dando al teclado, que cuando le dirijan al Gobierno de España el escrito anunciándole la necesidad imperiosa de la construcción de un puerto en el Gorguel, o que la mítica figura del Corredor del Mediterráneo, satisfaga las necesidades de trabajo de los cortijeros, digan en el escrito que todos los murcianos, excepto uno, que soy servidor (cojan mi nombre de este escrito), se opone a más tonterías faraónicas que nos han arruinado en beneficio de empresas que han venido de fuera, tanto financieras, como de alimentación, como de servicios de todo tipo, sin revolución de ningún tipo y a la chita callando se han hecho las dueñas de todo hablando francés, alemán o inglés.

Vamos a suponer que tenemos la suficiente mala suerte política habitual en la cortijá, y lo mismo que tenemos un aeropuerto sin aviones, una autopasta sin vehículos y un macropuerto infrautilizado en Cartagena, por la misma mala regla de tres nos encontramos con un puerto hecho en el Gorguel, y con una vía de alta velocidad que arranca del dicho puerto después de gastarnos lo que no tenemos ni vamos a tener en quinientos años. ¿Y qué? ¿Qué vamos a traer o qué vamos a embarcar en los contenedores?.

Proyecto Nueva terminal Playa Gorguel

Les recuerdo en este escrito que los buques porta-contenedores de viajes oceánicos que llevan a bordo de 14.000 contenedores para arriba, no pasan por el Mar Mediterráneo (nunca por frente a Cartagena) y mucho menos por el Canal de Suez, porque se construyen ya con una manga que ni entra ni le interesa al armador que el buque utilice ninguno de los canales interoceánicos, o intermares como el de Suez, porque disponen de volumen de carga y consumo adecuado para ir o venir de Asia a Europa con una rentabilidad de tonelada/milla navegada, que sería un sueño hace treinta años que podía acontecer y ser realidad en la actualidad.

Por otro lado, les ruego tovarichs encarecidamente, que si hay espacio en la carta le digan de mi parte al señor Presidente del Gobierno (a mi no me hace ni puto caso) que existe una posibilidad muy real y muy barata de que abriendo una línea marítima y aérea con Argelia (Cartagena –Oran, Orán- Cartagena) pasaje y carga, un poco más cerquica que Cartagena- Albacete, tendríamos un mercado de millones de personas, con lo que a lo mejor aliviamos el desierto de pedidos de nuestras empresas. Al tiempo que si en Cartagena, y en toda la cortijá murciana, se quitará de una puñetera vez la burrada horrible de la ley que prohíbe utilizar el sol a nivel industrial y domestico, a lo mejor a los paisanos nos sobraban perras porque dejamos de dárselas para que se las lleve fuera Iberdrola y Repsol, y podemos lograr que por razones climáticas se instalen empresas en la zona, que si tuviésemos la suerte de poder llenar contenedores con productos generados aquí; y que no se preocupen desde esa poderosa Federación, que los contenedores que sean, más baratos que por ferrocarril y más rápidos y rentables, todo lo que se produzca por estos andurriales, en un pis pas estarían por barco-camión, o barco-tren de cercanías, en su lugar de consumo o utilización. Primando siempre el barco que es el medio de transporte primero en abaratar los envíos.

Ah, se me olvidaba, es que hay veces que me da vergüenza escuchar cosas fatales que se ven venir que llevan otro intríngulis muy diferente del de patria y puestos de trabajo.

Salud y Felicidad.

Portada: Playa del Gorguel – Foto: David O Saéz Giménez

Autor: Juan Eladio Palmis- (Subdirector, adjunto a dirección, Sureste Press) © 2018 – Texto bajo licencia Creative Commons 4.0