“La Última Rosa”

Lágrima en lágrima
sangró la lluvia de ánim@s;
murió la rosa última
del barro amamantada.

-Nació aquel infierno
de ardiente egoísmo;
plétora del soliloquio,
saguino–azul de miedo.

-Fuimos prisioneros
del nuestro adentro.
Carroña y carroñeros,
fuimos fósil y advertencia.

-Cómoda fue la tumba
en el abismo interior,
y allí nos inmolamos;
aún viva, enterramos
la farsa del sueño!!

(Se) Perdió la Última Rosa
como lágrimas en la lluvia…

                                                    – Juan Sánchez (22/3/2017)

Fuente: surestediario.com

Anuncios