pablo-rajoy
Pablo Iglesias – Mariano Rajoy – (Moncloa)

jjcv-autorJ.J. Cano Vera | Opinión | Política | Hace un año dos poderosos medios de comunicación de tirada nacional explicaban a sus lectores que la vicepresidenta del Gobierno, ELLA, habia urdido un plan sutil para desmochar al partido socialista, con las bendiciones de Rajoy, que se inició con EL OBJETIVO   de fortalecer en el mercado a dos cadenas de televisión y un periódico de papel que posteriormente se convertirían en el sosten mediático de Podemos, cuando aparició al mando del triunvirato integrado por Pablo Iglesias, Errejón y Echenique, y en la sombra, como teólogo de Maduro, Monedero.

Hasta un columnista monárquico se llevaba las manos a la cabeza. La salida a la escena política española de esta formación de inspiración chavista, ideológica y económica, no fue un invento espontáneo nacido en las aulas de la Universidad Autónoma, sino un trabajo estratégico ya instalado en las cocinas del poder del Estado, regional y local con el primer ensayo de rebelión apostólica recibido entre el entusiasmo de muchos y las dudas de otros muchos.

Podemos en mi opinión explotó posteriormente la mina como reacción programada a la masiva corrupción que venía desde los Gobiernos de Felipe, agravada con Rajoy y su Septimo de Caballeria acampado en una decena de regiones, entre ellas la de Murcia. Una corrupción incontrolada por la incompetencia y la impunidad más completa. El Estado de Derecho solo se veneraba mientras no molestara a la aristocracia  política.

No se si el estreno de la película EL HOMBRE DE LAS MIL CARAS,el pasado viernes, aireado, extrañamente por  televisiones, emisoras y  rotativos, en la que se trata de explicar, no del todo bien, el escándalo histórico de los robos de LUIS ROLDAN, director general no  militar de la GUARDIA CIVIL siendo presidente del Gobierno, Felipe Gonzalez, que termina con la dimisión de dos ministros y la derrota electoral del partido socialista. La historia se fundamenta sobre la historia de uno de los espias más famosos de nuestro país. El número uno fue GARBO.

Opinamos un número importante de columnistas, estamos convencidos en la idea, que la salida de Podemos contó, en sus inicios con apoyos fantasmales surgidos de entre las tinieblas del Poder, y que se les fue de las manos a quienes se pasaron de listos creyendo que Pablo Iglesias y compañía solo llegarían  no más lejos de quebrar el espinazo de la izquierda española, incuyendo a Izquierda Unida y eternizar a la  derecha  ECONOMICA, repito económica, contentándose con ser una casta más.

pablo-iglesias-mariano-rajoy
Iglesias – Rajoy

Se les escaparon de las manos y Pablo y sus estrategas han logrado dos objetivos inspirados en las alcantarillas venezolanas. Primero destrozar a la izquierda histórica y segundo, convertir al pais en una jaula enloquecida que amenaza  caer en ruina con la colaboración básica de sus aliados separatistas, a las ESPALDAS DE EUROPA, y en pleno acoso a Rajoy que si no se jubila terminará quemando al partido  de su propiedad y de un centenar más de caciques, no al  PP auténtico a la espera de que algunos de sus lideres honrados, que los tiene, pongan freno a tanta demencia sin tratar.

Hoy, no es una exageración, el mundo libre sigue las  riñas y  tensas tertulias españolas, impresionado, preocupado y a la espera de un imprevisible estallido de cualquier tipo.Solo veo una solución, cortar por lo sano, las bases, y echarlos a todos ellos, porque están abusando y jugando con nosotros, con nuestras emociones y nuestro futuro. Ha habido pinza, ha funcionado unos años y hoy la bomba de relojeria ya ha dejado de ser un juguete de unos irresponsables que han herido de gravedad a la Democracia. Si lo que anuncia hoy Pedro Sánchez se lleva a efecto, entraremos en estado catatónico. Pedro Sánchez no tiene ni idea en dónde  se ha metido y ha metido a un partido socialista cuya supervivencia la creo necesaria, pero volviendo a sus raices. No se trata de un negocio o yo el primero o el caos.

Texto Bajo Licencia Creative Commons – J.J. Cano Vera ©  2016

Anuncios