amor1g1-153487
rubenRubén González | Opinión | Mazarrón | El relevo de Paco García por Magdalena Méndez al frente del aparato socialista en Mazarrón, debía suponer un cambio radical de filosofía,formas y conductas en el baqueteado partido progresista. Sin embargo,la jerarquía vuelve a quedar tan titubeante o más que en el lamentable “quindenio Mimosín”, aunque el pervertido equilibrio de poder que existía entre Pedro Sotánas y el Capitóste Sociáta ya parece que comienza a formar parte de la historia.

Este nuevo curso político que de momento acogen confiados por tener a sus peones idoneamente habilitados en la actual Corporación Municipal, podría resultar crucial para los dos “sexagenarios gurús” porque se va a llegar al ecuador de la legislatura sin coger del todo las riendas del controvertido Equipo de Gobierno. Algo inusual para quienes siempre acaban dominando la situación política, manejando el funcionamiento Institucional y amarrando corto a los distintos líderes políticos, pero en política como en la vida misma, si te pasas de bribón, te excedes en lo avariento o te equivocas al elegir la tropa, lo acabas pagando. Este tópico tan empleado bien resume lo que ocurre y puede llegar a provocar.

Desde sus fastusos feudos que lograron a golpe de chanchullos públicos y tramas políticas, los dos “legendarios mercachifles” implicados en cuaquier “trajín municipal” a lo largo del tiempo, inquietan y desconciertan a todos los Ediles de uno u otro bando cuando se les tuerce alguno de sus macabros negocietes por exceso de celo o alguna decisión errática por parte de sus subalternos más menesterosos y serviles.

Con “Paco Buenaperzooona” en reserva activa, apeado del resbaladizo escenario por fuerza mayor y pensando en la que le puede caer encima desde varios frentes por la viciosa moralidad demostrada, el par de “extravagantes fariseos” van a tener que tensar a tope los invisibles hilos que manejan y estar a todas las martigalas encarriladas más echufados que nunca. Aunque el dominio de ambos individuos desenfrenados en la “Cueva de las Gangas” ha sido alterno, sin llegar a pisarse nunca la manguera en exceso, cada vez que sonaba la flauta de los repartos se tambaleaban todos los pilares del Consistorio.

Mediada la anterior legislatura, el taimado “Capitóste” desperdició por exceso de ego una clara ocasión de aparcar airoso su maquillada singladura política sin resistirse o equivocarse. “Sotánas” también marró al final de su mandato una buena oportunidad para un retiro sin sobresaltos por pura vanidad y codicia, que posiblemente ahora lamentará si acaba pagando los platos rotos por su degenerado discípulo “a punto de caer”.

Se acabará por fín ésta retorcida guerra fría de interminable recorrido que ha dado un excelente rédito político-económico al antedicho dúo de “repelentes muevehilos”, y la humillación e indignación que provocan en militantes y población se esfumará con ellos por la negra orilla que lame el mar, con o sin Dios hasta “LA ÚLTIMA PLAYA”. Como en tantas obras suyas protagonizadas, los perversos protagonistas del artículo, sean o no coscientes de ello, pesan lo suyo en la calamitosa situación política,económica y moral que la cautiva sociedad mazarronera sufre acongojada.

Quizá creemos que hemos acabado con el pasado, pero el pasado no ha acabado con nosotros. Ellos entre otros,la pena y el asco que producen, son un claro ejemplo.Sin embargo ¿tenemos medios para vencerlo o es una lucha imposible?,porque parece que nunca acabamos de ajustar cuentas con el pasado. Sospecho que por eso el pasado nos sigue incordiando y agraviando, a causa de tantos persistentes errores y problemas sin resolver. La única manera de ajustar cuentas con el pasado y constituir un pueblo moderno desde la humildad, sencillo, con futuro y en armonía, es afrontar los problemas pendientes y enfrentarse sin rodeos a los “clanes fácticos” que el dueto de “divos petulantes” forman y acaudillan, pero yo no veo a los responsables políticos de uno u otro color, con muchas ganas de ponerse a ello y retirarlos para que los juzgue Dios… “EN LA ÚLTIMA PLAYA”.

POST SCRIPTUM : “Quien para otro cava una zanja, en ella acaba cayendo”.

-RUBÉN GONZÁLEZ-

Anuncios