ciego-sordo-y-mudo

“Inquietante”

JSOpinión | Política | Juan Sánchez | En este país de lobos-borregos, pillastres y tontos de baba, al parecer en temas de politiqueo el mero acontecer del mearse un gorrión, según escurra la gotita a diestras o siniestras, así reaccionará la masa imbuida o no de aires progresistas o precavidamente cagones químicamente puros. Todo ínfimo discurrir en nuestro entorno continental, apabulla directamente al gregario electorado informado principalmente por programas basura y otros magisterios alambicados para adoctrinar ganado lanar estándar y, o, u, sub-estándar. Véase el golpetazo griego y su capón a la rebelión española. O el movimiento noctámbulo francés y la eterna maniobra disuasoria de la pa(ta)leta ibérica. Por otro lado, el ‘Brexit’ anglo-follonero ha amansado aquellos cierzos libertarios pasando una abultada factura en las filas de esos ilusionados ilusionantes desilusionados, y, o, u, desilusionantes. El resultado, diseñado para lo que hubiera menester la ‘castufa’ de siempre, y toda vez controlado lo que habría de ser neutralizado, da al traste con el exceso ‘prestidigestador’ -Preñar de ilusión al e-lectorado por arte de magia- y la arrogancia inoportuna de quienes rozaron el cielo pero nunca lograron asaltarlo.

Más de lo mismo con los mismos ‘inmortales’ patrios. La eterna maniobra del tío cansino: aburrir al personal desmontando cada argumento de esperanza por puro agotamiento, desidia o tedio incombustible y devastador. Así, llegado el momento de acometer unos ‘compromisos’ prediseñados para salirse con la suya y la de cada vecino español, no correrán ríos de tinta denunciando la poca vergüenza que se gastan estos pillines tirando a hijos de mil leches agrias. Y lo que al principio podría resultar una aberración, contradicción o violación de esa presunta ideología o la de su partido, quedará en segundo plano frente al cansancio y la desmotivación de un paisanaje hasta los cojones de tanta tabarra electoral. Si de entrada la manada solo está activa por el número de balones dentro de la red contraria -y pan y circo que no vayan faltando-, en estos momentos de hastío supremo, y más con las playas al alcance de la tortilla de patatas, sombrilla, tumbona y pollo frito con pimientos y tomate sarraceno, imagina lo que serán capaces de maniobrar esos que se nombran servidores -Vividores, mejor- del pueblo soberano y español; y ole, y ole, y olééé!!

Allá vamos… Siete meses desde el comienzo de la función en este circo de tres o cuatro pistas, -y muchas más, si eres aplicado, atento y observador-, y seguimos con un vacío de poder que servidor define como “Inquietante”. No por nada, sino porque desde entonces el país continúa en manos de los mismos que nos han llevado a la cruenta ruina actual, desestimando los gritos del sufrir popular y las consecuencias de sus recortes tele-sumisos y lame-setas de la fürher del cuarto reich. El pueblo español sigue importando lo mismo que un trullo a la deriva del estrecho de Gibraltar. Lo imperioso es cuadrar los números de la teutona, y que el renaciente y floreciente imperio austrohúngaro reafirme su poderío y control continental. Soy algo burro, lo sé!… Recuerdo aquellos batallones colaboracionistas en la Europa ocupada y no puedo evitar la comparación atemporal. ¿En qué se diferencian de la actual política devastadora de naciones? No hace falta respuesta. Inquietante es que no surjan voces contrarias, y si las hubo fueron globos sonda en la frontera del engaño más ladino y trapacero, dispuestas a blandir la lógica y la cordura frente a esta austeridad de campo de exterminio nacional-socialista. Tiene uno la impresión que solo se trata de un juego de troníos, una partida de dementes frente a locos de atar; y el patio de butacas, nosotros, embobado, aturdido, anestesiado por esta puesta en escena del jueguecico político de salón con sus figurines bailando la polka de la sinrazón.

psoe

‘El pacto’ siempre fue un hecho, solo era cuestión de montar el escenario a propósito y apropiado para justificar su mutis por el foro de la indecencia. Y helo aquí. Por activa, pasiva y por cojones, el PP seguirá gobernando aupado por esos colaboracionistas de la flor en el ojal. ¿O era en la mano que mece la cuna? Lo mismo da. Los de la flor en el ojete, o el ojete hecho una flor, que esconden los mismos cadáveres exquisitos en el armario de sus gobiernos pasados, tenían muy claro que jamás habría de llegar al cielo partido alguno que no hubiera capuzado en la balsa de la mierda corrupta. Los límpidos de toda culpa, o casi, henchidos de esa vanidad apriorista e inocentona frente a esos perros viejos licenciados en el arte de dar vuelta a la tortilla y tocar pelo sin reparar en coste humano, no vieron venir las hostias como panes que se cocinaban ex profeso para la deserción. Un millón de corazones secos, y un hostiazo del copón. Nunca tan poca vergüenza saco mejores dividendos de la división.

El pacto ‘a lo tío marrano’ es un hecho: PPsoe gobernará en todo su esplendor. El PP dará puerca sepultura a sus mierdas derrapadas por error, o por venganza y descontrol interior. El Psoe marcará el ritmo en esta orgía de falacias y, por consiguiente, en el reparto del poder subsiguiente. Podemos es y aún más será un cero en esa izquierda sin carne ni identidad. La heredad, C’s, se apresta al cambio de  títeres de guardia, con canesú de azul reteñido y al son del San Marcial. Ni ver, ni oír, y callar. Tres o cuatro monos sentados en el trono de la burla ‘nazional’. El estío se cierne sobre nosotros cual división de barrenderos de una esperanza con freno y marcha atrás. Y un sol de injusticia asolará cada rincón de esta nación nacida para no ser libre jamás… ya lo dijo Sir William: “El sueño incierto para la noche de un verano”¡¡Inquietante!!

14//7/2016 – Autor: Juan Sánchez – Bajo Licencia Creative Commons – © 2016  

Anuncios