Realidad Social
Realidad Social

“Resumen gráfico de nuestra realidad social: para aquell@s que aún no se han dado cuenta que las personas son lo más importante; jamás el capital!”

JSJuan Sánchez|Opinión|Social| Engolosinados se arrastran algunos tras vicios y carencias personales. Adictos, adeptos al vil metal, -poder y arrogancia incluidos en el currículum vitae del miserable-, patizambos y desnortados, deambulan cual posesos por esa irrealidad de los mercados. Un modo de existir sin vivir más allá de sus propias taras y carencias. Mechada el alma de papel ‘monea’, embestidas del aberrante becerro dorado, embebidos del pringoso elixir de la podredumbre, repletos del pus mental; apologistas de la tumefacción sanguinolenta, cual forúnculo a punto de estallar, creénse los amos del universo viral. Y no dejan de parecer lo que son: desechos de la especie humana, excrecencias corrugadas de una mente sin nombre, espejismos de la nada, criaturas informes, decrepitud, obsolescencia del “sueño de una noche de verano”. El vacío, y solo eso, vacuidad e infecundo precipicio del ser, oscuridad en volutas de falsedad y auto-engaño: Rígor Mortis en la cima de la codicia. Pobres tipos, dueños del camino fácil, prisioneros del abismo interior, cancerberos del infierno, voceros de la llamarada y del azufre esterilizador. Ilusos, Infelices! Assassins de la vida y la esperanza, absurdos tesoreros de la NADA…

8/6/2016 – Juan Sánchez – Bajo licencia Creative Commons © 2016

nada1-scaled1000

“El Vacío” -La Nada-

El vacío es la mirada sin ánima,
perdida, estéril.
Una lágrima sin horizonte,
hermética, desalinizada.

El vacío son los pasos
que se niegan,
una lucha de esqueletos,
el coraje desteñido, ¡prisionero!

El vacío es el ego
que no cesa, ¡acorralado!
monstruo que devora,
del corazón, la aurora.

Porque todos llevamos razón
¡pero nos equivocamos!
Brindando al sol, desesperación,
nos inmolamos.

El vacío es voluntad
de no ser, virtud de no dar (se)
vicio de (In) diferenciarse.

El vacío es susurro
de garganta en llamas,
gorgorito hacia dentro;
veneno, losa y guadaña.

El vacío es un telón
de cera, una mano
que se aparta,
un abrazo del invierno (Infierno).

Porque somos lo que negamos:
mentiras de madrugada,
las horas más bajas
de carnaval y alba extinta.

El vacío es sucesión
de puntos y a-partes, de paréntesis;
elipsis hacia la nada,
esporas de una máscara.

El vacío: un cometa sin vela:
reguero de luz petrificada.
Una gavina errante
varada en la arena.

Porque el Fénix
no quiere renacer (se),
las cenizas y las sombras se erizan
en esa ausencia reactiva
que, obviamente, los reclama…

Juan Sánchez – 31/3/2015

“Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que

todo está perdido y hay que empezar de nuevo”      

– Julio Cortazar –

Anuncios