B9DA06FB-B8BF-466A-AA16-8D69B8E39DA7_cx0_cy59_cw0_mw1024_s_n_r1

“No es verdad que Alemania haya decidido que ‘Grexit’ es la mejor opción, el doctor Schäuble es quien lo ha decidido. En mi opinión, la canciller Merkel no tiene por qué estar necesariamente de acuerdo con esto” -Varoufakis-

PACO cARBONELLFrancisco Carbonell | Opinión | Política | Un rumor recorre Europa. Desde ese armatoste modernista de hierro, que representa todo un siglo, y que son los 340 metros de la torre Eifell hasta las torres góticas de Nostre Dame. Desde ese sueño que es La Sagrada Familia en Barcelona hasta las cumbres de la Alhambra de Granada. Desde ese símbolo de todo un imperio que es el Coliseo Romano hasta los rostros dramáticos y llenos de fuego en las estatuas que figuran en la ciudad del Vaticano. Desde el castillo de Edimburgo con sus más de mil años de antigüedad hasta la majestuosidad y la historia del palacio de Buckingham. Desde la Puerta de Brandeburgo hasta la Acrópolis de Atenas…En todos lados; por todos sitios en Europa Occidental, esa misma Europa que instauró la democracia, la razón ilustrada, el estado de bienestar. Esa misma Europa de las grandes revoluciones y las grandes teorías políticas y económicas. En toda esa Europa resuena la misma cantinela: “-Europa no puede crear, nunca ha podido crear, un orden que permita estabilidad, Europa no puede crear, nunca ha podido crear en su historia reciente, una relativa igualdad continental. Europa es un continente llamado a no entenderse, en época de paz. La Comunidad Económica Europea ya mismo será historia…La Comunidad Económica Europea ha dejado de ser un sentimiento ¿Alguna vez lo ha sido?”

La Comunidad Económica Europea fue un sueño americano, fue el sueño pragmático, el mismo sueño pragmático que ha traído tanto desorden durante siglos a Europa hasta llegar al pragmatismo del nazismo, de la puesta en punto del motor económico alemán, después de la II Guerra Mundial, para que aportara equilibrio económico, a través de Europa, a sus planes de expansión financiera. Fue, en definitiva, el sueño de un proyecto que ni siquiera tomó en consideración el profundo problema histórico, político y espiritual del continente…Un sueño que pronto, EEUU, dejó por otras razones económicas, a la deriva porque dejar a la deriva a sus grandes aliados entraba dentro de sus razones financieras .

El próximo rescate a Grecia está destinado al fracaso, ya lo dice el FMI: “De los 86.000 millones de euros que se prestarán, el 90% del dinero retornara a los bancos europeos occidentales. Dentro de poco el país tendrá una deuda de 360.000 millones de euros”… Una falsa ilusión que lo único que hace es prolongar la enfermedad, pagar más y cada vez más y más…

Vorufakis no es ese tipo de economista que quiera romper con la unión europea como hizo su socio americano, tampoco propone una revolución obrera, ni no pagar la deuda. Él busca que la unión europea adquiera una visión, un proyecto que no la hunda en el pozo oscuro de la historia. Una nueva impronta espiritual. Vorufakis es de esa clase de pensadores incoherentes, como dijo otrora, no recuerdo ahora, alguien de alguien. De esos mimos que rompen con la estúpida coherencia de esas mentes pequeñas de filósofos y políticos, de tres al cuarto. La mente incoherente del ex ministro griego, una mente grande no tiene, sencillamente nada que ver con todos ellos. Una mente que está por encima de todos esos hombrecillos que le exigen aletargar la enfermedad a través de exigentes medidas de austeridad y privatización. Esos mismos que no sólo han humillado a Grecia y a un partido que se ha encontrado las cuentas maquilladas y una corrupción galopante, y que a la desesperada ha tenido que transigir con unas medidas del rescate catastróficas a largo plazo para evitar una catástrofe humanitaria eminente, sino que también nos han humillado a todos los que buscamos un cambio esencial que de luz a estas tinieblas.

Un sentimiento que se expresa a través de un lenguaje trasgresor, liberador, gozoso y que está encubriendo una tragedia. Una tragedia que existe en el inconsciente de la sociedad. Este lenguaje nos acerca a esa tragedia, nos acerca a lo más intimo (aunque a algunos esto les pueda parecer criminal) desde otro enfoque menos doloroso . Un chiste está recorriendo Europa, se podría decir que un chiste está recorriendo Europa.

FILE - In this March 15, 1973, file photo President Nixon tells a White House news conference that he will not allow his legal counsel, John Dean, to testify on Capitol Hill in the Watergate investigation and challenged the Senate to test him in the Supreme Court. A feisty Nixon defended his shredded legacy and Watergate-era actions in grand jury testimony that he thought would never come out. On Thursday, Nov. 10, 2011, it did. (AP Photo/Charles Tasnadi, File)
Richard Nixon 1973

Anulación de las políticas de El Nixon Shock fue una serie de cambios llevados a cabo por el presidente estadounidense Richard Nixon a las políticas económica y de relaciones exteriores del gobierno de los Estados Unidos en 1971. En cuanto a las medidas económicas se incluye la cancelación unilateral de los acuerdos de Bretton Woods con la derogación del patrón oro mediante el implemento del fin de la convertibilidad directa del dólar americano con respecto al oro (Wikipeldia) Esto supuso una subida de la inflación, además de estancamiento, galopante en Europa. Con la subida de los precios del petróleo, debido a las medidas tomadas a la bajada del precio del barril por el abandono del patrón oro y la devaluación del dólar en más de un 30% (medida que benefició a EEUU y que perjudicó a Europa a no ser reserva de este preciado material al subir el costo de la energía)

Este efecto de la incomprensión del chiste, tan expuesto por pensadores como Freud, Lacan o Critchley, como la desviación de la mirada los tenemos en el caso de los chistes del concejal madrileño Zapata.

Texto bajo licencia Creative Conmons (c) 2015 – Paco Carbonell

Anuncios