hermanos-marx contratantes

“Ya están los pactos listos , ahora solo falta entender lo qué ponen…”

Juan 2Juan Sánchez | Opinión | Mazarrón | Pactos, pacto, pasto, pasta, pista, pisto, pesto, peste, ¡¡pestucia podría!! u otra fragancia equivalente… más o menos. Cambiando una sola letra ya veis en qué terminan los pactos. Y digo yo, ¿lo de los pactos se maquina pensando en el interés ciudadano, o todo lo contrario? Y, siendo una maniobra para presuntamente joder al pueblo y medrar en el carretón propio, ¿de qué modo, forma o artimaña se organizan dichas pestes? Porque, presunto amigo lector, estos últimos días se está oyendo de todo en los mentideros de Mazarrón. Por un lado, que si debe gobernar la lista más votada, que si no es así que gobiernen las damas, que si a las damas no las dejan los amos, mejor echamos los votos en el azarbe de la cuadra y que salga a flote el que menos mierda lleve en los bolsillos. (Aquí habría mucha panocha agusaná por desperfollar, pero que lo hagan otros plumillas que servidor ya está hasta los ganábanos y siete pueblos más allá). Incluso, se rumia sobre una partida de póker donde la mano que mece la cuna apostaría por el full de damas. Pero el full siempre lleva otras dos cartas acompañando. Servidor lo tiene muy claro, la mano quedaría, si los lenguatrapo finalmente dan en el “Bebe”, en un “Full de Damas Cerdos”… Lo de las Damas está muy claro, lo de los cerditos se lo dejamos a la imaginación del lector. Y ahí va a estar el truco del mameluco, aproximadamente.

Última hora: según fuentes divergentes consultadas por este redacción, se tiene la total seguridad de una avalancha de votos en el pleno de investidura sobre una candidata en minoría. No solo le faltan ocho concejalías para poder gobernar, si no que no supune ni tan siquiera una opción de oposición. Aún así, la maniobra quedaría tal cual sigue: dos formaciones sobradas de imputados en sus filas, volcarían sus votos sobre esa chiquilla haciendo de ella una alcaldesa por sorpresa. Investida y con el bastón en su mano, dicha muchacha no podría tomar ni la decisión de ir al escusado sin el parabién de los “Sucios socios” que la auparon a la tercera planta de la cueva de las gangas. Pasado el verano de las cadenas del retrete que maniataron a dicha fémina, los bonicos del pacto, en confabulación con otras listas de listos y listas, presentarían una moción de censura en beneficio de sus mondongos podríos, y sacarían tajada y mando en plaza sin posibilidad de rechistar por parte alguna. Todo muy legal y calculado al celímetro. La muchacha quedaría compuesta y sin alcaldía, y los tíos marranos del complot más asqueroso de la historia de Mazarrón, y mira que ya se ha visto casi de todo, se perpetuarían en el consistorio por otros cuatro añitos de vellón, ladrón, baladrón.

¿Nos os parece todo esto un exceso de porquería para dejar en sus manos la responsabilidad de gobernar nuestro municipio? Quedan escasas cuarenta y ocho horas para la jugarreta final. ¿Se van a salir con la suya estos sinvergüenzas de cuello vuelto y pantalón corto con mierda corrupta en los bolsillos? ¿Hasta este nivel de podredumbre institucional hemos llegado? ¿Los ciudadanos no tenemos nada que decir en esto? ¿Pero qué pijo pasa en Mazarrón? ¿Aquí se ha vuelto toda la baraja ases? ¿Es que no queda ni un mínimo rastro de moral en la casa del pueblo? De verdad, presuntos lectores, amigos o enemigos míos, todo esto y muchas otras cosicas que me callo de momento, toda esta porquería solo viene a reafirmar aquellas sabias palabras:

“No me preocupa la maldad de los malos, me alarma la pasividad e indiferencia de las mujeres y los hombres buenos”

Dibujo5

______________________________________________

Por su interés documental en tema de pactos fallidos y otros amasijos pestilentes, (No vamos a decir de tíos marranos por si se querellan contra nosotros), recuperamos este artículo histórico que tantos comentarios y chascarrillos suscitase durante la pasada legislatura…

Invotables Interviú
Así acabaron las “Partes Contratantes”

“Las Partes Contratantes”

Juan Sánchez | Opinión | Mazarrón | El alcalde contratante de la primera parte –Campillo–  será considerado en el mayo florido, como el alcalde contratante de la segunda parte. Y el alcalde contratante de la segunda parte –García– será considerado, por las mismas virginales pero desvergonzadas lunas, aproximadamente, como el alcalde contratante de la primera parte… Bi-cefalea para el pueblo, doblete de ineptos, vamos. Uy Dios Mío, qué estréss, casi cuatro. ¡Chapeau por Groucho Marx! Así acontecerá siempre que no lo impidan ciertas aguas mayores, por ejemplo: que se mee un pajarraco de cuidado y altos vuelos, o que flipen en colores siguiendo el vuelo zigzagueante e insurrecto de una mosca muy mosqueante, o que el cura párroco esté de rogativas suplicando una miajica vergüenza en las alturas, o que se cumplan las predicciones más espeluznantes y aterricen en el consistorio los Hombres de Negro o la terrible fiscalía: que ‘mafias y timbas’ mejor organizadas han caído…

Comienza un nuevo año (Lagarto, lagarta). Siempre con exceso de expectativas y nuevos planes esperanzados tras el sepelio de un periodo tan cabrón, ¿pasado?, que ha dejado para el arrastre este zamarro-patrio trasquilado por esa sarta gentuza que nos chulea: los políticos. Sumisos, nos han encaminado por la insufrible senda del Lazareto nazional. Fervorosos, anhelamos la pronta arribada del juicio final: esa liberadora exhalación que nos guíe, claudicados, hasta la sabrosura del humor dulce, apetecible, del séptimo cielo… ¡Sí, por los cojones! ¡No se lo creen ni ellos!

Dice mi amigo Luís: -Que das poca caña, Juanico; ¡Leña, pijo, leña al mono!- Y es verdad. Así pues, mis planes para el año nuevo comienzan en este preciso momento: ¡¡Leña a los monos, dos, y más!! No es un juramento revelado, o sí, ni una subida de leche merengada, ni una crónica de justicia anunciada, ni una sesión de ‘Toma-te-rapia’ -ya te cagas-, ni un primer movimiento de la sinfonía inconclusa, ni nada que se parezca a lo anterior. No señor. Es una muestra de este ‘yogurt’ social que, de tanto cuajo, nos agrió la papilla con carácter retroactivo. Y podemos prometer y prometemos que daremos leña, y leña daremos, hasta que se rompa la vara jinjolero curtida en la mierda que nos han echado encima, y por ver si al tiempo que propinamos unos buenos leñazos en el lomo de esa panda sinvergüenzas, jetas y demás cabritos con mando en plaza, a la par se infectan con la misma basura en que han convertido este dolorido país. ¡Coño, ya! Cabreao está el patio, ya te digo.

Campillo y García, “Las ‘partes’ contratantes”

“El alcalde contratante de la primera parte y el alcalde contratante de la segunda parte”

Y dice el ‘otro’: “La inteligencia es un atributo humano. Y el humor es inteligente (A veces)” Ya te vi a dar yo mismo humor inteligente. Y cómo muestra valga un botón: “El alcalde de Mazarrón, Campillo, sufre una peritonitis aguda de vergüenza y se baja el sueldo” ¿A que te entra una risa dentro los calzoncillos que te hiela el izquierdo, y el derecho? Otro: “El alcalde número dos, García, tras arduas deliberaciones, junta y asamblea de lumbreras ‘progresistas que te jiñas del pasmo’, descubren escondida entre las siglas de su partido la definición de ‘obrero’, y se ponen a trabajar”. ¡No me jodas! Para ver cosas lo mejor es estar vivo, amigo, te guarde un higo y lo otro de mear y no echar ni gota, también.

¿Es o no es inteligente este humor? Pues a los ciudadanos nos hace tanta gracia que estamos pensando en ‘asaltar’ el ayuntamiento y reírnos un ratico con vosotros; así, en vivo y en directo pero con las manos en las carteras, que ya nos vamos conociendo, ya. Y aprovechando el viaje, nos agenciamos unos programas electorales y empezamos a tachar punto por punto, ya verás que risa más risa. ¡Ah, no, pijo! Que los programas solo sirven para estafar a los votantes. De eso saben mucho los socialistas, que se están guardando las diez de últimas para su año de alcaldía coincidiendo con el año electoral. Qué cucos, pijo, estos si son pillos y no el tal Campillo. Andaba servidor ‘sinseto’ por la intriga y el misterio: ¿Ande está el truco, ande leche estará el truco? ¡Ahí está el truco! ¿Pero ande vais con la que está cayendo a los chocholistos? ¡Zamurrios!, que ‘seis’ los más tóxicos mamandurrios. Eso si, con más trucos ‘siniestros’ que una barraca de feria… ¡Zamurrios!

La cosa no iba de ¿Promoción turística del municipio? Sí, o de cojones cochifritos. No ves que están los ‘pijos’ que se salen en los mayestáticos hoteles edificados en la costa, tipo Dubai y eso. ¿Creación y atracción de empresas, proyectos impactantes y puestos de trabajo para Mazarrón? ¡Al capullo!, que hagan ayuno teologal, o se vuelvan ‘aerófagos o aerívoros’ y vivan del aire. (No confundir con ‘aerofagia’, esa cualidad gaseosa de la política. Que nos pedorrean en la cara, vamos). ¿Bajadas de impuestos, IBI, tarifa de agua, alcantarillado, basura, etc?… Buenísimo el truco: mienten como bellacos y encima se revuelcan de la risa. Ahora que vayan y se cuelguen unas cuantas ‘merallas’ sacrosantas de la pechera: de “San Araprepucio den medio”, o “San Algarrobo por bajo te sobo”, mismamente. En fin, ya seguimos, a ver si entre tanto pasa la moda del chirigoteo-bufonada chocholisto-independiente, y ¡por los güitos inteligente!

-Cláusula Sanitaria para las ‘partes’ contratantes:

“Si se demostrase que cualquiera de las partes firmantes de este contrato, no se haya en el uso de su facultades mentales, quedará automáticamente anulado en todas sus cláusulas… Pero yo no sé siii… No se preocupe hay que tomarlo en cuenta en todo contrato, es lo que llaman una cláusula sanitaria… No me diga que ahora tenemos que vacunarnos… ¡Tomen se lo han ganado por idiotas!” (Diálogo Hnos. Marx)

“Los Hermanos Marx, genios indiscutibles del humor inteligente” – Del Film “Una noche en la ópera”

Anuncios