594291__happy-pigs_p

Juan Sánchez | Opinión | Nos hemos desgañitado informando a los ciudadanos de la obligatoriedad de apartar a los corruptos de nuestras instituciones. Nos hemos partido el pecho destapando la porquería de esos sinvergüenzas con mando en plaza. Nos hemos dejado el corazón y el precioso y escaso tiempo disponible en convencer a los votantes sobre algo que debería ser ejercicio habitual en unas elecciones democráticas. Hemos dejado clara la urgencia en desterrar de la vida pública a esos seres podridos que solo van a por la pasta: elementos y elementas que nos roban la vida y la ilusión para vivirla, y se llevan nuestro escaso dinero dejando a cambio su hambre y su miseria. Nada de nada, no ha servido absolutamente para casi nada. Casi nadie quiere oír las verdades. Casi nadie, salvo aquellos que viajan limpios de intención, ha demostrado con su voto el rechazo más rotundo a los corruptos…

 Relacionado:  “¿Votar Corruptos?”   ||  “Virus” (Electoral)

Una corriente de claridad inunda la nación. Un río nuevo de esperanza ha brotado en cada rincón de esta nación derruida, esquilmada, robada y vendida al mejor postor en el mercado de las miserias mundiales. Al grito de Ya Basta!, los españoles han dado un trompazo en toda la trompa a los miserables auto-encumbrados. En todas partes nace la ilusión, menos donde aquella España profunda sigue presente y muy viva…

No lo puedo entender, de ahí el título del presente: “Margaritas a los Cerdos”(*). Casi literalmente así se podría decir para aquellos votantes de “presuntos” corruptos: ¿os gusta tener “presuntos” mangantes en el gobierno municipal? No es una pregunta retórica, es la categórica conclusión vistos algunos resultados electorales. ¿Os gusta que os roben el futuro. Os gusta que os traten como estúpidos, como lelos, como tontos de baba?. ¿Os gusta revolcaros en la mierda. Os gusta comportaros como ellos? A la vista está, dado lo visto. Si no, de qué habría de llevarse un solo voto alguna de las formaciones que incluyen es sus filas a esos hijos de la “presunción”. Pues, demostrado ha quedado que solo les importáis en tanto en cuanto se os pueda sacar la asadura. Y vais y les jaleáis. Esto jamás tendrá remedio, o talvez sí. ¡¡Si estáis hartos de ser sus esclavos!!, de trabajar para llenar la panza a esos vividores, esos golfos, esos sinvergüenzas que os timan en los mítines, y se descojonan de vosotros derrochando lo que han “despistado” allá en el Caribe con mojito de sobre electoral, en la séptima avenida comprando Rolex de imitación para regalar a los crédulos y gilipollas lameculos, en el Nilo rosáceo brindando por vuestra estupidez con Moët-Chandón rosée que te den, o en la Conchimpampa tirito va tirito viene, y no se detiene. Qué más da, si el dinero que dilapidan con tan buen gusto -es broma-, os lo roban de las calles, de los jardines, de los colegios, del balance de vuestros comercios en números rojos. Y vosotros pasándolas canutas y ellos a to pijo jactándose y riéndose de vuestra ignorancia.  “Margaritas -votos- a los Cerdos”(*). Lo que yo os diga.

maragaritas a los cerdos

Qué os han prometido? Un puesto de trabajo? Alguna ayuda social o subvención a ojete perdido? Una iglesia anglicana marrana? Carta blanca en el plan de ordenación trucada? Pasta gansa, de gansos pesebreros? O acaso os han dado dos reales por vuestro voto vía cartero? Con eso estáis satisfechos? Os sentís realizados como personas habiendo votado a los sucios? En serio creéis que van a gobernar esa piara de cerdos(*)? LO DUDO, LO DUDO, Y LO DUDO!! Sabéis por qué, muy fácil, porque afortunadamente aquellos que votaron otras formaciones limpias son mayoría en los municipios; y esa mayoría de personas transparentes no les van a dejar salirse con la suya. Y la promesas que se os hicieran y los votos que habéis tirado a la basura, os han de señalar de por vida. Sois tan culpables como los presuntos corruptos, SÍ, vosotros!!, Vosotros no queréis a vuestro pueblo, y así lo habéis demostrado. De nada os ha de servir, los vecinos, en su mayoría, si quieren a su pueblo y lo han confirmado en las urnas. Y NO van a consentir ni un solo día más que, los cerdos(*), sigan con esa vida padre a costa del trabajo y el sufrimiento del pueblo.

Mañana, cuando los buenos gobernantes consigan un futuro para Todos, vosotros que habéis votado en contra del pueblo, también disfrutaréis de un puesto de trabajo, de un futuro para los vuestros, de una esperanza limpia y un mañana de ciudadanos libres sin el sucio manto de esos cerdos(*) aviesos. Mañana, cuando volváis la vista atrás y os recordéis votando en negro, se os caerá la cara de vergüenza, quizás, o quizá no, pero habréis de dar gracias al resto por haber sido unas personas trasparentes y honestas, que renegaron de Los Cerdos(*). Y punto!

margaritas a los cerdos bn

«Noite dare sactum canibus neque mittatis margaritas vestras ante porcos, ne forte conculcent eas pedibus suis et conversi dirumpant vos». (Evangelio de San Mateo 7:6, Jesucristo la en el sermón de la montaña)

*Nota del autor: El presente artículo es una síntesis de todo cuanto ha acontecido en la pasada campaña electoral. Al llamar “Cerdos” a los presuntos corruptos, dados por tales CORRUPTOS en la prensa regional, nacional, etc, solo nos hacemos eco fiel de la porquería y desvergüenza que rodea a esta casta política, o lo que sea, que lejos de trabajar por el pueblo, se limita a mirar por su interés personal y de sus “amigotes”, olvIdando la labor primordial que debería acometer un cargo público: SERVIR AL CIUDADANO. Además, CERDO: según la RAE, interesa, dado el uso limitado que se hace en este artículo, al ser sucio, deshonesto, indecente. Por tanto, avispado lector malintencionado, la única referencia que se menciona es la suciedad moral que suele “adornar” a aquellos cargos públicos imputados por un juez por su presunta CORRUPCIÓN. Toda otra interpretación de texto anterior, será mera elucubración de mentes retorcidas o, simplemente, sucias. Gracias por vuestra atención. Saludos.

Juan Sánchez.

27/5/2015

Anuncios