MONTORO Y VALCÁRCEL ACUERDAN ESTUDIAR COMPENSACIONES DE FINANCIACIÓN A MURCIA

A las cuatro y un minuto de esta tarde de martes esplendoroso de sol casi primaveral, la Primera Cadena de la oficial TVE, en su espacio dedicado a Murcia, solo diez minutos para estar bien informados, nos comunicaba la noticia que veníamos esperando cientos de miles de murcianos. VALCARCEL IMPUTADO POR VARIOS SUPUESTOS GRAVES DELITOS, y acompañándole tres familiares directos en compañía de otros. Y su hija, su yerno, su cuñado, y…

Los fiscales han aceptado el auto de procedimiento del juez Abadía, que se suma a otros jueces honorables como Rus, Alaya, Bermúdez y el genial magistrado que ha llevado el caso de Urdangarin y de su esposa.

Hemos ganado el juez Abadia, Murcia y la democracia en una región cuyo déficit de libertad era un clamor de una opinión pública desesperada.

Las presiones, los insultos, las descalificaciones, los viajes a Madrid a “saludar” a la Fiscal General del Estado, ¡que gran error, que inmenso error! y ciertas ambigüedades mediáticas no han impedido que se abrá un nuevo tiempo para seguir encontrando más culpables de la ruina económica y moral de Murcia.

Todavía quedan días muy duros que nos pondrán a prueba, y por ello no hay que dejar de estar atentos.

Fueron los ecologistas los primeros en denunciar y luego VMPRESS en informar en unos años difíciles en los que nos decían de todo. Incluso unos cuantos nos llamaban locos.

Ahora, apenas pocos años después, la cola ha crecido y han sacado pecho, temiendo que la escasa credibilidad terminaran en cierres de empresas con cientos de trabajadores a la espera de los espantosos ERES.

Ya tendremos tiempo, mucho tiempo, incluso para escribir un libro negro, contando toda clase de detalles que en este momento están bajo secreto de sumario.

Y en ese libro, seguro que el presidente regional del Gobierno murciano, Alberto Garre, abogado de profesión, que ha empezado a ser nuestro letrado defensor y de los intereses de la Comunidad Autónoma, aparecerá como un hombre honrado que no quiso dejar de serlo, porque se debía a los murcianos, a los militantes de su partido y a su conciencia.

Ha sido un ser humano. Luego político defendiendo principios. Empieza desde ya los alborotos de los “indignados” del pesebre. Ya verán.

Fuente: VMPress.

Anuncios