im18273transparencia

Juan 2Juan Sánchez | Opinión | Mazarrón| Por estas mismas lunas, hace ahora seis meses, coincidiendo con el relevo en la alcaldía que pasó a manos del ‘progresista’ Paco García, un grupo de vecinos de Mazarrón presentamos varias alegaciones a la totalidad de los presupuestos municipales del 2014. A día de hoy seguimos sin saber si dichas alegaciones fueron estimadas o todo lo contrario. Un silencio en exceso sospechoso, quizá por la temática del mismo recurso, ha sido la ausente pronunciación desde el consistorio mazarronero. Entendemos que no se nos ha tenido en consideración porque somos vecinos de tercera y no merecemos ni la deferencia de una respuesta coherente hacia nuestras reclamaciones. Tal vez sea que no hay respuesta, ni coherente ni honesta, ni con el mínimo de vergüenza exigido por el cargo, ni con el respeto que merece cualquier ciudadano. Tal vez sea eso, o que la transparencia en Mazarrón brilla por su ausencia… ¡sospechosus silentium est!

Relacionado: Fernando Urruticoechea: “Corrupción Municipal y Poder Ciudadano”

Promesas electoralistos: “Mazarrón: La primera en la frente”

transparencia

Nuestra reclamación se basó en las siguientes alegaciones:

(Copia literal. Texto íntegro más abajo)

A)- Por no haberse ajustado su elaboración y aprobación a los trámites legales establecidos:

“La aprobación inicial del Presupuesto de 2014 se produjo en la sesión plenaria del 27 de mayo de 2014, cuando la aprobación definitiva del Presupuesto General por el Pleno de la Corporación habrá de realizarse antes del día 31 de diciembre del año anterior al del ejercicio en que deba aplicarse (art. 112.4 de la Ley de Bases del Régimen Local –LBRL- y art. 169.2 del TRLRHL)”

Esta cuestión no es meramente formal ni tampoco subsanable totalmente con su aprobación extemporánea en el mes de mayo, ya que su tardía tramitación impide la participación ciudadana en el acto político más importante de cualquier ayuntamiento, como es la aprobación de su Presupuesto, que es nada menos que la expresión económica del programa directivo de la Corporación.

Por ello es por lo que se debería abrir la participación desde un año antes a los ciudadanos y sus asociaciones, a través de la técnica conocida como presupuestos participativos, cumpliendo una de las disposiciones más importantes y más olvidadas del régimen local como es la del art. 1.1 de la LBRL que dice:

“Los Municipios son Entidades básicas de la organización territorial del Estado y cauces inmediatos de participación ciudadana en los asuntos públicos”…

Quedan escasos días para finalizar el 2014 y no sabemos nada de nada de los presupuestos municipales para el 2015. Ah, ¡sorpresa, sorpresa!

En realidad el tema central de las alegaciones es de crucial relevancia para el municipio, no en vano se trata de autogestionar el servicio de agua pública a día de hoy monopolizado por la empresa AQUALIA (Y sus místers colaboracionistas).

Ya de paso hemos de recordar al pleno mazarronero nuestra reclamación:

B).- Por omitir el crédito necesario para el cumplimiento de obligaciones exigibles a la Entidad local, en virtud de precepto legal o de cualquier otro título legítimo.

“No se presupuestan los gastos ni los ingresos correspondientes al contrato para la gestión y explotación del servicio de abastecimiento de agua y alcantarillado entre el Ayuntamiento de Mazarrón y la empresa concesionaria AQUALIA. En aplicación del artículo 134 de la Constitución española, el principio de universalidad presupuestaria obliga al ayuntamiento de Mazarrón a contabilizar en su Presupuesto todos los gastos y también todos los ingresos derivados de la prestación del servicio, aflorando así los ingresos y costes de su gestión”.

“Las tarifas derivadas de servicios públicos, siempre dan lugar a ingresos públicos sea cual sea la forma o el régimen jurídico con que se preste el servicio y el sujeto que las perciba inmediatamente”…

FRANCISCO-GARCIA-NUEVO-ALCALDE-01
Francisco García – mazarrón.es

Un tema, la remunicipalización de la gestión del agua, que pocos ayuntamientos se plantean a corto plazo dado los suculentos apaños que con dineros de dichas empresas han salvado el trasero a más de un alcalde en tema de cuadratura presupuestaria. ¿Se salvarán los presupuestos del 2015 con los “aguinaldos” de AQUALIA, FACSA, y etc? No te molestes en contestarnos Paco, tú a lo tuyo alcalde, que seguimos sin saber de qué va lo tuyo. Ni te molestes en contestar, ya te lo explicamos cojonudamente en las urnas. Salud y felices fiestas, camaradas… Artículo en  vegamediapress

_____________________________________________

Transparencia_ayuntamientos

ALEGACIONES A LOS PRESUPUESTOS MUNICIPALES – 26/6/2014

SR. ALCALDE DEL AYUNTAMIENTO DE MAZARRÓN

D._______________, con DNI ______________ciudadano de Mazarrón con domicilio en _____________________________  presenta RECLAMACIÓN dentro del plazo concedido de 15 días hábiles a la aprobación inicial del Presupuesto para 2014, y Plantilla de Personal, por el Pleno del 27/05/2014 del Ayuntamiento de Mazarrón, según anuncio publicado en el BORM nº 128 de 5/6/2014, al amparo de lo dispuesto en el art. 170.1 del RDL 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales –TRLRHL en lo sucesivo-, y según se establece en el art. 170.2 del mismo texto legal TRLRHL.

La reclamación se basa en las siguientes alegaciones:

A).- Por no haberse ajustado su elaboración y aprobación a los trámites legales establecidos.

La aprobación inicial del Presupuesto de 2014 se produjo en la sesión plenaria del 27 de mayo de 2014, cuando la aprobación definitiva del Presupuesto General por el Pleno de la Corporación habrá de realizarse antes del día 31 de diciembre del año anterior al del ejercicio en que deba aplicarse (art. 112.4 de la Ley de Bases del Régimen Local –LBRL- y art. 169.2 del TRLRHL).

Esta cuestión no es meramente formal ni tampoco subsanable totalmente con su aprobación extemporánea en el mes de mayo, ya que su tardía tramitación impide la participación ciudadana en el acto político más importante de cualquier ayuntamiento, como es la aprobación de su Presupuesto, que es nada menos que la expresión económica del programa directivo de la Corporación.

Por ello es por lo que se debería abrir la participación desde un año antes a los ciudadanos y sus asociaciones, a través de la técnica conocida como presupuestos participativos, cumpliendo una de las disposiciones más importantes y más olvidadas del régimen local como es la del art. 1.1 de la LBRL que dice:

“Los Municipios son Entidades básicas de la organización territorial del Estado y cauces inmediatos de participación ciudadana en los asuntos públicos”

Esta aprobación extemporánea supone además una burla al nuevo marco de actuación presupuestaria desarrollado tras la aprobación de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, que establece la obligación de cada ayuntamiento de elaborar un plan presupuestario que abarcará un período mínimo de tres años, que se incluirá en el Programa de Estabilidad, en el que se enmarcará la elaboración de los presupuestos anuales y a través del cual se garantizará una programación presupuestaria coherente con los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública y de conformidad con la regla de gasto.

Plan presupuestario a tres años que no casa en absoluto con el vicio existente en este ayuntamiento de Mazarrón de aprobar rutinariamente unos presupuestos extemporáneos, cuando el nuevo art. 27.2, que se llama precisamente de “Instrumentación del principio de transparencia” obliga a que cada ayuntamiento, antes del 1 de octubre de cada año, debe remitir al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas información sobre las líneas fundamentales que contendrán sus Presupuestos, a efectos de dar cumplimiento a los requerimientos de la normativa europea.

¿Qué va a hacer este año el ayuntamiento de Mazarrón, entregar antes del 1 de octubre las líneas del Presupuesto del 2014 y no los del 2015 como es su obligación?

B).- Por omitir el crédito necesario para el cumplimiento de obligaciones exigibles a la Entidad local, en virtud de precepto legal o de cualquier otro título legítimo.

No se presupuestan los gastos ni los ingresos correspondientes al contrato para la gestión y explotación del servicio de abastecimiento de agua y alcantarillado entre el Ayuntamiento de Mazarrón y la empresa concesionaria AQUALIA. En aplicación del artículo 134 de la Constitución española, el principio de universalidad presupuestaria obliga al ayuntamiento de Mazarrón a contabilizar en su Presupuesto todos los gastos y también todos los ingresos derivados de la prestación del servicio, aflorando así los ingresos y costes de su gestión.

Las tarifas derivadas de servicios públicos, siempre dan lugar a ingresos públicos sea cual sea la forma o el régimen jurídico con que se preste el servicio y el sujeto que las perciba inmediatamente.

AQUALIA, como gestor privado del servicio de abastecimiento de agua potable del municipio de Mazarrón, actúa como vicario o delegado del Ayuntamiento, que es quien mediatamente debe percibir el ingreso. De ahí que al ser la tarifa un ingreso público, deba necesariamente de figurar en el Presupuesto del Ayuntamiento, fiscalizándose e interviniéndose por la propia Administración, sin perjuicio de que su importe figure también como gasto en el Presupuesto del Ayuntamiento, en cuanto contraprestación que percibe el gestor privado.

La concesionaria seguiría recibiendo idéntica retribución, las tarifas del agua, tal como debe figurar en el Pliego de Condiciones Económico administrativas, pero tras la correspondiente emisión de factura y fiscalización municipal de su gestión recaudatoria y facturas.

El Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público -TRLCSP- prevé que la fijación de las tarifas a percibir de los usuarios por parte del concesionario sean determinadas contractualmente.

No somos nosotros, ni siquiera un sector mayoritario de la doctrina, sino el propio Tribunal Supremo, el que advierte de la importancia de las consecuencias que tiene el que deban ser tasas las tarifas del agua, independientemente de su forma de gestión, ya que han de ingresarse por su importe total en las arcas municipales y no en las de AQUALIA y habrán de hacerse con cargo a los presupuestos municipales, aunque se declarara su afectación al mantenimiento del servicio, con pago final de su importe a la empresa concesionaria AQUALIA (STS de 12/11/2009).

Por todo ello, entendemos que deben subsanarse los defectos formales señalados antes de la aprobación definitiva del presupuesto 2014 en su estado actual y facilitarnos la documentación completa del expediente del Presupuesto 2014, incluyendo la liquidación presupuestaria del ejercicio 2013, con acompañamiento de la declaración efectuada ante el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en el portal de su página web, por ser de derecho y por ser exigible a un ayuntamiento que debe ser transparente.

“Transparencia municipal que significa que cualquier ciudadano tiene derecho a conocer las previsiones económicas y los costes de su ayuntamiento”.

Lo que se alega en Mazarrón, a veintiséis de junio de dos mil catorce.

Registro de entrada ventanilla única ayuntamiento de Mazarrón: nº 12.122

Alegaciones Presupuestos 2014 Mazarrón

Anuncios