Protesta de empleados de banca por los despidos en el sector.
Protesta de empleados de banca por los despidos en el sector.

El FROB y el FGD han visto evaporarse 34.042 millones y cubrirán números rojos de 8.622 millones

Pablo Allende Salazar/El Periódico.com

Amedida que va avanzando el proceso de privatización de bancos nacionalizados, el objetivo declarado del Gobierno de recuperar la mayor parte de las ayudas a la banca parece ir convirtiéndose en una quimera. Tras la recién pactada venta de Catalunya Banc al BBVA, los contribuyentes y los ahorradores han perdido ya 34.042 millones de los 61.495 millones inyectados como capital en entidades con problemas, a los que se suman los 8.810 millones que hoy por hoy se estima que deberán cubrir como pérdidas futuras en muchas de estas entidades para que otros bancos aceptaran comprarlas…

La entidad catalana es por ahora la que mayor agujero ha dejado en las arcas públicas, y probablemente lo seguirá siendo al final. Era previsible ya que fue la que más capital recibió en relación a sus activos medidos según su riesgo (49%, frente al 34% del Banco de Valencia, el 33% de NovaGalicia Banco, 11% de la CAM, 10% de Bankia y 6% de BMN).

CatalunyaCaixa recibió, así, 12.052 millones en apoyos públicos. El BBVA pagará hasta 1.187 millones (267 millones dependen de una aprobación del Ministerio de Hacienda sobre un aspecto fiscal). De esta cantidad, unos 783 millones corresponden al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y unos 384 millones, al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD, controlado por el Estado pero que se nutre de las aportaciones que los bancos hacen según su pasivo y que repercuten en los ahorradores).

CERO RECUPERACIÓN / El FROB, sin embargo, se ha comprometido a cubrir unas pérdidas de hasta 531,3 millones al BBVA, que a día de hoy estima que en la práctica ascenderán a 185 millones (de los que absorberá unos 122 millones, mientras que el resto irá básicamente al FGD). Además, para que el fondo Blackstone comprase una cartera de hipotecas problemáticas de 6.375 millones ha prometido cubrir otros 100 millones en pérdidas y ha aportado 572 millones de incierta recuperación. En total, unos 794 millones, una cifra en línea con lo que ingresará del BBVA.

Conclusión: ha perdido todo el capital inyectado. Fuentes del FROB defendieron ayer que CatalunyaCaixa era una entidad «inviable» debido a una gestión «como poco imprudente» de sus equipos previos. «Es como si hay un accidente, quizá por imprudencia. Nosotros somos los servicios médicos que tienen que resolver un problema que no han generado y eso a veces te obliga a amputar una pierna», argumentaron.

Además, defendieron que si no se hubiera vendido de forma separada la cartera de hipotecas, existía el riesgo de que la Comisión Europea obligase a liquidarla. También indicaron que alguna de las otras dos ofertas -de CaixaBank y Santander- incluía condiciones «inaceptables».

PÉRDIDAS / Las fuentes también apuntaron que el FROB espera recuperar «mucho, incluso más de lo inyectado» con Bankia y BMN. Todavía quedan en juego 24.841 millones: 22.424 millones de Bankia, 1.282 millones en BMN, 604 millones en CEISS, 407 millones en Caja 3 y 124 millones en Liberbank. A estas cifras se suman los 2.192 millones inyectados a la Sareb, los 572 aportados para que Blackstone compre las hipotecas de CatalunyaCaixa y una línea de crédito de 500 millones para esta misma operación.

Por el momento los contribuyentes solo han recuperado algo más de 2.500 millones: además de los de CatalunyaCaixa, 783 millones en NovaGalicia Banco y 977 millones en Banca Cívica. Los 1.304 millones obtenidos por la venta del 7,5% de Bankia todavía no los ha recibido el FROB.

Por la parte de las pérdidas de capital, ascienden a 11.286 millones en Catalunya Caixa (sin tener en cuenta las nuevas ayudas), 8.269 millones en NovaGalicia, 5.498 millones en Banco de Valencia, 525 millones en CEISS, 363 millones en BMN y 235 millones en Banco Gallego. Los ahorradores, a través del FGD, han perdido 5.249 millones en la CAM, 1.682 millones en CCM y 953 millones en Unnim, y recuperado 291 millones por NovaGalicia, a parte de CatalunyaCaixa.

Asimismo, el Estado avaló 103.436 millones a la banca de los que ha recuperado 71.350 millones. Prevé reingresar sin problemas el resto, como hizo con los 16.300 millones de liquidez que aportó a bancos en problemas.

Fuente: El Periódico.com

Anuncios