Asucar
¡¡Asucar!!

Encontrado abandonado, olvidado, humillado, calumniado, estafado, traicionado y ¡muy cabreado!, en la plaza del Ayuntamiento del pueblo de Mazarrón, -Terraza del bar de Juan-, en esta mañana tórrida, casi infernal, cuando los cielos parecen arder de rabia en el silencio obligado de la nobleza. Y llega el ‘Karma’ y pone un sobre de ‘asucar’ ante los ojos sencillos, sinceros, atentos a las señales, con mensaje directo para aquellos que se creen los amos del universo local. La sabiduría y el hueco dulzor de un sobre de ‘asucar’ arrastrado por el lodazal de los infames, parece sermonear sin ambages a quienes tan seguros -a salvo- sienten-se, gracias a la sangre ROBADA al sufrido pueblo de Mazarrón…

Pero hay algo más…

"Muy oportuno, grandioso, certero Saramago"
“Muy oportuno, grandioso, directo, ¡¡muy certero!! Saramago”
Anuncios