-
http://www.filtrala.org

La Marea/MADRID /23 de abril de 2014

La asociación Associated Whistle-Blowing Press (AWP) ha lanzado un portal (www.filtrala.org) dedicado a la filtración de documentos (secretos o no), similar al proyecto Wikileaks, pero enfocado a España. Parte del grupo promotor –entre los que hay hackers, periodistas y miembros de movimientos sociales– trabajó antes en el equipo de Julian Assange, radicado en Islandia. “Ahora queremos desarrollar nuestra experiencia en España, donde hay unos niveles altísimos de corrupción sistémica”, explican…

Otra de las experiencias previas de referencia es la de Edward Snowden, aunque éste no forma parte de Filtrala. En mayo 2013, Snowden reveló la colaboración existente entre gobiernos y empresas destapando el “estado de vigilancia” con sus filtraciones. Siguiendo esta línea, Filtrala pone a disposición de la sociedad “un mecanismo ciudadano para luchar contra la corrupción y el abuso, con el único deseo de que se consiga una muy necesitada regeneración social, que debe estar basada necesariamente en la justicia y en la transparencia”, explica el colectivo a través de su carta de presentación.

En España, La Marea y otros tres medios de comunicación (Diagonaleldiario.es y Mongoliainvestigarán, contrastarán y verificarán las filtraciones y denuncias ciudadanas que lleguen al buzón de Filtrala.

Además de medios de comunicación, también colaborarán con la plataforma entidades civiles. Entre ellas, la Comisión Anticorrupción de la Red Ciudadana Partido X, que presenta como principal aval a Hervé Falciani. Después de abandonar su empleo en la filial suiza del banco HSBC, donde trabajó ocho años, Falciani empezó a colaborar en 2009 con la Justicia de varios países, al filtrar datos bancarios de cerca de 130.000 evasores fiscales.

-
http://www.eldiario.es

El diseño del proyecto arrancó hace un año. Durante este tiempo, sus integrantes han creado un sistema que blinda a la persona que filtra documentos que considera importantes para la sociedad. El anonimato está garantizado y la asociación se compromete a no dar, “bajo ningún concepto”, datos a terceros. El proceso no requiere de conocimientos previos de informática y “está pensado para ser seguro a la vez que simple”, explican.

¿Cómo se hacen públicos documentos a través de Filtrala? El primer paso es instalar el navegador anónimo Tor, siguiendo las instrucciones de www.filtrala.org. Después de que el ciudadano envíe los documentos, el equipo los investiga y publica a través de www.awp.is.

Además de Tor, la plataforma utiliza –por cuestiones de seguridad– los cifrados GPG (de grado militar), AES y OpenSSL y el sistema operativo incógnito Tails, que no dejan rastro de la navegación en el ordenador del filtrador ni en los servidores propios. Todo el historial se borra de forma automática durante la navegación. Además, el equipo de AWP limpiará todos los metadatos de los documentos filtrados para que ningún servicio informático pueda saber de dónde proceden.

AWP solo aceptará y publicará materiales censurados o secretos de naturaleza política, científica, institucional, oficial, diplomática o de relevancia histórica. Por lo tanto, rumores, opiniones o material escrito en primera persona, que estén disponibles públicamente en otro espacio, no serán considerados.

La elección de Bélgica como sede para la asociación no es casual. “Estudiamos todas las legislaciones de la UE y la ley de prensa belga es la que nos garantizaba más protección”, añaden desde la asociación.

El objetivo de Filtrala, defiende uno de sus portavoces, “no es sólo destapar noticias, sino lograr cambios en las leyes a través de un trabajo en equipo”. De hecho, tras la publicación de las informaciones, un equipo de abogados y organizaciones civiles estudiará posibles acciones legales, en caso de que fuesen necesarias.

Logo-filtralaorg_EDIIMA20140422_0740_13
http://www.filtrala.org

Fuente: lamarea.com

Anuncios