ojo-de-huracan

“El ojo del huracán”

Soy ojo que traspasa destino
donde nadie quiere indagar (se).
Soy el ojo del huracán.

Mar en calma total, cadáver
imperturbable en la tormenta perfecta.
En verdad soy mentira piadosa:
Samaritano del atajo errante…

Ojo de pez en un mundo angosto;
garra de águila en la oscuridad.
Soy rayo que incinera cartílago
donde nadie osa cauterizar (se).

Soy el ojo del huracán,
soy mentira por estrenar,
soy verdad para ‘envenenar’ (te).

Ojo rojo valido del verde trigo,
espectral zelote del 8º mandamiento.
Soy voz que dormita, expectante
del otro lado: farsa para relativizar (te).

Habito, momificado, cierta espiral:
remolino de polillas achicharradas,
ventresca desquiciante, coyuntural,
tornado gutural de luz des-aguada.

Germen de silencios, soy,
ventisca azul, un murmullo apenas
en la vacua sincronicidad…

¡Soy (tu) ojo del huracán!

ohoAutor: Juan Sánchez – 8/3/2014

– Texto bajo licencia Creative Commons – 

by-nc-sa1

Anuncios