Fotonoticia - Europapress
Fotonoticia – Europapress

Dispositivo de la Benemérita en las carreteras de la Región de Murcia

“La mayoría de las infracciones se detectaron en un dispositivo desarrollado en Mazarrón con ocasión de la Romería del Milagro (17/11/2011)”

MURCIA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) –

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desplegado, durante el pasado fin de semana (17/11/2013), un dispositivo de verificación de alcoholemia en distintas carreteras de la Comunidad donde se ha controlado a 2.306 conductores, de lo que 81 arrojaron resultado positivo en alcohol (3,51 por ciento).

De estos se procedió a la detención de una decena, nueve por alcoholemia y uno por conducir sin crédito de puntos en su permiso de conducción. Los restantes conductores han sido denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia…

REACCIÓN VÍA ‘WHATSAPP’ EN MAZARRÓN…

Agentes del Sector de Tráfico de Murcia han llevado a cabo este amplio despliegue en el marco del plan de control de las zonas de ocio y diversión, y para concienciar a los conductores de los peligros que supone conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas.

En especial se destaca el dispositivo de control establecido en las proximidades de las localidades de Bolnuevo-Mazarrón con motivo de la celebración de la Romería del Milagro, donde fueron detectadas más de dos terceras partes de las pruebas positivas realizadas, siendo detenidas dos personas por alcoholemia y otra que, además de dar resultado positivo en las pruebas, conducía estando privado de permiso de conducir por haber perdido la totalidad de los puntos asignados.

Con estas actuaciones se pretende concienciar a la población de la incompatibilidad del consumo de bebidas alcohólicas con la conducción de vehículos, y con ello evitar que se produzcan accidentes de circulación, garantizando la seguridad vial y el normal desarrollo de estos eventos multitudinarios. De hecho, en este caso y en la zona afectada, no se ha registrado ningún accidente.

Por ello, la Guardia Civil reitera su mensaje a aquellos conductores que, de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campañas y advertencias de la DGT, conducen después de haber consumido alcohol o drogas, recordando que se seguirá intensificando la realización de los controles a cualquier hora del día o de la noche, especialmente de cara a las próximas festividades, tanto el puente de la Constitución como la Navidad.

En todos los casos, los vehículos afectados son inmovilizados por la Benemérita hasta que sus conductores se encuentren en condiciones de proseguir viaje, una vez que hayan rebajado el nivel de alcoholemia dentro de los límites permitidos, o bien se hagan cargo de los vehículos otros conductores que se encuentren habilitados y, previa la prueba de alcoholemia, se acredite que pueden retirarlos.

Conducir un vehículo a motor o ciclomotor con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 mg/l lleva aparejada la detención del conductor como presunto autor de delito contra la seguridad vial, castigado con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses y en cualquier caso la privación del permiso por un tiempo de 1 a 4 años.

Por otra parte, la conducción de vehículo a motor o ciclomotores con tasas superiores a 0,25 mg/l (0,15 mg/l, conductores noveles) y hasta 0,60 mg/l, supone una sanción económica de 500 euros y la pérdida de hasta 6 puntos del permiso de conducir.

Asimismo, conducir estando privado del permiso de conducción por la perdida de la totalidad de puntos asignados, se encuentra tipificado en el Código Penal y puede ser castigado con la pena de prisión de 3 a 6 meses o con multa de 12 a 24 meses o con trabajo en beneficios de la comunidad de 31 a 90 días.

Fuente: Europa Press.com

_________________________________

“Malestar en el equipo de gobierno por los controles de alcoholemia de la romería” (La Verdad – 27/11/2013)

La romería del Milagro, celebrada el pasado día 17 en Bolnuevo, todavía colea. Más que por la fiesta, por lo que vino después. Los controles de alcoholemia desplegados por la Guardia Civil han sembrado el descontento entre los vecinos. «En ninguna fiesta de este tipo de ningún pueblo se hacen», se lamentan. También hay malestar en el seno del equipo de gobierno municipal que dirige el independiente Ginés Campillo.

Aquel domingo, el dispositivo de la Agrupación de Tráfico de la Benemérita blindó ese poblado marinero, hasta donde llegaron más de 25.000 romeros para disfrutar de una jornada festiva en la playa. La patrullas no solo controlaron el único acceso por carretera. Además se desplegaron en el cauce de la rambla de las Moreras, una vía alternativa que comunica la playa y el casco urbano de Mazarrón a través de un camino de tierra. En la localidad, nadie recuerda un despliegue así.

El balance fue de más de cincuenta conductores sancionados por dar positivo. Tres fueron detenidos. «La culpa la tuve yo. No estuvo bien. Pero en ese momento pensé que podía conducir mi coche. Y tomé el camino de la rambla para no perjudicar a nadie». Así entona el ‘mea culpa’ uno de los automovilistas multados. «En una curva del camino, la Guardia Civil me dio el alto». Y ahí acabó su viaje de regreso a casa. El alcoholímetro arrojó el siguiente resultado: un nivel de alcohol en sangre de 0,80 miligramos, cuando el tope permitido es de 0,25.

Así que para este automovilista, que prefiere mantener el anonimato, la romería acabó en un juicio rápido. El veredicto: retirada del carné de conducir durante ocho meses y una multa de 360 euros. La vuelta desde el juzgado de Totana ya la hizo en el coche de otro mazarronero que tuvo que acudir a responder ante la Justicia por dar también positivo.

El despliegue de la Guardia Civil con motivo de la romería ha llevado la indignación al municipio, donde estos días no se habla de otra cosa. Nadie cuestiona que alcohol y conducción son incompatibles, y que no hay que beber si después debe uno ponerse al volante. Pero muchos vecinos se preguntan si la Delegación del Gobierno también piensa realizar el mismo dispositivo en otras fiestas populares, como la romería de La Santa de Totana, los Caballos del Vino de Caravaca o los carnavales de Águilas. Hay quien ve detrás una «afán recaudatorio» y quien piensa que quizás hubiera sido suficiente advirtiendo los días previos de que se iban a montar controles de alcoholemia para disuadir a los conductores. En la red de mensajería Whatsapp circulaba la semana pasada una octavilla haciendo referencia al despliegue.

Zonas de ocio y diversión

En el balance que hizo público la Jefatura de Tráfico de los controles de ese fin de semana se hacía referencia al dispositivo de Bolnuevo, y lo incluía en el marco «del plan de control de las zonas de ocio y diversión, y para concienciar a los conductores de los peligros que supone conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas». La nota resaltaba que «de hecho, en este caso y en la zona afectada, no se ha registrado ningún accidente».

Ese fin de semana se realizaron 2.306 conductores, de lo que 81 arrojaron resultado positivo en alcohol (3,51%). La cifra es bastante mayor que los resultados del pasado fin de semana, cuando Guardia Civil y Policía Local realizaron 1.455 pruebas, de las que 60 dieron positivo, por lo que el porcentaje de alcoholemia en vías interurbanas fue del 2,30%.

El malestar por el despliegue en la romería puede que alcance a la junta de seguridad local que hoy se celebra en el Ayuntamiento, y que está previsto que presida el delegado del Gobierno, Joaquín Bascuñana. En el orden del día figuran la lucha contra la venta de drogas y los dispositivos contra los robos en las urbanizaciones y pedanías, entre otros asuntos.

Fuente: La Verdad.es (27/11/2013)

___________________________________

– REACCIÓN VÍA WHATSAPP EN MAZARRÓN –

Fuente/Autor: 'Anónimo'
Fuente/Autor: ‘Anónimo’ – Vía Whatsapp
Anuncios