img_6575

Región/Social/VMPress.

Una marcha ‘multicolor’ de miles de personas, unas 80.000 según fuentes de los convocantes, ha reclamado este sábado por las calles de Murcia el fin de las políticas de recorte y unos servicios públicos gratuitos y de calidad.

De este modo, la convocatoria, secundada por un centenar de organizaciones sociales, profesionales y sindicales, ha recorrido las calles del centro de Murcia bajo el lema ‘Contra los gobiernos que destruyen los derechos. Por un sistema democrático al servicio de la ciudadanía ¡Gobierno dimisión!’…

Así, ha partido finalmente, pasadas las 18.00 horas, con el trayecto que los convocantes habían previsto inicialmente, a pesar de que la Delegación del Gobierno se había opuesto al recorrido alegando que suponía un peligro para la seguridad ciudadana” porque “no se garantiza el paso de vehículos de emergencias y los accesos a centros sanitarios”, por lo que propuso un trayecto alternativo que los organizadores consideraron “inaceptable”.

Uno de los portavoces de la ‘Marcha de Mareas’, Ángel Luis Hernández, ha señalado que esta movilización “es la visilización de los problemas que tiene la gente, por eso las ocho marchas salen de distintos lugares, para hacer visibles esos ocho problemas, que en definitiva nos afectan a todos y, por eso, confluirán en la Gran Vía”.

El objetivo es “reivindicar unos servicios públicos de calidad y digamos no a los recortes, porque sabemos que otras políticas son posibles. Sabemos que hay dinero, pero se quiere salir de la crisis con el esfuerzo de muchos en beneficio de unos pocos”, ha añadido.

Asimismo, ha indicado que se han fletado más de 20 autobuses desde distintos tipo de la Región de Murcia, porque “son temas que afectan al conjunto de la ciudadanía, sobre todo en la Región de Murcia, en donde en los últimos dos años el paro ha subido un 6 por ciento más que la media nacional y planea el aval del aeropuerto”.

“Se está llegando a un grado de desesperación extremo, con gente que no tiene para comer y que la están echando de sus casas”, ha apuntado.

Fernando Miñana, otro de los portavoces, ha destacado que “que las más de 50 manifestaciones que se están sucediendo en toda España están teniendo una afluencia masiva y eso significa que España se está levantando en contra de los recortes”.

Igualmente, ha insistido que lo “importante ahora mismo es la unidad para construir una alternativa que ponga fin a las políticas de recortes sociales y libertades”.

LUGARES DE CONCENTRACIÓN

La Marea Verde en Defensa de la Enseñanza Pública se ha concentrado ante la Consejería de Educación Universidades y Empleo, en la avenida de la Fama, y ha salido hacia la Avda Antonete Gálvez; la Marea Contra los Desahucios y por el Derecho a la Vivienda se ha concentrado ante la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, en la plaza Santoña, y saldrá hacia la avenida Antonete Gálvez, donde se ha juntado a la Marea Verde, siguiendo ambas por la Calle José Tapia Sanz y Calle Gutiérrez Mellado.

La Marea Blanca por la Sanidad Pública se ha concentrado ante el Hospital Morales Meseguer, en la Calle Marqués Vélez y de ahí ha partido hacia la Calle Puerta Nueva, uniéndose a las mareas anteriores en la calle Gutiérrez Mellado.

Por su parte, la Marea Negra Contra los Recortes en el Empleo Público se ha concentrado ante el Ayuntamiento de Murcia, Glorieta de España y ha salido por el paseo Teniente Flomesta, Calle Ceballos, Calle Isidoro de la Cierva, Calle Alejandro Seiquer, Calle Merced, Calle Puerta Nueva, uniéndose a las mareas anteriores en la Calle Gutiérrez Mellado. Todas ellas han seguido por Calle Jaime I hasta la Plaza de la Fuensanta.

La Marea por el Empleo Digno y la Renta Básica se ha concentrado ante la Oficina del SEF de Ronda Norte, en la esquina con Ricardo Codorniú, y ha partido hacia la Plaza Diez de Revenga, la avenida General Primo de Rivera, hasta la Plaza Circular; mientras que la Marea por unas Pensiones Dignas ha partido de la Oficina del INSS en Gran Vía Alfonso X hacia la Plaza Circular.

Por su parte, la Marea Naranja Contra los Recortes en Servicios Sociales ha salido de la Plaza Circular, junto a las dos mareas anteriores por Avda Constitución hasta la Plaza Fuensanta. Ya unidas con todas las mareas anteriores han continuado por la Gran Vía Escultor Francisco Salzillo hasta la Plaza Martínez Tornel.

Finalmente, la Marea por el Transporte Público y por el Soterramiento de las vías del Tren se ha concentrado junto al paso a nivel de Santiago el Mayor y ha discurrido por Calle Torre de Romo, recorriendo la calle Pintor Pedro Flores, la calle Industria, la Estación de tren del Carmen, la avenida Juan Antonio Perea, la calle Floridablanca, la Alameda de Colón y la avenida Canalejas, hasta la Plaza Martínez Tornel.

MANIFIESTO

Ya en la Plaza Martínez Tornel, junto al Puente Viejo, tres portavoces de la ‘Marcha de Mareas’ han leído el manifiesto reivindicativo, en donde se ha criticado “el acoso y derribo de los derechos sociales, laborales y democráticos”, refiriéndose al “pensionazo”, el cierre y privatización de servicios, la reforma de la Administración Local, la ‘contrarreforma’ educativa, el cuestionamiento del derecho a las prestaciones por desempleo o el desmantelamiento de la dependencia.

“El gran capital exige la total desaparición de los servicios públicos y de su carácter social, para que pasen al mercado y sólo sean fuente de inversión y negocio, nunca un derecho para el conjunto de las poblaciones”, han criticado.

Por otro lado, se han referido al cierre de instalaciones sanitarias públicas, como las urgencias del Hospital del Rosell, la bajada “constante y sucesiva” de las pensiones, que se suma “a lo ya arrasado en los últimos tres años, con el paro creciendo y las prestaciones acabándose”.

“A quienes protestamos para evitar un desahucio injusto, por defender un barrio habitable sin vías partiéndolo por la mitad, por sentir la vergüenza que ellos no tienen, nos denuncian con multas y amenazas de prisión”, han añadido.

Por ello, han defendido “un sistema en el que los gobiernos defiendan los intereses de la ciudadanía, no gobiernos que una vez instalados se permitan cambiar incluso la constitución. No gobiernos, como el murciano, que malgastan el dinero público en aeropuertos sin aviones o las autopistas a ningún lado”.

Entre sus peticiones, destaca la derogación de la Reforma Laboral, Reforma de las Pensiones, Reforma Constitucional, Recortes en Educación, Sanidad, Prestaciones por Desempleo, Dependencia, así como los nuevos proyectos que pretenden profundizar en los recortes.

Unos servicios Públicos de calidad, universales y gratuitos, de gestión pública, democrática y con criterios sociales; el desbloqueo de la Ley de Dependencia y recursos suficientes para la integración social y la disminución de las desigualdades; la paralización de los desahucios y acceso efectivo al derecho a una vivienda digna y a los servicios básicos de agua y luz.

Igualmente, un salario social para todas las personas sin ingresos o insuficientes; una jubilación a los 65 años con pensiones públicas suficientes; la aplicación de políticas efectivas de igualdad entre hombres y mujeres; la supresión y devolución de ayudas a la banca y enjuiciamiento de sus responsables; o una banca pública y la nacionalización de empresas estratégicas.

Por último, una Reforma fiscal para que “paguen más quienes más tienen”, profundización democrática del sistema político y electoral, inhabilitación de por vida a cargos políticos corruptos, separación de los poderes públicos o la ampliación de los derechos democráticos, “acabando con la creciente represión y con la impunidad de quienes utilizan el miedo y la violencia contra las demandas sociales”.

Anuncios