Imagen: noticias.lainformación
Imagen: noticias.lainformación

“Seis mineros, de edades comprendidas entre 35 y 41 años y procedentes de León y Asturias, mueren en el Pozo Emilio de La Pola de Gordón (León) a causa de un escape de gas metano”

“Según las primeras investigaciones, la aparición de una bolsa de metano hizo irrespirable la atmósfera en el interior de la mina y causó la muerte de los seis mineros y la intoxicación de otros cinco”

Seis muertos. Cinco heridos, de los cuales uno se debate entre la vida y la muerte. La minería leonesa, y la española, están de luto. Tras meses de lucha por el mantenimiento de los puestos de trabajo, “ahora llega esto”. Después de las dudas sobre el futuro de las minas de León, ahora seis muertos por el terrible grisú…

Jesús Magadán es el secretario regional de la minería en CCOO. Un sindicalista hecho en las batallas de las minas. Ayer, horas después de la tragedia  en la planta séptima del Pozo Emilio, en la explotación de Tabliza, perteneciente a la Hullera Vasco Leonesa, en La Pola de Gordón, Magadán lograba contener la emoción para reconocer que “todo esto es muy jodido”.

Poco después de llegar al municipio leonés, el responsable de minería de CCOO se encontró una situación dura, complicada en la entrada del pozo: “féretros saliendo del pozo, las familias llorando”. En una palabra, una situación “muy tensa” y “muy complicada”. Su primera imagen la define como “terrible”, según reconoce a La Meseta.

De regreso a La Robla, para conocer el estado de salud de los heridos, Jesús Magadán oía a otros compañeros decir que uno de los que todavía vive “tiene complicado salir”. Pero había que mantener la calma, que la rompía la realidad.

Los servicios sanitarios sacando heridos del pozo. leonoticias.com

Los servicios sanitarios sacando heridos del pozo. / leonoticias.com

En el accidente han muerto –según los datos de la última hora de ayer– seis mineros debido a un escape de gas en la mina Pozo Emilio del Valle, de La Pola de Gordón (León). Se trata del siniestro más grave de la minería castellana y leonesa de los últimos 29 años, tras el registrado el 19 de noviembre de 1984 en la mina Grupo Río, en Fabero, cuando una explosión de grisú costó la vida a ocho personas. Los fallecidos, de edades comprendidas entre los 35 y los 41 años, procedían de Bembibre, Ciñera, Fontanos, Robles de la Valcueva, Paradilla y Asturias.

Según Magadán, en el siniestro de ayer “no ha habido ninguna explosión”, por lo que, según sus informaciones, “una avenida brusca y muy grande de grisú ha dejado asfixiados a los mineros”.

“En estos pozos es público y notorio que existe un problema serio con el gas”, ha añadido el dirigente de CCOO. Los mineros llevan un “autorrescatador” que hace que el trabajador lo utilice cuando sube los niveles de gas. Sin embargo, una posible “avenida brusca” hace que no dé tiempo a su utilización.

El alcalde de La Pola de Gordón, Francisco Castañón, estuvo toda la tarde a las puertas del pozo minero y en los primeros momentos reconoció que “toda la comarca está muy consternada” por los seis fallecidos. “En estos momentos hay que prestar todo el apoyo a las familias y atender a los heridos”, aunque dijo estar “profundamente apenado” por este accidente.

La primera versión de la empresa, la Hullera Vasco-Leonesa, confirmó leonoticias.com que el fallecimiento de los seis trabajadores de su plantilla, registrado a las 13.45 horas, se debió a un “repentino escape de grisú”, en el Pozo Emilio del Valle, en Santa Lucía de Gordón. Las instalaciones están paralizadas y el resto de los trabajadores se encuentran fuera de la mina. Asimismo y según un comunicado, se está realizando la investigación tendente a conocer con exactitud las causas del accidente. Por último, indica que “en estos momentos de profundo dolor queremos transmitir nuestros sentimientos de condolencia a todos los familiares”.

El apoyo político y sindical no cejó. Desde el ministro de Industria, José Manuel Soria, que llegó hasta La Pola de Gordón acompañado por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; pasando por las muestras de solidaridad enviadas por los socialistas Alfredo Pérez Rubalcaba y Óscar López; o, incluso, la petición de “esclarecimiento” por parte del responsable de Energía de IU federal, Adolfo Barrera.

Como consecuencia, la Junta de Castilla y León decretó ayer tres días de luto oficial en la Comunidad “como testimonio del dolor de Castilla y León ante la pérdida de vidas humanas en el grave accidente minero acaecido en La Pola de Gordón, León, y en señal de condolencia y respeto”.

Un familiar llora a las puertas del pozo minero. leonoticias.com

Un familiar llora a las puertas del pozo minero. / leonoticias.com

Los muertos serán enterrados en sus respectivas provincias. Las investigaciones continuarán sus pasos. Pero ¿qué ocurrió para que hubiera esa “avenida brusca” de grisú? ¿Había suficiente vigilancia para preverlo? Como dijo el dirigente de CCOO Jesús Magadán, “es duro para todos. Después de meses de que la gente se intentara ganar la vida, ahora viene esto”. Esto es “muy jodido y muy complicado”.

Eldiario.es

Anuncios