img_5893

Opinión/Social/José María Hernández/VMPress.

Hasta ahora, ustedes han mantenido un sistema social basado en lo que conocen como “Sistema Piramidal”, donde un rey es el máximo dirigente y desde él se va descendiendo de estrado hasta llegar a la base donde se encuentra la inmensa mayoría de hombres y mujeres y que, gracias a su trabajo y sufrimiento, son el sustento de todas las que les preceden. Nunca esas bases supieron vivir la vida, nunca les dejaron gozar de ella. Les dijeron que la vida era eso que vivían: miseria, penuria, hambre, enfermedades, incultura, esclavitud… Para ello había una casta sacerdotal que les indicaba que habían pecado y que tenían que pagar por ello y que, el dios de turno, les recompensaría en el más allá y que, mientras tanto, debían de pagar todas sus deudas, que no robaran y que obedecieran siempre todo cuanto se les dijese. Que jamás pusieran en duda el estado en el que las cosas estaban siglo tras siglo, que así lo había querido el Señor, que ellos estaban ahí por designio Suyo para consolarles y reconfortarles.

Han sido engañados y estafados desde el inicio de su tiempo y es por ello y por la imposibilidad total de reconducir ese sistema por ustedes mismos, lo que nos ha decidido a REINICIAR SU MUNDO de acuerdo con las siguientes fases:

FASE UNO: ECONÓMICA Y FINANZAS

ELIMINACIÓN DE LOS PARÁMETROS ECONÓMICOS Y FINANCIEROS

1ª.- En el transcurso de este comunicado mundial, que está siendo emitido por todos los medios de difusión posibles, todas las bases financieras y económicas del mundo serán reseteadas y vueltas a lo que ustedes entienden como valor cero. De tal forma que los hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, pasados, presentes y futuros de su planeta serán liberados de la mayor y más grande mentira a la que fueron conducidos: LA DEUDA. También sus Estados y Países se verán liberados de ese virus inmoral y mortal, que sólo les ha procurado infelicidad y desgracia. Tras los breves minutos que durará el proceso de borrado, su mundo volverá a una posición de salida, a una posición de sanación y curación, donde nadie, ni nada, deberá algo a alguien o a organismo, mercantil o institucional. Todas las deudas pasadas, presentes y futuras serán, sencillamente eliminadas de cualquier registro. La putrefacción de su sistema monetario será, así, sanado y rescatado de las fauces de la codicia y avaricia. Un nuevo sistema donde el PIB (Producto Interior Bruto) se transformará en PFB (Producto de Felicidad Bruta)

2ª.- Además, las cantidades de los fondos depositados en lo que se conoce como paraísos fiscales y el importe consignado de esas deudas pasadas, presentes y futuras pasarán, a partes iguales y como dinero-ciudadano, a cada uno de los hombres y mujeres de este planeta. Todo ser humano del planeta tierra dispondrá de los fondos necesarios para poder desarrollar una vida digna y próspera. Es socializar los beneficios por primera vez en la historia y no privatizarlos como hasta ahora.

3ª.- Los requerimientos a las personas y entidades que mantengan depósitos financieros en las cajas de seguridad de las entidades bancarias y financieras o en cualquier otro lugar, también han sido emitidos para que confirmen los importes y valores sustraídos, así como su entrega inmediata en los nuevos Consejos de su residencia.

4ª.- Las distintas monedas de las que se han ido dotando serán anuladas y no serán sustituidas por ningún otro elemento de vasallaje ni esclavitud. Se creará la tarjeta de la Felicidad Humana como único instrumento de identificación y de intercambio.

5ª.- El oro, la plata y cuantos minerales sean, dejaran de tener el valor hasta ahora concedido.

6ª.- Todos los patrimonios inmobiliarios de estas estructuras bancarias y financieras serán puestos a disposición de las necesidades sociales de los ciudadanos.

FASE DOS: ELIMINACIÓN DE LA INDUSTRIA NOCIVA

1ª.- A partir de este momento también se están realizando acciones contra toda actividad industrial dirigida hacia la fabricación y/o elaboración de armas o sistemas de aniquilación procediendo a su cierre y desmantelamiento. Todo individuo u organización, gubernamental o no y poseedora de cualquier tipo de arma, procederán a su entrega en el plazo de tres días. Quedan eliminados todos los ejércitos y policías, así como todos los servicios o agencias de investigación y de servicios secretos.

2ª.- Se procede, de igual manera, a la clausura inicial de toda industria química. Paulatinamente serán eliminadas todas aquellas que sean consideradas no necesarias y peligrosas para un desarrollo armónico, ecológico y respetuoso con la Naturaleza.

3ª.- Con el carácter de emergencia serán puestos al servicio de la Humanidad todos los desarrollos tecnológicos que fueron secuestrados por los intereses mezquinos y espurios de su falsa élite. Energía libre, abundante, no contaminante y disponible en cualquier lugar del planeta. Así como las soluciones fáciles y sencillas para la curación de todas aquellas enfermedades –provocadas por la maldad del propio sistema instaurado hasta ahora- y que generaban muertes, sufrimientos, dolor, todos ellos innecesarios y de altísimos costes para las propias víctimas.

4ª.- Paralización de toda producción transgénica y que suponga la alteración natural de todo proceso. De igual forma, eliminación de todo compuesto químico que altere las propiedades inherentes al producto. Serán facilitadas nuevas técnicas de preparación y conservación de los productos mucho más acordes con los procesos naturales y sin consecuencias tóxicas en sus organismos.

5ª.- Los viejos parámetros de mercado, la oferta y la demanda, el encarecimiento de los productos quedarán abolidos y todo se mantendrá accesible a todos. El elemento disgregador de la escasez será sustituido por el de la abundancia.

FASE TRES: NUEVO ORDENAMIENTO

1ª.- Todas sus instituciones nacionales e internacionales, ya sean de gobierno como de cooperación, quedan disueltas y sus integrantes separados de ellas. Serán efectivos todos los Consejos, que a los distintos niveles se conformen, y que serán compuestos por ancianos, que con todas sus capacidades intelectuales intactas, sabrán valorar las necesidades y prioridades de su comunidad. Su experiencia vital es el mejor bagaje de todo aquello que es esencial y qué no. En un principio y durante el tiempo necesario, cada uno de esos Consejos, contará con nuestra asistencia y ayuda para asentar las nuevas bases de una sociedad mejor, más igualitaria, suficiente y libre y en disposición de acometer otras tareas de mayor y mejor desarrollo y progreso para todos.

2ª.- De igual modo todas sus viejas creencias, lo que conocen como religiones, son abolidas y despojadas de todas sus falsedades. Su único credo, a partir de ahora, será la consecución de la salud y de la felicidad de su vecino, así como la observancia de que sus necesidades sean cubiertas. Es la colaboración y la solidaridad de unos hacia otros, lo que les reportará paz y tranquilidad a sus espíritus y a su mundo.

3º.- Los nuevos instrumentos de producción requerirán mucha menos dedicación a las tareas de generación de lo necesario para la vida. Al abolir productos innecesarios y obsoletos, los que se elaboren tendrán una mayor duración y serán restaurados tantas veces como fuera necesario antes de su definitiva eliminación. Acabar con el despilfarro de los escasos recursos de su planeta y la nociva complacencia de consumir por consumir. Su dedicación a lo que hasta ahora han conocido como la esclavitud del trabajo, será reducida a los máximos posibles. Con la formación adecuada y los recursos cubiertos podrán dedicarse a lo que a cada cual guste.

4ª.- Todos los bienes inmobiliarios de estos organismos nacionales, supranacionales y religiosos, serán puestos a disposición de las necesidades sociales de los ciudadanos.

5ª.- Este nuevo hombre, esta Nueva Humanidad ya no contará con los elementos de disgregación ni de separación; tampoco con los de destrucción. Pasará a disponer de mucho más tiempo para dedicarlo al estudio, a la cultura y a las artes; a la investigación y al desarrollo sostenible e infinito que la armonía y equilibrio de todas las partes conlleva de manera inevitable. Un nuevo mundo sin envidias, ni revanchas; sin odios, ni venganzas; sin chantajes, ni engaños. Un nuevo mundo sin codicia, ni usuras; sin recelos, ni abusos. Un mundo donde la libertad de cada ser sea respetada y realmente vivida.

Un nuevo mundo donde la felicidad sea posible para todos y no a costa del otro, ese será nuestro único objetivo y para su consecución total, estaremos en su planeta todo el tiempo necesario hasta asegurarnos de que son ustedes reiniciados en estos nuevos sistemas, en este nuevo amanecer de su raza. Conseguidos todos estos fines, su nueva Humanidad tendrá ante sí la posibilidad de unirse a nuestra Alianza Intergaláctica y la ocasión, tantas veces antes perdida, de descubrir los secretos que tanto han ansiado en su vana Historia.

Anuncios