Auxilio Social de Posguerra
Auxilio Social de Posguerra

js-modified-2Juan Sánchez | Opinión | Política | Social | 

Que no se quiera ver la realidad no significa que vaya a evaporarse de las calles. Decidir, gobernar, presuntamente para la totalidad, según aquella filosofía de los tres monos sabios japoneses, Mizaru, Kikazaru, Iwazaru: “No ver, no escuchar y no hablar”, no significa que el abandono que plaga al sector social más vulnerable haya dejado de existir. Decidir lo que urge a la nación con ojitos de caramelo, manifiesta complicidad y en claro beneficio de una élite muy concreta, y que al resto de pringaos se la sople un pez, no me parece lo más recomendable para la estabilidad de la esquilmada España nuestra…

Que los medios colaboran sin tapujos en esta opereta de los miserables, ya no escapa a casi nadie. Que se desinforma y manipula a la ciudadanía pegada al televisor como única fuente de noticias, ha quedado más que demostrado con la última champaña de lavado o ‘lavativa’ de imagen de nuestra monarquía.

Monopolizando, colapsando los telediarios con la operación de su ex-majestad el rey J. C. , han tendido un es-tupido velo sobre una nación antes embelesada por la sucia trama de corrupción que afecta no solo a la clase política en masa, si no a la mismísima casa del monarca (2013). Y lo que te rondaré morena. Las cabezas pensantes tienen unos cuantos meses de convalecencia real para urdir planes de ‘tuneo democrático’ y pulimentado del cuento pala-ciegos. Pero siempre habrá otra visión extramuros: eso si nos dejan a la escasa ciudadanía que se expresa en libertad, seguir pensando por cuenta propia y no se nos ‘sugiere’ un guión mediante un motorista ‘fantasma’ al más puro estilo de su antecesor al frente del estado, clausurando los libres comentarios, para ser lanzado,  cual paradigma nacional, al viento que más atonta al pueblo. O nos meten en la cárcel, directamente. Total, ya se considera esta nación como anti-democrática o ‘república bananera’. Incluida en la ‘lista negra’ europea como país carente de libertad de expresión. Anacronismo refrendado por la “Organización para la Seguridad y Cooperación Europea (OSCE)” “Europa incluye a España en la ‘lista negra’ de países sin libertad y el único del mundo que no admite inspeccionar su régimen”

Lo extraño, aunque no tanto, es que partido político alguno haya reflexionado aún sobre este particular y sucio dilema. Parece ser que dichos partidos ‘democráticos’ y defensores de la libertad ciudadana, salvaguardan los derechos fundamentales del movimiento nazi-onal en el forro de sus gayumbos/as parlamentarios. O lo que viene a ser lo mismo, que están muy agustito’ trincados a la teta pública como para meterse ahora en berenjenales reales y poner la tilde donde hubiera de ponerse. Y es que la basura fermenta donde menos imaginamos, y es tan cálida por dentro, y tiene tan poca vergüenza. Todo esto así a voz en pronto, y porque no nos autorizan a escarbar en los entresijos de esta farfolla seudo-democrática, que para ello están magreando la ley de transparencias con salto de cama y corpiño de armiño, por seguir engañando al patio de butacas con alguna escenita subida de tono, al más puro estilo del último tango en la Moncloa, o en la zarzuela de moriscos, qué más dará. ¡Chapeau por los guionistas! Que les den la oreja, del rabo mejor no hablamos, y vuelta al ruedo nacional.

Me dice una anciana que hasta hace escasos días sentía gran admiración por su majestad: “¿Por qué no nos sacan a nosotros los viejos, que llevamos toda una vida trabajando, pagando impuestos, dejándonos la vida para salir adelante? ¿Por qué no nos sacan en la tele? Yo me rompí la cadera al caerme en la ducha y no cazando elefantes, que me enterado yo cómo fue la cosa, y bueno… Y llevo una prótesis, y rulo con una andadora de por vida, y bueno, andar ando poco. Y ahora las cuatro perras que me daban, me las quitan, después de toda la vida pagando. ¿Por qué no sacan a tantos ancianos, impedidos, paralíticos, parados, indigentes o críos con problemas muy serios para sobrevivir a las dentelladas del HAMBRE?  Seguro que al rey no le faltarán medicamentos en ese hospital privado, ¿verdad, nene? Seguro que no le aplican el dichoso copago de los pobres, claro es una clínica de lujo. ¿Quién paga las facturas del rey, nene? Igual somos los españoles que no tenemos ni para comer. A mis ochenta y tantos hay cosas que no me entran en la cabeza. Estamos como en el treinta y nueve… siempre en la miseria!!

Cartilla de 'racionamiento' posguerra civil española
Cartilla de ‘racionamiento’ posguerra civil española

Servidor no tiene argumentos para contestar, son palabras tan dolorosamente exactas, que no voy a añadir reflexión alguna. Solo apuntaré la ‘genialidad’ última de nuestro gobierno: Copago para enfermedades muy graves, cáncer, sida, hepatitis, etc… van a morir muchos enfermos por los recortes y copagos… ya veremos como reaccionan los familiares entonces.

Os voy a dejar con una anecdótica conclusión: Mirando una moneda con la efigie de su majestad, concluía este artículo. Y me vino a la mente aquella expresión del latín clásico: “A Deo rex, a rege lex” (Desde dios el rey, desde el rey la ley). Avanzando un poco más en la idea, algún duende revoltoso, y quizá republicano, iluminó mis plebeyas entendederas: “El dinero es tu dios, yo hago el dinero, soy tu rey, soy tu dios” No me gustó en absoluto la expresión de la ‘moneda’. Ni las conclusiones extraídas de la misma. Un monarca ha de estar al servicio de su pueblo. Un político ha de estar a las órdenes del pueblo. Ambos han de dar ejemplo al pueblo. Y no mal ejemplo. Anteponer el sucio negocio de unos locos avarientos -La Banca asquerosa y podrida- a la supervivencia de un pueblo entero, automáticamente desautoriza al gobernante como representante de la nación. Las leyes en última instancia han de ser ‘sancionadas’ por la corona. Al rubricar unas leyes injustas la corona se vuelve injusta e impopular. Igual sería el momento justo de preguntar a la nación: ¿Qué es un Rey para ti? y de paso, si el pueblo español quiere una monarquía heredada del franquismo que ‘descuartizó’ la república de todos, para imponernos esta oscura ‘democracia’ de los pocos. Una pregunta final: ¿Se puede decir aquí ¡Viva la República!, o mejor me hago el ciego, el sordo y cierro la boca cual esos ‘mono-sabios’ del imperio dónde nunca se ponía el sol? Punto.

unamuno2-modified
“Un pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla” – Confucio* –

*Confucio y sus seguidores se encontraron a una mujer llorando desconsoladamente. La mujer estaba sentada y nada parecía poder calmarla. Le preguntaron por qué lloraba. La mujer contó que en ese mismo lugar un tigre había matado a su esposo y a su hijo, cuyas recientes pérdidas lloraba. A todos les sorprendió que se quedara allí ya que el tigre bien podría volver al lugar y devorarla también a ella. La mujer, cuando le preguntaron por esta cuestión, respondió “¿A qué sitio podría irme? Si me marcho puede que encuentre a un gobernante más cruel“. Confucio se quedó pensativo mirando a la mujer y aleccionó a sus seguidores con la frase que sigue estando vigente hoy en día “un gobernante tirano es mucho peor que un tigre devorador de seres humanos“.

 confucio-frases-modified

Autor: Juan Sánchez. Texto Bajo Licencia Creative Commons © 2013

Anuncios