[Img #5821]

“El principal causante de esta sangría de pobreza: la austeridad”. Asegura la ONG Intermon Oxfan

Social/Prensa/VMPress.

La crisis y los recortes han golpeado con dureza a la sociedad europea, y con más saña si cabe a la española. Pero, lamentablemente, este panorama aún dista de lo que podría llegar a convertirse el Viejo Continente en apenas 12 años de seguirse las tendencias actuales. Un informe bastante poco tranquilizador ha hecho saltar las alarmas en Europa: 1 de cada 3 europeos podría ser pobre en 2025, según Intermón Oxfam. Un panorama catastrofista que se torna aún más desolador si atendemos a las cifras de nuestro país: de los 25 nuevos millones de pobres que la ONG estima que habrá en Europa, España aportará 8 de ellos…

El informe de la ONG arremete como principal causante de esta sangría de pobreza contra un solo culpable: la austeridad. “Se están sentando las bases de una sociedad tremendamente injusta”, aseguró la responsable de investigación de Intermón y coautora del informe, Teresa Cavero.

En el año 2012 uno de cada cuatro españoles (12,7 millones), asegura la ONG, estaba en riesgo de pobreza o exclusión social, lo que supone un aumento de 2,1 millones desde 2008. Según el estudio, de mantenerse esta tendencia, en 2025 nuestro país podría tener 20 millones de pobres (7 millones más que en la actualidad), lo que representaría el 42% de la población.

Frente a una escena tan desesperanzadora, el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, preveía a finales de agosto que España saldrá de la recesión en el tercer trimestre del año. ¿Y de la crisis? Esta es la puntilla que pone a esta afirmación el economista Edward Hugh. España podrá experimentar crecimientos positivos, asegura, pero tendrá que combatir con un enemigo a largo plazo: su legado de deuda. Y algo parecido ocurre con la creación de empleo.

En este sentido, el informe de Intermón Oxfam pone de manifiesto también la existencia de una “pobreza activa”, aquella que se da entre la población ocupada. Según informó Cavero en la rueda de prensa, es “una bolsa de pobreza creciente” que tiene su origen en la reforma laboral.

De este modo, Intermón ha urgido al Gobierno a dar un “giro rotundo” a estas políticas y proponen una serie de medidas urgentes, como resolver el problema de la deuda pública, ya que en la actualidad uno de cada tres euros en España se destina a pagar los intereses que esta genera.

Cáritas ya advirtió en el informe Foessa 2013 del cruento retroceso de los ingresos, que afectan de manera más dolorosa a las rentas más bajas. Si hace un año en el primer Informe anual de FOESSA el secretario general de Cáritas Española, Sebastián Mora, hablaba de “una pobreza más extensa, intensa y crónica”, los datos del Informe 2013 indican que ese proceso de empobrecimiento se ha profundizado en extensión e intensidad.

Y es que, según el informe de Cáritas ‘Desigualdad y Derechos Sociales. Análisis y Perspectivas 2013’,la situación de pobreza severa (30% de la renta mediana, 3.650 euros anuales) también crece, y yaalcanza al 6,4% de la población, mientras que en 2008 era del 4%. En total, cifra en unostres millones los españoles en pobreza extrema.

Una sociedad fracturada a causa del severo aumento de la desigualdad es la premisa que comparten ambos estudios. Intermón asegura que, de continuar las políticas de austeridad, la brecha de la desigualdad se disparará de tal forma que dentro de 12 años el 20% más rico de la población española podría ingresar 18 veces más que el 20% más pobre. Por su parte, el informe de Cáritas insiste en que “los recortes en los servicios públicos de bienestar pueden suponer una ruptura definitiva para los más pobres”. Una opinión que comparte el 76% de los españoles, quienes creen que el incremento de la pobreza está directamente relacionado con las medidas de austeridad, según un análisis de Metroscopia.

Agencias

Anuncios